martes, enero 19, 2021
10 C
Río Gallegos

Caso Sayago: la autoría ideológica y las responsabilidades encubiertas


10/11 – 07:00 – Los policías involucrados en el triste caso del Comisario “post-mortem” Jorge Sayago creen que la causa está estancada. Advierten que las conexiones políticas con el FPVS retrasan el resultado de la investigación, dilatan el juicio y traban la causa. Policías que actuaron aquella noche hablaron con OPI, mostraron documentación y señalaron a responsables políticos de Las Heras, provincia y Nación. A tres años del crimen aseguran que la Jueza Ruata de Leone no sabe quién disparó el arma que mató al policía. En marzo de 2009 se vencen los plazos procesales. ¿Quedarán todos libres y el caso “Cerrado”?.

Hemos tenido acceso a diversa documentación que da cuenta de los sucesos, hasta ahora desconocidos, del 07 de febrero de 2006 de la madrugada trágica en la que mataron al oficial de Policía Jorge Sayago en Las Heras. Por ese motivo aquí adelantamos la primera nota que aborda la responsabilidad política e institucional, sobre un hecho que marcó un antes y un después en la política de Santa Cruz, de hecho constituyó uno de los pilares que derrumbó al gobernador Sergio Acevedo.

También realizamos algunas entrevistas claves en el caso, especialmente con efectivos que participaron aquella noche en la refriega con la multitud desde donde dispararon e hirieron a varios policías que minutos antes habían sido virtualmente desarmados por sus superiores, dejándolos en estado de indefensión ante un grupo de alrededor de 300 personas que cercaban la Alcaidía de esa localidad santacruceña.

El mayor disgusto de los familiares de Sayago y de los policías que aquella noche estuvieron en la revuelta, es que se habrían liberado (o en otros casos no se los llamó a declarar) a los autores ideológicos y políticos del hecho, mientras que se dejó bajo arresto domiciliario o detenidas a personas entre las cuales podría estar alguno de los autores materiales, pero que aún la Jueza Ruata de Leone no ha podido reunir pruebas contundentes en ese sentido, aseguran las fuentes.

Delma Sayago es la tía de Jorge y la persona que lo crió, lo envió a la escuela y le ayudó al joven para que egresara como Oficial de la Escuela de Policía. “Nosotros creemos que aquí hay una gran confabulación para que la causa de Jorge muera con él”, dijo la mujer, esposa a su vez de Víctor Álvarez, policía retirado quien llegó a hablar en su oportunidad con el entonces presidente Néstor Kirchner.

“Víctor estuvo en Casa de Gobierno y Kirchne le dijo que nos iban a prestar todo el apoyo, que se iban a ordenar los sumarios internos y que Roque (en aquel entonces Jefe de Policía) se iba a poner a nuestra disposición. Nada de eso fue cierto, todo siguió igual o peor; todos encubren porque aquí hay amigos del poder que están implicados en todo esto, al menos en el desencadenamiento del conflicto; la muerte de mi sobrino fue una consecuencia, pero no fue casual”, dijo a OPI la mujer.

“Lo más doloroso es que nos enteramos que la madre biológica de Sergio vino a Río Gallegos y el Jefe de Policía Alejandro Martín la convenció de que desistiera de llevar adelante acciones civiles; es una vergüenza hasta dónde están empeñados en ocultar los hechos. Nosotros ahora vamos a traer al padre biológico de Jorge para que inicie las acciones que la madre no llevó adelante”, expresó Delma mientras sostenía una foto de Jorge entre sus manos.

La conexión política

Sectores internos de la policía, a los que entrevistó OPI, cuestionan que se haya procesado y luego dictado la falta de méritos a Luis Guineo, Francisco Marín, Fernando Totino y Mario Navarro, éste último la persona que conducía el piquete en la ruta aquella noche y por cuya detención se encendió la chispa de la revuelta.

De las escuchas telefónicas que obran en la causa se desprende que estas personas fueron las responsables de congregar gente en la ruta y las fuentes consultadas confirman que en ese momento la entonces Concejal Roxana Totino y Teodoro Camino, también Concejal (FPVS), hoy Intendente de las Heras, estuvieron al frente del piquete y tal como lo relata la policía, fueron los encargados de conducir al exaltado grupo de manifestantes desde la ruta hasta la Alcaidía.

“Los Totino son todos punteros del Frente para la Victoria – nos relataba un oficial que estuvo allí aquella noche – Cortéz era dirigente en el gremio Municipal (SOEM) y estaba dentro de la línea de la Concejal Totino que a su vez tiene una hermana Licenciada en relaciones exteriores que trabaja en Presidencia de la Nación; los Bilbao, que son varios hermanos, estuvieron siempre muy ligados a Totino a tal punto que Laura Bilbao era Secretaria de la Concejal al momento de los acontecimiento”, relataron a OPI.

Para reafirmar aún más la vinculación de los involucrados políticos en este confuso episodio de la noche del 7 de febrero de 2006, aseguraron que el Dr Manchuca abogado defensor de algunos de los acusados de participar en los sucesos que terminaron con la vida de Sayago, es cuñado de la Concejal Roxana Totino y que el detenido Catrihuala, otro de los imputados, fue detenido en compañía de Fernando Totino (hermano de Roxana) en el preciso momento en que éste lo sacaba de la provincia a las pocas horas de producido el enfrentamiento. Ambos eran empleados de la empresa Astra Evangelista en Las Heras.

“Está claro que hay motivos más que suficientes para que no se llegue a la individualización de quienes efectuaron los disparos”, remarcaba uno de los oficiales que actuó aquella noche. “A pesar de las pericias no se conoce con certeza quién le disparó a Jorge (Sayago) ni quienes fueron los que hirieron al resto del personal”, remarcaron.

La vinculación con los hechos y la responsabilidad que le cabe a un sector político de Las Heras lo resaltan los entrevistados cuando recuerdan que a pocas horas de terminado el triste suceso, los detenidos por el homicidio de Sayago sindicaron puntualmente a los Concejales Totino y Camino como las personas que los habían alentado y conducido en el piquete y que más tarde los abandonaron. “En varias de las declaraciones que la Jueza Ruata de Leone tomó a la gente detenida por este hecho, se encuentran acusaciones sobre ellos y el reproche de por qué no declaraban todo lo que sabían”, aseguraron a OPI.

Cabe destacar que las pericias efectuadas sobre los impactos de bala que recibió el frente de la Alcaidía aquella noche y que constan en las fotos y documentación a la que accedimos, contabilizaron al menos 160 disparos de munición calibre 22 LR “Todo sigue igual, hay algunos detenidos que son perejiles y los verdaderos autores ideológicos y políticos siguen caminando por las calles”, sostuvieron ante nuestro entrevistador.

“El poder kirchnerista indudablemente actuó con toda la presión sobre la justicia y el gobierno para que de esto nada se sepa, o al menos que nunca se sepa la verdad y podemos decir que fue el propio Wilfredo Roque (Jefe de Policía de entonces) quien retiró a la policía de la investigación ya que la Brigada de Investigaciones estaba orientada sobre los responsables de la autoría ideológica”, señalaron.

Negligencia e impericia

Los integrantes de la Fuerza que estuvieron destacados allí esta noche, cargaron la responsabilidad institucional sobre el actual jefe de Policía Alejandro Martín quien el 7 de febrero estaba a cargo de la Jefatura por ausencia de Roque y le actualmente le reprochan que al momento de los acontecimientos no se hizo presente en Las Heras, pero le impartió directivas al Jefe del Operativo Crio Inspector Iñigo quien a criterio de los uniformados “realizó un operativo irregular y contrario a la normativa policial; hubo negligencia e impericia porque se mandó a detener a Navarro solo para que fije domicilio, pudiéndoselo citar, y teniendo información de que los grupos piqueteros estaban armados, se desarmó al personal y se los expuso a las balas de los francotiradores”, expresaron y recordaron que ambos (Martín e Iñigo) perduran en sus cargos y han ascendido en sus respectivas carreras sin ningún tipo de problemas.

La sospecha de que existe un encubrimiento judicial, viene de la mano de algunos indicios que los oficiales apuntan en directa relación con las vueltas que ha dado la causa desde que se inició el proceso hace casi tres años.

El expediente por la muerte de Jorge Sayago estuvo cuatro meses en el Superior tribunal de Justicia de Río Gallegos solo para confirmar que sobreseyeron a la mayoría de los imputados por el ataque a la Alcaidía; esto lo convalidó la Jueza pocos días antes de irse de vacaciones el diciembre de 2007, lo que hizo prácticamente imposible trabar cualquier tipo de objeción.

Hace unos meses se indicaba como probable que antes de fin de año la Justicia dispondría de una fecha cierta para la realización del juicio oral de los 6 detenidos en el caso Sayago; ahora se habla de que el mismo podría llevarse a cabo en marzo de 2009.

Las fuentes sospechan que han extendido los tiempos del proceso de manera premeditada ya que precisamente en marzo de 2009 vencerán los plazos procesales y en consecuencia todos los detenidos por Ruata de Leone deberán ser liberados.

“Vamos a ver con qué cara van a mirar todos ellos a los familiares, el próximo 7 de febrero, cuando se cumpla un nuevo aniversario del crimen sin justicia, o tal vez las autoridades políticas, policiales y judiciales nuevamente vayan a estar ausentes, de vacaciones, para eludir sus responsabilidades”, concluyeron. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos