domingo, enero 17, 2021
9 C
Río Gallegos

El pez por la boca muere


14/08 – 12:25 – Extrañamente el caso del video del Concejal en actos de su vida privada aparece en el momento menos oportuno ¿Casualidad u operación en contra de una persona?.Significativamente algunos medios que se han regodeado de “cuidar” y “no meterse” con la intimidad de las personas, no dudan en poner el video en su página web, contraviniendo sus preceptos éticos. (¿?)

En las últimas horas trascendió en la web un video que fue “colgado” en You Tube donde muestra al Concejal José Amador Hidalgo en el barrio denominado “Las Casitas” y su publicación se hace precisamente horas antes del inicio de la audiencia pública donde el edil impulsa un proyecto sobre la nocturnidad y el cierre de estos prostíbulos en un horario que impida la concurrencia de menores.

Aún sin conocer al Concejal ni saber (ni importarnos) cuáles han sido los motivos por los que estaba allí esa noche, queda perfectamente claro que la filmación no es un hecho casual sino que su observación demuestra la existencia de una acción premeditada de registrarlo en una situación comprometida que lo haga colisionar públicamente con su prédica política.

Detalles como la utilización de una cámara de video (no un celular), el seguimiento, la distancia desde la cual se enfoca, la apertura y cierre de cuadro para “contextualizar” la escena en el entorno y que a nadie le queden dudas que es él y que está en Las Casitas, son detalles muy elocuentes. Luego, cuando supuestamente las cuatro personas que aparecen en la filmación, llegan a un domicilio desconocido es evidente que quien filma está esperando el arribo del auto y eso sólo puede lograrse si se sabe de antemano el destino de las personas.

Indudablemente que esta tarea estuvo orientada, dirigida y apuntada a destruir la credibilidad del Concejal. Sin embargo queda en duda la efectividad de esta “operación” ya que el mismo video no tiene audio ni muestra en ninguna situación comprometida al edil y todo lo que allí se ve abre las sospechas y las suposiciones, pero concretamente no prueba absolutamente nada y dependerá de los argumentos esgrimidos por el propio Hidalgo para que la gente crea que dice la verdad o miente para encubrir y justificarse.

¿Qué dudas hay que se trata de una operación tendiente a destruir los argumentos políticos del Sr Hidalgo?, ninguna. Ahora bien, esta persona es soltera no tiene esposa ni hijos con lo cual el daño familiar es prácticamente inexistente, sin embargo el daño moral existe y la difusión en You Tube del video es una mancha difícil de explicar para el Concejal desde el punto de vista político y como impulsor de una norma reguladora de la nocturnidad en la ciudad. Él tendrá sus razones.

¿Y la ética?

Sin embargo lo más llamativo es el comportamiento que han tenido algunos medios y particularmente uno de ellos que en otra oportunidad cargó contra OPI cuando una funcionaria municipal chocó con su vehículo en plena vía pública y desde aquí se relató el hecho.

Ese medio, que en aquella oportunidad intentó dar una clase de moral e hizo todo un ensayo sobre la necesidad de preservar la intimidad familiar, el derecho de las personas y las “cuestiones personales” separadas de la función pública, esta mañana colgó en su página web el video completo del Concejal Amador Hidalgo, con un sugerente título “¿Ud conoce a esta persona?”.

No vamos a interferir sobre la libertad que tenemos todos de manejar las noticias o la información como mejor creamos, ni vamos a levantar la fútil bandera de la ética periodística que siempre está en el ojo de la tormenta según del lado que se mire; pero convengamos que existe una gran contradicción por parte de ese medio, toda vez que coloca en su web un video anónimo (eso creemos) que colisiona directamente contra aquellos preceptos ideales que sostienen desde un micrófono y que (obviamente) jamás cumplieron.

Pero más grave aún es que el video que muestra ese medio ni siquiera es tomado de You Tube, lo cual los pondría al menos ante la excusa de que es reproducido. No, el video es una copia de calidad y editado, lo cual indica que ese medio tiene el original o reproduce una copia obtenida del master. Y más aún demuestra que existió una indisimulada intencionalidad de mostrarlo al público sabiendo de antemano que a quien se “escracha” allí es a una persona reconocida en la ciudad.

Esto lo decimos como forma de demostrar en los hechos quiénes somos lo que informamos y quienes juegan a ser informadores. Quienes no estamos abonados a los dineros de los que luego corren a desmentir sus acciones públicas y quienes cobran para permitir el derecho a réplica que algunos suelen pagar como perfectos idiotas. Patético. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos