martes, enero 19, 2021
16 C
Río Gallegos

El terrorismo informático difunde que la causa volvió a foja cero


12/08 – 11:00 – De acuerdo a las declaraciones del Secretario del Tribunal Oral de Río Gallegos, Dr Edgardo Ortega de ninguna manera la causa Vaizat vuelve a foja cero y por el contrario subsanado los errores de forma, podría volver al Tribunal en dos meses. Esta opinión la comparte tanto el Fiscal como la defensa. En análisis del Secretario lo que se dice en los medios parece terrorismo informático.

Ante las repercusiones que tomaron las novedades surgidas del manejo de la causa instruida a Daniel Varizat, por el atropellamiento de más de 20 personas el 17 de agosto de 2007, hecho que desde que lo publicó OPI salió reflejado en toda la prensa nacional, ayer el Secretario del Tribunal Oral de Río Gallegos, Dr Edgardo Ortega, le dio una entrevista a Lu12 donde explicó técnicamente cuáles son los motivos por los cuales la causa vuelve al Juzgado de Primera Instancia.

Al iniciar la conversación el abogado calificó de “terrorismo informático” lo que se dice sobre la causa Varizat que lejos está de volver a fojas cero, tal como lo dejó aclarado.

«Analizando lo que se dice parece que esto fuera terrorismo informático, porque realmente las versiones que se dieron por distintos medios están muy fuera de la realidad. Lo concreto y abstrayéndonos de quién sea la persona que esta imputada en esta causa es que el Tribunal, de acuerdo a las facultades que le otorga el Código, hizo un control de las prescripciones de instrucción y en ese control detectó dos omisiones que ordenó subsanar”.

Refiriéndose sin nombrarlo a José Luís Medina que instó a la acción penal por lesiones en sede policial y judicial, pequeño detalle que se le pasó al Juez, Ortega dijo

“Concretamente en una de las mismas hubo un hecho donde una persona denunció lesiones en la sede judicial y policial, donde se certificaron las lesiones y están las constancias de ingreso al hospital, fue citada por la Justicia, pero el Juez omitió indagar al señor Varizat y seguir los plazos procesales para clausurar la instrucción, entonces, lo que dispuso el Tribunal previo a la elevación de decretar la nulidad de la clausura de instrucción y previo a la elevación, digamos, que instruye ese hecho, es decir que se lo den a conocer al señor Varizat para que pueda ejercer su derecho de defensa en la declaración indagatoria, y en su caso si estima que la
prueba es suficiente, ordene el procesamiento y después la elevación a juicio”, remarcó.

Esto no es volver a foja cero, este trámite que ordenó el Tribunal puede hacerse en un tiempo breve, que no es un año como decían algunos medios, todo depende de varias circunstancias, pero yo calculo que en no más de uno o dos meses se puede subsanar esa omisión. En tanto que otro de los motivos por los cuales se decretó la nulidad de la clausura de instrucción es que la defensa de Varizat presentó un escrito, cuando le dieron traslado del requerimiento de elevación a juicio, planteando que no correspondía el elevamiento porque en ese momento cuando le dan el traslado no esta firme el procesamiento, porque había una casación en el Tribunal Superior de Justicia. Presentado ese escrito, con posterioridad se certificó que el Tribunal había resuelto y no le dieron nuevamente traslado, así que como consecuencia de ello el defensor no pudo ejercer las facultades que establece el 332, y entonces solicitó que subsanado el tema del hecho denunciado que no había sido indagado, y subsanado el traslado a la defensa la causa estaría en condiciones de volver a juicio” agregó en forma de aclaración el Dr Ortega.

Sobre las posibilidad de que el juicio se haga este año dijo “uno puede hacer un pronóstico, pero yo calculo que en breve el Juez de Instrucción subsana eso y puede volver antes de fin de año para que el Tribunal tramite la causa y oportunamente disponga la realización de la medidas procesales que sean necesarias, ya sea juicio o lo que pidan las partes”.

En sintonía con Ortega

Tanto el Fiscal Andrés Vivanco como el defensor Dr Javier Pérez Gallart coincidieron en que la causa de ninguna manera vuelve a foja cero. Ambos abogados resaltaron que Varizat lesionó a 24 personas y en la causa figuraban 23 y por otra parte el expediente que lleva algo más de 900 fojas posee algunos “detalles menores” que hacen a la formalidad del procedimiento que no han sido rigurosamente cumplimentados por la parte querellante.

Si hablamos de terrorismo…

No es nuestra intención dan una opinión abierta en este espacio sobre los dichos del Secretario Edgardo Ortega, pero indudablemente que la asignación del calificativo que hizo el letrado sobre la información que recorrió los principales medios nacionales, partiendo de nuestro portal, merece, al menos una reflexión.

Si el Dr Ortega a esta altura de los acontecimientos cree que podemos ser tan inocentes como para creer que un juez incurre en un error como el que él mismo apunta, entonces indudablemente somos terroristas de la web. ¿Puede ser que el Juez “omita” – como dijo Ortega -indagar a Varizat?. ¿Puede seguir siendo Juez un Magistrado que se olvida de su responsabilidad y desconoce los procedimientos?

Cuando el abogado intenta hacer abstracción “de quien se trata” alegando este espurio principio de igualdad ante la ley, es indiscutible que por la trascendencia de hombre público que tenía Varizat, el contexto social en el que transcurrieron los hechos y por la magnitud del acto criminal, el Sr Ortega no puede desconocer el enorme peso emocional, social y politico que tiene esta cuestión.

Por otro lado si nosotros somos terroristas informáticos, habría que recalificar a la justicia de Santa Cruz cuando existen tantos hechos irresueltos o causas cerradas a expensas del poder como los fondos de Santa Cruz, el Banco Provincia, la desobediencia a la Corte Suprema para restituir a su cargo al Dr Sosa, la falta de investigación en la represión a los municipales el 9 de mayote 2007, la golpiza a los caceroleros del 2002, la falta de investigación y esclarecimiento en las bombas molotov arrojadas sobre un gimnasio y el auto quemado de Adosac o el secuestro del hijo de una dirigente de ATE, todo en el 2007 en pleno conflicto. El fraude electoral en la provincia que involucró a todos y cada uno de los sublemas del partido gobernante. Otro icono de la justicia “de terror” es la falta de esclarecimiento en el caso Sayago, la tortura de la policía denunciada por el propio Jefe de la Fuerza y podríamos seguir por varios minutos detallando aquellos actos criminales, ilícitos y defraudaciones que nunca han sido aclarados en Santa Cruz y sobre cuya Justicia abundan los antecedentes como para pesar mal y creer que en esta oportunidad como en tantas otras solo se intenta matar al mensajero. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos