sábado, enero 16, 2021
11 C
Río Gallegos

Hipocresía es la palabra

Rubén Contreras preside la sesión extraordinaria – Foto:
03/04 – 19:40 – Ayer jueves la Legislatura provincial sesionó de forma extraordinaria para realizar un tributo al Dr Raúl Alfonsín. Todo estaría bien excepto por algunos detalles que demuestra la falta de convicción de sus promotores y la desvergüenza a la hora de plantar una paradoja en medio de la Cámara de Diputados que horas antes, justamente quien ayer presidió la sesión, se negó a que en un proyecto de su autoría, se reconociera a Alfonsín como principal impulsor de los derechos humanos en el país.

“Artículo 1º Homenajear al Dr. Raúl Ricardo Alfonsín por constituirse en un emblema de la democracia argentina por su indiscutible trayectoria que permitió elevar como valor supremo la convivencia de los ciudadanos por su tolerancia, por ser consecuente con sus principios, por su integridad, por su permanente compromiso en la lucha por la conquista, defensa y afianzamiento de las instituciones democráticas y republicanas, y por su incesante lucha en defensa de los derechos humanos.”

El texto que precede es impecable, políticamente correcto y cualquiera que conozca medianamente la historia reciente del país puede reconocer que se ajusta a la verdad.

Sin embargo, este artículo pertenece a una Resolución sancionada ayer por unanimidad en la Cámara de Diputados de Santa Cruz con la presencia de 15 legisladores, en una sesión extraordinaria convocada con motivo de la muerte del ex presidente argentino.

¿Por qué “sin embargo”?, porque hace una semana atrás los diputados Rubén Contreras Ana María Urricelqui, Horacio Miguel, Jorge Mario Arabel y Eugenio Quiroga, todos ellos del FPVS, elaboraron y acompañaron un proyecto donde se resaltaba la ruda defensa de los derechos humanos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y cuando en aquella sesión la oposición pidió incluir a Alfonsín en esa declaración, el propio Contreras dijo “yo a mi proyecto no le toco ni una coma”.

Ayer Rubén Contreras (ni más ni menos) presidió la sesión de la Cámara de Diputados. Algún mal pensado puede inferir que sus pares lo pusieron allí para que no tenga que hablar de Alfonsín luego de su desplante legislativo, otros sostienen que fue una forma más que buscaron para burlarse.

Jorge Mario Arabel, uno de los acompañantes de Contreras que “no quiso tocarle una coma al proyecto anterior” dijo ayer en el recinto “Queremos expresar que la figura del doctor Alfonsín, se consolidará a medida que la democracia de los argentinos vaya recobrando un valor más significativo e importante”.

La Legislatura provincial sesionó “en forma extraordinaria” para plasmar un homenaje forzado, ya que nunca en los años que tiene la democracia se escuchó a un solo diputado del oficialismo resaltar las virtudes política del extinto presidente y mucho menos reconocerle una estrella en la bandera de los DDHH.

Indudablemente que los 15 diputados “trabajaron” tranquilos, sin la presión de los gremios fuera del recinto y sin tener que asumir el compromiso de votar a ciegas lo que el Ejecutivo pusiera sobre la mesa. Podríamos decir que fue una “sesión distendida” pero sería bueno que lejos de la hipocresía a la que los arrastra cierta coyuntura, tuvieran la misma disposición y rapidez para sesionar en forma extraordinaria y manifestarse en contra de los aumentos de la luz en un 200%, del gas en un 350%, de los impuestos inmobiliarios, municipales, patentes, situación de la CPS, de la CSS, los jubilados, etc y en general resolver en el recinto los verdaderos problemas que sufre la gente de Santa Cruz.

Tal vez si así lo hicieran, además de trabajar tranquilos, también podrían dormir de la misma forma. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos