Publicado el: 11, Ago, 2017

Un explosivo detonó en la empresa que está a cargo del escrutinio


Un explosivo detonó en la empresa que está a cargo del escrutinio
11/08 – 10:00 – Una encomienda-bomba explotó en las manos de la recepcionista de la oficina de Indra en Puerto Madero; hubo tres heridos, ninguno con riesgo de vida; el Gobierno buscó minimizar el impacto del hecho

Por: Gustavo Carabajal
Una encomienda explotó al ser abierta por la recepcionista de Indra, la empresa informática que pasado mañana tendrá a su cargo el escrutinio provisorio de votos en las elecciones primarias para elegir a los candidatos a legisladores.

El hecho ocurrió 72 horas antes de las elecciones en la oficina de la empresa, situada en Cecilia Grierson 255, Puerto Madero. Como consecuencia de la explosión, ocurrida minutos después de las 16.30, la recepcionista y dos empleados de la compañía sufrieron lesiones, principalmente quemaduras.

La mujer y uno de los hombres fueron atendidos en el Hospital Argerich y, luego de que les curaron las heridas en el shockroom, fueron derivados a clínicas de sus respectivas obras sociales debido a que no tenían riesgo de vida. El tercer lesionado fue atendido en Indra por los médicos del SAME, que llegaron al edificio luego de una llamada al número de emergencias 911.

“Vi a la recepcionista toda ensangrentada. Tenía el labio cortado y heridas en la cara, el cuello y los brazos. Recibió el mayor poder de la explosión y, además, fue herida por las bolillas de rulemanes que había dentro del paquete con explosivos”, dijo a LA NACION, conmocionado, uno de los empleados que estaban en la oficina, a pocos metros de donde se produjo la explosión.

Este empleado opinó que el ataque estaba inequívocamente vinculado con los comicios. “Fue por las elecciones, no tengo ninguna duda. Y no se trató de una simple amenaza o de un petardo para darnos un susto: fue directamente para matar”, dijo a LA NACION el testigo, que pidió reserva de su identidad.

Ese informante confió que el paquete que contenía el explosivo llegó anteayer a la vieja sede de Indra, en Paraná 1073, de donde la compañía se mudó el 31 de julio pasado.

La gravedad del episodio y del atentado mismo quedó reflejada en el hecho de que el paquete (una encomienda) contenía bolillas metálicas de rulemanes, capaces de provocar daños severos.

Según el testigo, el estruendo provocado por la explosión sacudió los paneles que separan cada uno de los espacios asignados a los empleados. La encomienda había sido retirada por uno de los cadetes de la empresa y tenía como destinatario el sector de Recursos Humanos de la compañía. El testigo indicó que no figuraba ningún destinatario en particular ni una identidad específica.

Ahora, los investigadores al mando del juez federal Daniel Rafecas y del fiscal federal Guillermo Marijuan tratarán de determinar si fue un atentado contra Indra o un ataque por cuestiones personales contra un empleado de la firma.

Una vez conocido el incidente el Gobierno lo vinculó a las elecciones, pero buscó minimizar su impacto social. El Ministerio de Seguridad de la Nación emitió un comunicado para informar que el explosivo utilizado en el ataque sería de bajo poder. Pero un testigo dijo que la detonación provocó un “boquete importante” en el escritorio de la recepcionista.

Anoche todavía trabajaban en el lugar los peritos de la brigada de explosivos de la Prefectura para juntar muestras de la bomba e identificar el fulminante utilizado en el ataque. “El hecho ocurrió luego de que la recepcionista de la firma recibiera una caja por correo. Al abrirla, la misma explotó, provocándole lesiones y quemaduras a la mujer y traumatismos a un hombre. Ambos fueron atendidos por el SAME y posteriormente trasladados al Hospital Argerich, sin riesgo de vida. Se estima que se trataría de un artefacto explosivo de bajo poder”, había dicho el Ministerio de Seguridad en el comunicado, sin referirse al posible móvil del ataque.

En la empresa se informó que la explosión no provocó ningún daño contra los sistemas operativos y que se podrá prestar el servicio de control del escrutinio en las elecciones de pasado mañana. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video