sábado, enero 16, 2021
11 C
Río Gallegos

La cara del responsable y la ausencia de justicia


17/03 – 13:00 – El 7 de marzo se cumplió exactamente tres meses desde que Leandro Vera, un joven de 15 años de esta ciudad, muriera en manos de un irresponsable corriendo picadas en pleno centro. Hay un responsable secundario que no da la cara y tiene antecedentes familiares de brutalidad al volante. La Justicia sigue ciega (sorda y muda). El culpable trabaja en la Municipalidad y ¿paradoja? ordena el tránsito en la ría local.

El 7 de marzo de 2008 un hecho muy triste conmovió a la ciudad de Río Gallegos; un chico de solo 15 años que iba en el automóvil de su padre salió despedido del habitáculo como producto del brutal golpe que terminó con su vida.

Un Fíat Spazio (BIU 159) que corría una picada en pleno centro colisionó aquella mañana contra el R-12 donde viajaba Leandro y lo mató. Junto al Spazzio que se desplazaba a no menos de 100 kms, corría un Fiat Uno color blanco. Nadie está preso y solo uno de ellos identificado.

A tres meses la justicia sigue ausente, el imputado, Daniel Alberto Mareco que aparece en la fotografía, fue visto en la ría local “ordenando el tránsito” en medio de actividades que le dieron en la Municipal local donde desempeña tareas sin que hasta el momento se conozca que algún juez o el propio Municipio de oficio, ya que si de plantar ejemplos se trata, le haya anulado el registro de conducir (al menos).

Leandro es sobrino de Juan Cruz Sanz, periodista de perfil y amigo, que junto a su hermana María y padres viven el día a día en ausencia. En Río Gallegos hay una justicia que no tracciona como debiera y es obvio sospechar que “por algo será”.

Una investigación en curso que llevamos adelante, sobre la cual no podemos dar aún datos concretos, a pesar que contamos con las fotos y al menos dos testimonios en off de record, da cuenta que de los dos jóvenes a bordo del Fiat Uno que disputaban la picada aquella trágica mañana, uno de ellos, el acompañante, es familiar de un paradigma en lo atinente a brutalidad vial en Santa Cruz, cuestión de la que nadie habla pero constituye un compromiso de OPI dar a conocer, cuando las pruebas irrefutables estén reunidas.

Mientras todo esto transcurre, Mareco sigue en la calle y hay versiones que el joven habría sido visto manejando en la ciudad, lo que significa lisa y llanamente una apología a la impunidad.

“Se que tenés bronca. El está libre. El sábado todos fueron a repartir volantes a Roca y San Martín para que le gente se de cuenta lo que pasó y reaccioné. Se que no te puedo explicar como funciona la Justicia, ni porque pasa lo que pasa. Lo único que te puedo contar es que todos estamos trabajando para que nadie se olvide de vos. Incluso, para lo que te pasó no le pase a ningún chico más y el que te mató cumpla la condena que le corresponde. Vos no te tomes mucho tiempo libre y trata, en lo posible, de darle tranquilidad a mamá, papá y Agus. Nosotros vamos andar bien. Todos lo necesitamos, pero ellos más que nadie. Te quiero mucho Lean, ya vamos a volver hablar pero no te olvides que acá estamos… pensando en vos”, esto lo escribió Juan Cruz en su blog al cumplirse tres meses del crimen.

Santa Cruz está cruzada por la injusticia, por el accionar de jueces sin matices, con enormes compromisos políticos, signada por fallos increíbles y también por encajonamiento de causas fundamentales. Pocas veces hay un culpable y cuando lo encuentran generalmente no tiene nada que ver con el poder. En este contexto hay quienes aludiendo a las garantías del proceso, permiten que a tres meses de un crimen, su autor principal (perfectamente comprobado) y los coautores que dispararon por las calles aquella madrugada contra Leandro Vera, sigan sin ser castigados, ni identificados ni al menos “reprendidos”.

Después de Varizat, todo es posible. Nadie duda que si un Juez encuentra falta de méritos en el hecho de pasar por encima a 24 personas con una camioneta y justifica al autor con el concepto de “legítima defensa”, nada nos puede sorprender en Santa Cruz; y entre ello que quien mató a Leandro siga caminando, trabajando y conduciendo sin problemas en Río Gallegos. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos