Ganancias: no hay acuerdo pese a los cambios oficiales

1
835

El Gobierno admitió que debería subir el piso de Ganancias, pero aclaró que hoy no es posible
02/12 – 10:00 – Las modificaciones que hizo el macrismo no convencieron a la oposición, que pide subir el mínimo no imponible; el martes, cada bloque irá a la sesión con su proyecto

Por: Laura Serra
Pese a las modificaciones anunciadas por el oficialismo, no hubo acuerdo ayer en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados en torno a la reforma del impuesto a las ganancias. El principal punto de conflicto es el piso mínimo a partir del cual se debe pagar el tributo: el oficialismo no se movió de su oferta inicial de incrementarlo en un 15% a partir del año próximo, y la oposición, en forma unánime, lo rechazó por insuficiente.

“El martes próximo nos vemos en la cancha”, desafió el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Luciano Laspina (Pro), al cerrar el debate. Para ese día fue fijada la sesión en la Cámara de Diputados y, ante la falta de acuerdo ayer en la comisión, el final está abierto a lo imprevisible en el recinto. En efecto, el interbloque Cambiemos, si bien consiguió el dictamen con más firmas, está lejos de ganar en el recinto con su propuesta por su condición de minoría. De no acercar posiciones en los próximos días, el oficialismo corre el serio riesgo de que la oposición -que presentó otros cuatro dictámenes- haga causa común y le imponga su criterio.

El duelo es protagonizado por dos actores: el oficialismo y el Frente Renovador, de Sergio Massa, que ayer encolumnó detrás de su dictamen al Bloque Justicialista, al socialismo y a GEN. Las diferencias giran en torno a dos cuestiones: una, cuánta gente debería pagar el impuesto.

Segundo, si es menester aumentar impuestos o eliminar exenciones impositivas en un país agobiado por la presión tributaria para solventar una suba mayor del mínimo no imponible del impuesto.

El oficialismo, al incrementar en sólo el 15% el mínimo no imponible (que es menor que el índice de inflación proyectada por el Gobierno para 2017), hará que más asalariados se incorporen al pago del tributo el año próximo, advierte la oposición.

Sin embargo, como en paralelo introdujo una profunda reforma en las escalas del impuesto, los contribuyentes pasarán a pagar menos, retruca el oficialismo. Las nuevas escalas irán desde el 5% (hoy es del 9%) hasta el 35% aunque en el caso del trabajador que sea alcanzado con el impuesto en el primer año, tributará el 2,5 por ciento.

“Es una discusión filosófica: o proponemos una ley para que menos trabajadores paguen ganancias o impulsamos otra, como la del oficialismo, para que más asalariados entren en el impuesto, pero pagando poco. Es cierto, pagarán poco, pero lo cierto es que hoy no pagan nada y el día de mañana sí lo harán. Nosotros no estamos de acuerdo con meter más gente en el impuesto a las ganancias”, asestó el diputado Marco Lavagna, autor del proyecto del massismo.

El proyecto de Lavagna propone un incremento cercano al 50% en el mínimo no imponible, Según sus cálculos, un millón de trabajadores dejarán de tributar ganancias.

“Es un error de la oposición focalizar la discusión en el mínimo no imponible -retrucó Laspina-. Porque si subimos los pisos mínimos, beneficiaríamos no sólo al trabajador de a pie, sino también a los de más altos ingresos. Eso no es ser progresivo. La progresividad en el impuesto a las ganancias no la da el mínimo no imponible, sino las escalas del impuesto.”

El argumento no convenció a los diputados de la oposición. “No podemos acompañar la suba del 15% cuando el Gobierno prevé un aumento salarial del 21% y los convenios colectivos también van a terminar superando esa cifras”, explicó Pablo Kosiner (Bloque Justicialista).

Modificaciones

Tal como publicó ayer LA NACION, el oficialismo accedió a incorporar algunos cambios al proyecto que envió el Poder Ejecutivo la semana pasada, aunque sin alterar el mínimo no imponible del impuesto.

Laspina precisó que, con la nueva propuesta, se podrán deducir los alquileres hasta un 40%, aunque con un tope, para que no signifique un subsidio para los alquileres de más alto valor. Además, se restablecerá la posibilidad de deducir al cónyuge del impuesto, que en el proyecto original estaba vedada.

Otro cambio importante es la suba en un 50% del tope de facturación para los monotributistas, lo que generó que la UCR firmara el dictamen en disidencia. “Pretendíamos un incremento del 100%”, explicaron desde el bloque radical. Además, con la propuesta oficialista se podrán deducir viáticos, aunque con un tope hasta $ 48.666 mensuales.

Para financiar la merma total, se creará un impuesto al juego, que será indirecto para las apuestas y directo para las máquinas tragamonedas; con este nuevo tributo, el Gobierno espera recaudar unos $ 6000 millones.

Muchas de estas propuestas habían sido sugeridas por el PJ no kirchnerista, aunque el Gobierno desoyó el reclamo de la oposición para que también se graven los plazos fijos y se restituyan las retenciones a la minería. (La Nación)

1 Comentario

  1. ÷Elimpuesto a las ganancias de 4 categoria es esencialmente recesivo.
    pero indigna que quienes lo defendieron durante mas de 12 años, hoy se rasgan la vestiduras apoyando una fuerte suba delminimo no imponible, en una circense pirueta para pasar de lado, buscando obstaculizar cualquier paso adelante en solucionar alhgunos temas.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí