lunes, enero 18, 2021
9.6 C
Río Gallegos

La Anónima: el gran negocio de “Tu vuelto vuelve”


16/09 – 16:00 – Un periodista de El Bolsón (Río Negro) desnuda el negocio de los centavos que bajo el lema ‘Tu vuelto vuelve’ implementó uno de los supermercados más antiguos de la Patagonia. El colega cuenta lo que sucedió en su localidad, nos envió el material y admite que todo esto se enmarca en una estrategia cuasi extorsiva. Si uno deja el centavo alimenta un engranaje anónimo de enriquecimiento por fuera de todo control, si uno se niega a donarlo queda expuesto a la recriminación social de los que están mirándolo.

El periodista Ángel Daniel Morales (DNI 11.595.680) que nos escribe desde El Bolsón, Río Negro, hizo una investigación muy curiosa sobre un tema al cual en alguna oportunidad nos hemos referido y es esa especie de “extorsión implícita” a la que se somete a la gente, cuando sosteniendo como excusa un objetivo loable como la ayuda a una entidad de bien público una cajera en forma automática le pregunta a la persona que paga en caja si quiere donar diez, veinte o más centavos para determinada entidad de bien público.

La disyuntiva nace en la gente, no por el monto de la donación precisamente, sino por el incierto destino que tendrá la misma que sumadas al final del día es una cifra increíble, al no quedar registrado en ningún lado que se ha efectuado esa donación. Claro, es tan nimio el importe que se lo pone al cliente entre la espada y la pared; entre decir que si y colaborar vaya a saber con quien y decir que no y ser blanco de las miradas más lacerantes de quienes esperan detrás de él.

Este juego perverso está muy bien descrito por el colega rionegrino en el artículo que nos envió. Como aporte propio, podemos decir que un sistema similar hemos observado en Punta Arenas (Chile) donde en los supermercados instalados dentro de la Zona Franca, se suele hacer una campaña similar, solo que el Estado allí les obliga colocar a la vista de toda la gente al finalizar la misma un gran cartel donde figura: nombre de la entidad beneficiada, monto de lo que se recaudó, período, fecha de cierre, día que se libró el pago a la entidad y número del cheque con que se abonó el importe recaudado. Y eso lo pudimos comprobar personalmente.

Conversando con empleados del supermercado chileno nos indicaban que al finalizar el día hay todo un mecanismo de registro y guarda de lo recaudado y diariamente esos fondos son depositados en una cuenta especial que no se tocan hasta que se libra el pago total y definitivo al final de cada campaña.

El caso de La Anónima en El Bolsón.

La firma Sociedad Anónima Exportadora e Importadora de la Patagonia, conocida como los grandes supermercados LA ANÓNIMA, cuidando mucho su propia imagen y para ser vista como generosa y solidaria empresa, ‘ayuda’ a entidades e instituciones de bien social promocionando campañas con el lema: ‘Tu vuelto vuelve’, mediante la cual sus clientes pueden donar hasta 25 centavos de su vuelto a una institución benéfica elegida por el supermercado.

En El Bolsón se realizó la primera campaña para la Escuela Especial Nº21 y luego le siguió como beneficiada, la Asociación Civil Sentir.

Hasta aquí el aprecio por usted.

Para entender por que tanta bondad empresarial, deberemos repasar un poco la historia inmediata:

En noviembre de 2003 fue sancionada por el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación la Ley 25.954 de Lealtad Comercial.

El artículo 1° de la citada ley, incorporó como artículo 9 bis de la Ley N° 22.802 quedando el siguiente texto: ‘En todos aquellos casos en los que surgieran del monto total a pagar diferencias menores a 5 (cinco) centavos y fuera imposible la devolución del vuelto correspondiente, la diferencia siempre será a favor del consumidor’.

Por lo tanto, si el monto a pagar es $3,34 deberíamos pagar $3,30.

Luego de la sanción de esta ley a La Anónima, paradójicamente, se le ocurrió ser solidaria pero con el vuelto ajeno.

Claro, una empresa tan importante como LA ANONIMA (de la cual muchos conocen y saben del origen y de su triste historia en la patagonia), no iva a ‘perder’ tanto dinero.

Aunque tampoco va a quedar como que no nos quiere dar esos centavos que nos corresponden, sino dónde estaría el ‘Aprecio por Usted’.

Obviamente que, luego de pensarla bien, resolvieron ser buenos con pobres instituciones y hacer caridad con dinero ajeno. Fue así que lanzaron la campaña ‘TU VUELTO VUELVE’. A decir verdad, son bastantes sinceros porque vuelve a ellos.

Es así que en la localidad de El Bolsón tomaron el nombre de la ‘Escuela Especial Nº21’ para la primera etapa de su negocio y actualmente, en la segunda edición de esta cruzada solidaria, son generosos con la Asociación Civil Sentir.

Entonces, desde hace tiempo, cuando estamos para pagar en las cajas del supermercado, la señorita cajera nos pregunta: ‘¿Quiere donar seis centavos a la Asociación Sentir?’. Lo que, al donar esos 6 centavos LA ANÓNIMA se libra de darnos a nosotros los 4 centavos que nos corresponden. Tampoco se lo dan a la institución benéfica designada, pues se lo entregan varios meses después. Imagine usted cuánto gana con el monto de lo recaudado depositado en el mundo de las finanzas bancarias. En síntesis, le hacen una gambeta a la ley utilizando la imagen de una institución sin fines de lucro y obligándole al cliente que tanto aprecia, a dejar su vuelto con toda la carga que eso significa.

Por qué? Por que cuando la cajera le pregunta de donar el vuelto, no se le ocurra a usted, apreciado cliente, a decir que no. Porque sentirá que todas las miradas convergen en usted. De los que esperan ser atendidos y otros que lo están observando, además de su conciencia.

Al decir que NO, puede que le digan: ‘¡Qué rata!’. Los directivos de LA ANÓNIMA, analizaron sociológicamente el tema y saben bien que la culpa social los protegerá.. Que si alguien se niega a donar esos centavos la culpa lo perseguirá y la sociedad lo condenará con desprecio (el aprecio es de ellos) por ‘no ser solidario’ y hasta le dirían en la cara: ‘Hay que ser miserable por unos centavos’.

En las revistas de ofertas publicitan sus campañas (esto pasa en todas LAS ANÓNIMAS del país) y los montos recaudados en cada ciudad.

Por ejemplo, desde el 18 de agosto de 2006 hasta el 17 de agosto 2007 en El Bolsón se recaudaron $17.376,77 y el total de la campaña da $813.313,37.

Por lo tanto, si calculamos que por cada 6 centavos que se donaron a esta campaña, el supermercado se quedó con 4 centavos nuestros que debieron habernos dado como vuelto. Descubriremos sin justicia alguna, que LA ANÓNIMA no nos devolvió nada de 542 mil pesos (si, $ 542.000) que nos correspondieron por ley.

Un gran negocio ¿No le parece?
(Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos