sábado, enero 16, 2021
11 C
Río Gallegos

En Caleta, la mayoría de los desocupados que cortan la ruta son jóvenes de humilde condición


04/03 – 16:30 – Persisten los reclamos por puestos de trabajo en Caleta Olivia. Mantienen cortada la ruta provincial Nº 12 mientras el Intendente Fernando Cotillo hace gestiones en Buenos Aires para ubicar mano de obra. Llama la atención la cantidad de jóvenes que están desocupados. Siguen cuestionando los recursos que se utilizan para los subsidios provenientes de las petroleras de la zona. Un panorama difícil con mucho olor político y de corrupción oficial.

En estos momentos un grupo de aproximadamente 130 desocupados mantienen cortada la ruta provincial Nº 12 en Caleta Olivia, en su mayoría jóvenes que piden ser ubicados en puestos de trabajo para poder mantener a sus familias.

Los reclamos se iniciaron la semana pasada cuando trabajadores desempleados de la UOCRA cortaron la ruta nacional Nº 3 entre Caleta Olivia y Comodoro Rivadavia, por este motivo el Intendente de esa ciudad, Fernando Cotillo, viajó a Buenos Aires con el fin de entrevistarse con De Vido y solicitarle obras para la zona norte con el propósito de colocar a esta mano de obra que permanece desocupada y le trae problemas con sus protestas.

Si bien la gente de la UOCRA se encuentra en tratativas de resolver sus problemas, a estas protestas iniciales se sumaron desocupados de diversos orígenes, en su mayoría jóvenes, quienes hasta el mes de diciembre pasado cobraban un subsidio por parte de la comuna que comenzó siendo de 900 pesos, luego bajó a 600 y desde antes de Navidad se les ha dejado de abonar.

¿Y la plata dónde está?

“Nos están caminando – señalaba uno de los desocupados – nosotros queremos saber qué fue de nuestra plata, porque supuestamente esa plata se la dan las operadoras a Cotillo para que le asegure “la paz social”, remarcaba.

Por su parte la colega de Radio 21 Adela Gómez en conversación telefónica con nuestra Redacción confirmó que esta mañana visitando el piquete, observó la gran cantidad de gente joven de escasos recursos que se encuentran en la ruta donde han confeccionado un padrón de 130 personas para ser incluidos dentro de las posibilidades laborales que, explicaron desde el Municipio, se van abrir en poco tiempo.

Sin embargo Adela nos señalaba que en la propia Municipalidad hay un grupo de (hasta el momento) 60 jóvenes más que han abierto otro padrón y que, además, desde hace dos semanas alrededor de 33 desocupados más venían confeccionando un primer padrón, aunque en este caso recibieron la respuesta oficial, a través del Secretario de Cotillo, Juan Carlos Gómez, quien les ha ofrecido ocupación por medio de cooperativas de trabajo.

Las personas que se encuentran en la ruta 12 han manifestado que están allí, primero porque no les pagan los subsidios desde hace casi 4 meses, segundo porque no los ubican en trabajos decentes y tercero porque “están cansados de tomar cursos de capacitación para no trabajar”.

Cabe aclarar que dentro del proyecto que puso en práctica la municipalidad financiada por las petroleras de la zona, se encuentra el programa de “capacitación” de los desocupados con la idea de que, una vez preparada, la persona pueda desempeñarse con mayores competencias en algún área en la que pueda ser requerida.

Esta “capacitación” (pagadas por las operadoras) dura mientras reciben los subsidios que, como nos indicaron, han dejado de percibir en el mes de diciembre pasado. ¿Qué ha pasado con esos fondos?, es la pregunta que muchos se hacen en Caleta y no encuentran respuesta, ya que desde la Municipalidad niegan toda información al respecto.

Negocios sin control

En OPI ya publicamos hace unos años cuál es la modalidad que se utiliza en la zona norte para manejar el tema del desempleo que a su vez no genere conflictos que ponga en riesgo el tránsito de las unidades, equipos y camiones petroleros. En ese momento contamos cómo la municipalidad de Pico Truncado recibía de parte de Repsol/YPF una suma de alrededor de 500 mil pesos que distribuía entre un padrón de alrededor de 150 desocupados con intervención del Sindicato de Petroleros Privados. Lo interesante era ver como el padrón se achicaba y la suma (que seguía siendo la misma) se licuaba sin que nadie diera las explicaciones del caso.

Allí también se descubrieron oscuros manejos y como hoy en Caleta Olivia las operadoras de zona norte han pactado con la Municipalidad de Cotillo mantener “la paz social” mediante el asistencialismo que realizan por medio de aportes mensuales que el Intendente administra y distribuye entre los desocupados.

Si hay miseria, que no se note

“En diciembre nos dejaron de pagar, pero el Intendente festejó el aniversario de la ciudad trayendo a Los Piojos y otros números muy caros y eso fue costeado por las operadoras; sin embargo Cotillo hasta hoy no ha presentado ninguna rendición de ese gasto. Los Piojos, solamente cobraron 300 mil pesos por su presentación. A eso hay que agregarle lo que cobraron los otros grupos y el armado del escenario que lo traen de afuera… no sabemos qué pasó pero por pura coincidencia desde diciembre no nos pagan a nosotros” nos decían.

Por su parte Adela Gómez nos relató que en el último recital de Marco Antonio Solís la Municipalidad invirtió una suma muy importante, también, donde solamente al cantante le abonaron de caché 250 mil pesos. Las entradas que vendieron para el evento se hicieron a través de tarjetas de créditos y de descuentos de haberes y oscilaban entre los 200 y 500 pesos; a pesar de todo el complejo polideportivo donde se realizó la actuación estuvo repleto.

La otra realidad de Caleta Olivia pasa por la ruta 12 donde personas, en su mayoría jóvenes reclaman trabajo y generan un foco de tensión preocupante. “El Intendente está desesperado por aplacar estos reclamos porque a partir de abril se inicia la campaña política”, nos decían. No existen plazos para abandonar la medida de fuerza y si no les dan respuestas no descartan profundizar las medidas para forzar a las autoridades a que les resuelvan una situación de la cual hacen responsables al gobierno municipal y provincial. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos