sábado, enero 16, 2021
21 C
Río Gallegos

Juan Alberto Villareal, asesor del diputado Contreras sacó a pasear los enanitos verdes

El Diputado Rubén Contreras asesorado en la Cámara de Diputados - Foto: OPI Santa Cruz
31/03 – 18:40 – Tratando de salvarle el pellejo al diputado, poniéndole el pecho a las críticas y cambiando el eje de la discusión central, el asesor del diputado Rubén Contreras se equivocó por segunda vez; la primera en confeccionar el proyecto, la segunda en creer que personalmente me molestó que no se lo mencione a Alfonsín. Los fantasmas del pasado no le ayudaron para distraer ni disimular lo mal que escriben.

A raíz de nuestra observación al proyecto del diputado Rubén Contreras de Caleta Olivia, escrito increíblemente con 27 faltas de ortografías en solo dos carillas y media, esta mañana salió por Radio 21, en el programa “Vamos que venimos” de Javier Rivarola de esa ciudad, el Sr Juan Alberto Villareal asesor del Legislador.

Como no podía ser de otra manera el Sr Villarreal no pudo, bajo ningún punto de vista, negar el desastre estampado en las hojas donde se da fundamentación al Proyecto Nº 072 ingresado a la Cámara el día 25 de este mes. Solo se hizo cargo de “algunos errores que pueda tener el texto” y exculpó al diputado Contreras, de quien dijo que solo aportó la idea y la iniciativa; a partir de allí fue el propio Villarreal fue quien tomó a su cargo la confección del documento.

“La redacción pasa por mi responsabilidad, en tal razón debo asumir la responsabilidad que me cabe como redactor del proyecto y que no tiene errores ortográficos, salvo dos o tres propios del tipeo; simplemente tienen errores de sintaxis o errores de interpretación de cómo uno va expresando las palabras”, comenzó diciendo el asesor del diputado ante los micrófonos de Rivarola, para lo cual invitamos a los lectores a corroborar por si mismo los errores que tiene el documento.

Sacar la pelota afuera

A continuación y con el propósito de cambiar el eje de la discusión, porque el conductor lo llevaba hacia una situación vergonzante como es la de reconocer que siendo “asesor” de un diputado, no sabe escribir, Villarreal ensayó una disculpa “Me parece que a la sintaxis no apunta la discusión, sino que apunta a otra cosa y me llama la atención en un periodista que tendría que ser objetivo… además él dijo que no sabía dónde estaba la hoja asique estuvo hablando, en alguna medida, sin ningún elemento en la mesa”.

Villarreal hacía referencia a que pocos minutos antes, quien escribe esta nota, había estado hablando al aire con Rivarola, quien desde su programa se había comunicado con OPI para conversar precisamente sobre este llamativo blooper de la legislatura. Allí, en el momento en que Javier me pidió precisiones sobre el documento, debido a que no me encontraba en la oficina, dije al aire “no te puedo dar precisiones en este momento, porque no tengo a la vista el documento”, lo cual de ninguna manera significa que nuestra observación no se haya hecho sobre el proyecto escrito, de hecho que nos explique el Sr Villarreal cómo hicimos para colocarlo íntegramente en la web con el fin de que lo vean todos los lectores, si no poseyéramos el escrito?.

Esta aclaración de parte de Villarreal, ya dejaba entrever que el resto de la entrevista se iba a transformar en lo que finalmente fue: un fiasco.

“Inclusive creo que lo que más irritó al bloque opositor y a este periodista que hablaba hace un rato, fue justamente que Contreras dijera que no quería que se le cambie nada y que después el bloque Radical quiso incorporar a Alfonsín”, admitió Villarreal para atacar nuestra nota donde criticamos la confección del documento.

Aquí le vamos a aclarar al asesor lo siguiente: si él cree que a mi personalmente “me irritó que Contreras no quisiera incorporar a Alfonsín al proyecto”, no solo está equivocado, sino que peca de ser un desconocedor total de nuestro perfil periodístico, porque jamás hemos alentado ni promulgado la consigna Radical como la de ningún otro partido político porque no solo somos “apolíticos” sino porque personalmente tengo mis serias reservas hacia el gobierno de Raúl Alfonsín que hoy lamentablemente pasa por un grave trance, como lo tuve sobre el de Menem, el de Duahlde, ni hablar del de La Rúa y ahora lo tengo sobre el de los Kirchner.

No me conmueve que Villarreal quiera mezclarnos con lo político para correr el centro de la cuestión, pero si de algo le sirve al asesor, que tenga en cuenta que no nos interesa absolutamente ningún partido político, ni simpatizamos, ni atendemos, ni hemos estado afiliados a partido alguno ya sea de izquierda, derecha o centro; sin embargo siempre hemos votado a la mejor opción de cada momento y, como muchos argentinos, a poco andar tuvimos que reconocer que nos equivocamos.

De “El Ché” a Villarreal

Como no podía faltar, Villarreal acudió al libro del buen político K, (capítulo II) que establece “Si no puede justificarse, saque y agite los fantasmas del pasado. No importa que hayan transcurrido 30, 50 o más años. Victimícese, diga que es un perseguido y deje todo en la nebulosa ¿Quién se lo va a comprobar?”

El asesor del Diputado Contreras revoleó un par de enanitos verdes que sacó de su bolsillo izquierdo y cargó con el apotegma oficial de rigor en estos casos:

“Este señor habla, con todo el respeto que me debe, porque así como él personalmente me falta el respeto porque no se donde estuvo el 24 de marzo, yo estuve preso el 24 de marzo como muchos que pensábamos diferente al proceso militar; no ofenda con esta barbaridad el objetivo de este proyecto sino que está ofendiendo la memoria de todos los que sufrimos las consecuencias. Yo estoy en Caleta Olivia por consecuencia de la dictadura militar, seguramente él estaría sirviendo a la dictadura militar en otro lado. Dónde estuvo, qué hizo… seguramente algunos estaban debajo de la cama y nosotros estábamos presos, perdonando la expresión, nos estaban garroteando, torturando y persiguiendo”.

Cuántas cosas se dicen de más cuando no tenemos nada que decir, cabría como reflexión en este punto de la nota. Porque en primer lugar, honestamente y con todo respeto, no tengo ni idea de quien es y qué hizo (y qué hace) el Sr Juan Alberto Villarreal, y solo me enteré durante esta mañana que es asesor de Contreras y que escribió el proyecto cuyo texto criticamos.

Más que el respeto como persona, al Sr Villarreal no le debo personalmente ningún otro, porque no me consta si estuvo o no preso el 24 de marzo de 1976 y si así fuera, no se cuál es el motivo por el que estuvo detenido ni me interesa porque fueron muchos los argentinos que pasaron por situaciones de ese tipo.

No me consta que el señor que hablaba con Rivarola haya sufrido persecución y tortura como intentó perfilar en la entrevista y ni siquiera que haya estado preso. Y para apoyar mis palabras voy a remitirme a un fragmento de la conversación que mantuvo al aire con el conductor, cuando Javier le expresó claramente “Si vos estuviste preso, cosa que yo no sabía…”; si no lo sabe la gente que lo conoce, ¿Cuánto más eximido estoy yo que no se de su existencia?.

Si el Sr Villarreal llegó a Caleta Olivia desde Catamarca, tenemos el mismo derecho a dudar de los motivos que lo llevaron allí, como él tiene de decir que era porque lo perseguían. Finalmente, el asesor del diputado no dejó de pasarle factura a la sociedad (como corresponde) por los malos momentos que dice le hicieron sufrir con torturas y persecuciones.

Sobre este tema yo le voy a dejar al Sr Villarreal un dato que le va a servir: La única persona que conozco en Santa Cruz que enfrentó el terror de la dictadura con su pellejo es el periodista y amigo Daniel Gatti. Si el asesor de Contreras quiere realmente conocer en profundidad los desvelos, padeceres y resabios que deja en un ser humano la tortura, la persecución y el encarcelamiento le puedo facilitar su correo para que se contacte. Él como integrante de Montoneros padeció el asesinato familiar, lo secuestraron, lo pasearon en los baúles de los Falcon, lo tuvieron preso durante 7 (siete) largos años, sometiéndolo a torturas y vejaciones, de lo cual hay sobradas pruebas, testimonios y huellas en su persona. Sin embargo, es el tipo que menos habla de este asunto y mucho menos aún hace alarde de su condición, cuando en realidad a él sí le sobran razones para enarbolar la bandera que otros hacen flamear “pour la galerie”.

De mal en peor

Más adelante Villarreal, refiriéndose a mí (Rubén lasagno), le preguntó a Javier Rivarola “¿Por qué no habla este periodista de López? ¿Por qué no habla y profundiza?”.

Como dijera mi padre “se metió en camisa de once varas” porque precisamente desde nuestro portal se ha hablado y opinado mucho sobre la desaparición de Julio López y además, esta desaparición, más que una cucarda es un baldón para Kirchner, dado que un gobierno como el de él, que se ha embanderado en los DDHH, no ha podido resolver un hecho como éste que no se diferencia de aquello que ocurría en los 70, cuando las personas desaparecían sin dejar rastros y no se hallaban los culpables.

Pero la cosa no terminó allí, porque Javier Rivarola lo llevó para un campo en el que pocos admiradores del matrimonio Kirchner quieren entrar: el de la memoria en Santa Cruz, aquellos momentos en que mientras la Argentina se desangraba, aquí el matrimonio presidencial hacía suculentas ganancias y después en los 90, como gobierno, negaban las escuelas y los gimnasios para realizar los actos recordatorios por los 30 mil desaparecidos que hoy figuran en todos y cada uno de los discursos oficialistas.

Lo que sigue es una transcripción textual de la conversación entre Javier Rivarola (J.R) y Villarreal (Asesor) donde finalmente, éste último termina asintiendo que los Kirchner nunca se interesaron por los derechos humanos en Santa Cruz, ni antes ni ahora.

J.R – No nos olvidemos que hay pruebas inclusive de que los Kirchner hicieron negocios en la época del proceso?

Asesor – Por eso te digo, de un lado y de otro…

J:R – La familia Kirchne tuvo su negocio en la época de la dictadura…

Asesor – Seguramente…

J.R – Se sacó fotos…

Asesor – Seguramente …

J.R – Participó de cenas, almuerzos con aquellos (militares) que estaban en la provincia de Santa Cruz…

Asesor – Está bien, está bien…

J.R – Y lo que yo siempre le reclamo al Radicalismo y al FPVS es que nunca han trabajado por los presos, los torturados y los desaparecidos de la provincia de Santa Cruz, porque cuando los Kirchner no eran gobierno a nivel nacional, ni siquiera un acto hacían, vos sabés que es así…

Asesor – Claro, perfecto… siii…

J.R – Si vos estuviste preso, cosa que yo no sabía, yo me pregunto ¿En algún momento te preguntaron que es lo que pasó?, “Juan, porqué no nos juntamos todos aquellos que hemos estado desaparecidos o que han acallado sus voces en la época de la dictadura”. Ni el FPV ni la oposición, (los pongo en la misma bolsa), se preocuparon de qué es lo que pasó con todos ustedes… y después está que los derechos humanos son los que no hay que perder la memoria, en Memoria, Verdad y Justicia ¿Y los de la actualidad?. Hoy hay tres detenidos en las Heras, que están en Truncado por haber reclamado trabajo y son presos políticos bajo este gobierno del Frente para la Victoria”.

Esto le dijo el conductor a quemarropa y en ningún momento el asesor del diputado intentó defenderse o justificar los hechos que Rivarola le presentaba objetiva y puntualmente como por ejemplo, señalarle la contradicción en la que incurren cuando repudian al golpismo y mientras tanto Kirchner se sacaba fotos con el gobernador militar de aquella época en Santa Cruz y hoy incorporan a las filas del FPV a Aldo Rico, a lo cual Villarreal no pudo responder sin caer en el absurdo.

Finalmente Rivarola le preguntó al asesor “Van a pedir derecho a réplica en OPI?”, le dijo “Por supuesto – contestó su interlocutor – porque creemos que no se ataca a la ortografía y sintaxis del proyecto, sino que se ataca al objetivo del proyecto y vuelvo a repetir, el responsable de la redacción soy yo: Juan Alberto Villarreal”.

Escuche un fragmento del audio difundido en Radio 21
[audio:http://www.opisantacruz.com.ar/home/wp-content/uploads/villarreal-asesor-de-contreras.mp3]
(Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos