Un “perro rabioso”, la elección de Donald Trump para el Pentágono

0
894

Una ola de denuncias por acoso sexual golpea a Trump
02/12 – 11:00 – Es el general cuatro estrellas James Mattis, un militar de lengua afilada y poco tacto diplomático. Y además, un crítico del acuerdo con Irán.

Al elegir al general retirado condecorado con cuatro estrellas James Mattis como secretario de Defensa, Donald Trump optó por un “caballo de guerra”, un duro y sagaz combatiente, pero con poco tacto diplomático.

Al igual que el mismo Trump, Mattis va directo al grano y más de una vez se ha ganado críticas por sus concisas declaraciones. No es casual que el presidente electo y otros tantos lo llamen “Perro Rabioso” (Mad Dog)

Pero el general retirado del cuerpo de marines, de 66 años, tiene otro apodo: se lo llama también “Monje Guerrero”, en reconocimiento a su plena dedicación al servicio militar. Es justamente por esa dedicación que ha tenido poco tiempo para su vida personal y sigue soltero, según dicen algunos.

Al anunciar su decisión, Trump lo catalogó como uno de los grandes generales estadounidenses. “Es lo mejor que tenemos”, insistió el presidente electo. “Dicen que es lo más cercano al general George Patton que tenemos”.

Efectivamente, la carrera militar de 44 años que tiene tras de sí es deslumbrante y le ha ganado mucho respeto, tanto entre republicanos como entre demócratas.

Sus marines lo reverenciaban por su compromiso, que quedaba en evidencia cuando elegía acampar con ellos en el campo de batalla en lugar de optar por la seguridad y la comodidad de su propia cama.

Pero para ser confirmado por el Senado necesitará sin embargo un permiso especial porque existe una ley que establece que el jefe del Pentágono debe haber dejado la carrera militar hace al menos siete años y Mattis se retiró en 2013.

Nativo del estado de Washington, Mattis tuvo mucha experiencia en combate a lo largo de su carrera. Fue comandante de un batallón en la primera Guerra del Golfo, comandó la Fuerza de Tareas 58 en Afganistán y estuvo al mando de la primera división de infantería de marines durante la invasión a Irak.

También dirigió el estratégico Comando Conjunto de las Fuerzas estadounidenses y fue comandante supremo aliado de Transformación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En 2010, el presidente Barack Obama lo nombró jefe del estratégico Comando Central Estadounidense, cargo que ejerció hasta 2013.

En esa última etapa, empezó a expresar en forma cada vez más reiterada sus críticas a la estrategia de Obama en Irak y Afganistán y en general a la lucha antiterrorista. También se expresó abiertamente en contra del acuerdo nuclear con Irán.

Entre sus declaraciones más controvertidas, están aquellas que hizo alguna vez ante marines en 2005: “Van a Afganistán, allí tienen tipos que vienen abofeteando a las mujeres hace cinco años porque no usan velo. Saben, chicos, a esos tipos ya no les queda masculinidad alguna, así que es super divertido dispararles”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí