viernes, enero 22, 2021
15 C
Río Gallegos

La entrega de tierras fiscales en Río Gallegos. Guiños, distracciones y corrupción.


21/11 – 10:30 – El colega Daniel Gatti produjo una investigación que desnuda la manipulación indebida que se hace con los terrenos fiscales en Río Gallegos. Las maniobras se vienen haciendo desde hace muchos años y nada cambió en la actualidad. El Secretario de Obras Públicas ayer dejó en el HCD una bomba que nadie puede desactivar y muchos temen ser alcanzados por la onda expansiva. OPI va a publicar las consencuencias.

Daniel Gatti generó la siguiente investigación sobre uno de los temas más delicados que actualmente se discuten en Río Gallegos, el manejo de las tierras fiscales en la ciudad de Río Gallegos que atraviesa todas las administraciones municipales e involucra a la actual de Héctor Roquel.

La consigna atraviesa la historia de la infamia en la Argentina.

Y en algún momento se transformó en normas constitucionales, en la del 49, sucia su mortaja con pelos de gorilas, en la del 57 que no pudo alterar el 14 bis, en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en lo que se llaman los derechos de tercera generación, en los artículos 41, 42 y 75 que impone los derechos culturales, sociales y económicos.

Pero no importaba la ley, como no le importa la historia partidaria a los militantes bancarizados que insultaban a las mujeres del barrio Marina.

Prisioneros de las estrategias partidarias, los Concejales de Río Gallegos miraban de reojo la bomba con detonante de contacto, que les instaló Fernando Millapel Secretario de obras Públicas, ausente para no morir si alguien la rozaba.

La carpeta con las Resoluciones que mostraban a los beneficiarios de las tierras públicas ingresó a los Bloques, esto es al Radicalismo y al FVP, no a Janesak, sin bloque reconocido y por lo tanto sin la posibilidad de la lectura en la banca de los nombres de los receptores.

El tiempo es esencial, con los nombres separados en propios, de ellos y los inocentes, cada Concejal tendrá tiempo de evaluar si es conveniente o no, sacudir el panal.

Como refuerzo a los nombres propios se incorporó el informe del supermercado Carrefour, como para que también recuerden quien paga las campañas.

De qué no se habló

No se habló de los negocios inmobiliarios.

No se habló de los terrenos de la calle Maradona, denominación que encierra unas diez manzanas con lotes que van desde los 440 metros cuadrados a los 700.

No se habló de que la carencia de servicios impide entregarlas para viviendas sin proyectos productivos (huertas), no se cuenta que es la continuidad natural de la costanera y que apropiarse de ellas es abrir la puerta a su plusvalía.

Estos terrenos ya fueron entregados durante la etapa del saqueo del Concejal-Intendente Villafane (con ñ).

Cuando Pablo Grasso, Concejal del FPVS atribuía carácter de record al mes que tardó la adjudicación del lote a la esposa de Janesak, uno de sus asesores casi sufre un paro cardíaco, es que Marcelo Bersanelli supuso que su marca de dos días había sido superada.

Al principio de la gestión Roquel, esas tierras volvieron al municipio, como volvió y fue destinada a centro cultural, el lote generoso de la calle Mitre donde el empresario periodístico Matías Kalmus construyó una imprenta con forma de complejo de departamentos.

Pero la marca que jamás será derrotada es la de Lázaro Báez, entrega, obligaciones cumplidas y habilitación para escriturar, en un solo día, de 308.000 metros cuadrados

El seguimiento de la construcción de los nuevos habitantes de la zona de la Maradona no deja lugar a dudas, no sobra tierra ni para un tablón de lechugas.

Como tampoco quedan dudas que el tercer párrafo del decreto que anula el saqueo de Villafane (con ñ), pasó a ser una mera expresión de deseos de quienes todavía tenían esperanzas de transparencia.

“…Que la actual gestión municipal se propone una política de distribución de tierras fiscales basada en necesidades genuinas, de apoyo a actividades productivas económicamente sustentables, acordes a la zonificación y uso del suelo previstos, evitando la especulación y posesión de tierras improductivas…”

Suena excepcional la frase, pero nunca se cumplió.

La abundancia documental obliga que cada uno de los temas sea tratado por separado. Nos vemos en las próximas. (Daniel Gatti/OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos