viernes, enero 22, 2021
15 C
Río Gallegos

El Ministro Mascheroni no sólo equivocó el procedimiento


29/10 – 13:00 – A medida que pasan los días se ve con mayor claridad que a pesar del hecho irregular existente en el cobro de los adicionales del hospital, la operación desde el Ministerio estuvo inicialmente orientada con otros objetivos. Para combatir la corrupción hay dentro del ámbito de la salud situaciones verdaderamente delictivas sobre las que nadie habla ni investiga. El Ministro actuó a espaldas del Jefe de Ministros y del propio Gobernador, se equivocó y el costo político hoy se reparte en la gestión de Peralta.

Aparecieron en los alrededores del Complejo Cultural, pasacalles con una leyenda que intenta ser un agradecimiento de “la gente” al Ministro de Asuntos Sociales, porque está empeñado en terminar con la corrupción.

La acción espontánea de los muchachos, que son rápidos a la hora de encargar los carteles para rectificar errores de los funcionarios cuestionados, pretendiendo cargar en toda la gente la decisión de unos pocos, no alcanza para tapar los desaciertos de una operación llevada a cabo por un Ministro que equivocó el procedimiento y seleccionó mal el blanco para iniciar su lucha en contra de la corrupción administrativa.

“Gracias Mascheroni por terminar con la corrupción – La gente lo acompaña” reza el cartel y uno piensa si en realidad haberse apiolado que el personal fuera de servicio en Emergencias del Hospital hace adicionales es el mayor nicho de corrupción que puede haber descubierto el Ministro, en un sistema de salud que por fuentes muy cercanas a su propia gestión sabemos que está plagado de “kioscos” y que no son precisamente de 1.300 pesos.

¿Está bien?, No, está mal

Indudablemente que la mecánica utilizada por los empleados del hospital no es la adecuada ni la vía normal para canalizar dineros proveniente de servicios que involucran la utilización de bienes del estado, como en este caso la ambulancia; pero no es menos cierto que esta actividad se viene implementando en el HRRG desde hace por lo menos 10 años y que han sido muchos los médicos que pasaron por el área que hoy maneja la Dra Alicia Campbell y saben perfectamente cómo es el procedimiento seguido para cubrir eventos contratados.

Entre los médicos que estuvieron en Emergencias y que conocen profundamente la práctica de los adicionales, figuran:

Dra. Olga Peralta ( mujer de peralta )
Dr. Claudia Garcia
Dra. Liliana Beher
Dra. Dalma Josler
Dra. Belen Duarte
Dra. Dlicia Brandan
Dr. Mayer Alvarado
Dr. Emilio Cortez
Dr. Fernando Peliche, ( hijo )
Sin olvidar, por supuesto al Sr Gervasio Tolosa Director de Automotores con responsabilidad sobre los movimientos que hacen las unidades sanitarias del hospital.

A partir de allí digamos que hay dos cuestiones que no se pueden soslayar: primero, que el procedimiento en sí, aún cuando sea irregular está aceptado por el uso y la costumbre, lo cual además está reforzado por el hecho de que en ningún momento se trató de una actividad subrepticia, sino que fue abierta y con pleno conocimiento de quienes cumplen tarea en el nosocomio y por ende (se entiende) de las autoridades.

En segundo lugar el Ministro no puede alegar que desconocía lo que estaba sucediendo porque teniendo en cuenta que hace casi un año que está en funciones habla muy mal de su gestión, de los controles que lleva adelante su personal e inclusive de ser así, demandaría que el propio Director del Hospital fuera removido de su cargo por encubrir o permitir una actividad (según dijo el Ministro) ilícita, o bien tendría que pedirle la renuncia porque ha desconocido lo que ocurría a su alrededor.

Palabras justas

Mascheroni aumentando la apuesta, el prejuzgamiento y olvidando quizás que en algún momento fue Juez y que las palabras en su boca toman una dimensión distinta a la de cualquier otro de los tantos que hablamos y opinamos sobre este tema, dijo en Canal 2
“La delincuente reconoció su delito al salir de la (Comisaría) Tercera”, refiriéndose a la médica.

No se pueden entender estas palabras si uno no admite que detrás de todo esto existen razones exógenas a los hechos en sí, que impactan decididamente en la voluntad del Ministro Mascheroni para destruir la imagen pública de la Dra Alicia Campbell.

Además del prejuzgamiento en el que ha incurrido, lo más sorprendente es la forma lapidaria que adopta cuando actuando como si fuera Juez supone que el procedimiento llevado a cabo con billetes marcados y cámaras ocultas es realmente una colaboración heroica con la justicia, cuando en realidad desnuda un proceder inadecuado para un funcionario de su nivel que debiera estar preocupado por cuestiones mucho más sensibles que ocurren dentro del ámbito de la salud local y provincial.

Tela para cortar

Debemos decirle al Ministro de Asuntos Sociales que dentro del nosocomio de esta capital se habla de tráfico de medicamentos (como mínimo), arreglos con casas de ortopedias, negocios con las obras sociales, corrupción en compra de equipamientos e insumos, manejo irregular de los arancelamientos, gruesas irregularidades administrativas que tuvieron su más alto cuestionamiento durante la gestión del Sr Cañete, utilización de los bienes del hospital, problemas con las derivaciones y muchas cuestiones más que sería largo enumerar.

Con lo cual si Mascheroni realmente desea iniciar una cruzada contra la corrupción tiene infinidades de blancos a los cuales apuntar donde sí está contenida una enorme cuota de ocultamiento y reserva para que esos negocios no trasciendan.

Por otro lado todas las acciones llevadas adelante por el titular de la cartera de salud, las hizo a espaldas o con desconocimiento del jefe de Ministros y del propio Gobernador, sin embargo las críticas hoy no solo van dirigidas a la forma en que actuó en esta oportunidad, sino que salpican a toda la gestión de Peralta, dado que Mascheroni no es un gris director de oficina pública, es el responsable de llevar adelante la política de salud en Santa Cruz.

Lo de la Dra Campbell no tiene sustento por más que ahora el funcionario intente darle relevancia al hecho para minimizar las críticas y el impacto de las consecuencias que de ninguna manera fueron medidas y puede terminar con una sola decisión válida de parte del Gobernador: el pedido de su renuncia. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos