En Diputados hablan de votar el acuerdo el 28 de diciembre

1
849

Massa ratificó su candidatura presidencial y admitió errores
16/12 – 10:30 – Es porque oficialistas y opositores esperan que el próximo miércoles el Senado apruebe un proyecto nuevo.

Por: Guido Braslavsky
El presidente de la Cámara de Diputados, el macrista Emilio Monzó, ya tiene en agenda tentativa una última sesión del año para el 28 de noviembre, con el objetivo de darle sanción definitiva a la reforma de Ganancias. Eso claro, si finalmente hay acuerdo. La de ayer fue una jornada de muchas reuniones y pocos avances concretos, pero el oficialismo entiende que Ganancias tendrá cambios en el Senado, donde se debatirá el miércoles, por tanto el proyecto deberá volver a Diputados.

“La discusión arrancó de manera racional, ahora es técnica y no política”, sostuvo Monzó en privado. En las contactos de ayer se perfilaron aspiraciones de las partes. Según contaron fuentes legislativas de la oposición, el Gobierno se mostró dispuesto a estirar a $35 mil millones el costo de Ganancias, respecto de los $27 mil millones previstos en Presupuesto 2017. Pero la oposición pide más que esos $8 mil millones extra: $15 a $25 mil millones. Se habló de un mínimo no imponible en torno a 38 mil pesos. El Gobierno se mostró inflexible en reinstaurar retenciones a las mineras, e insistió con mayores gravámenes al juego.

En Gobierno hubo una reunión técnica de la que participaron el titular de la AFIP, Alberto Abad, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y los diputados macristas Nicolás Massot y Luciano Laspina. El objetivo fue “estudiar técnicamente” los proyectos en danza. Laspina y Massot se reunieron también con el senador Rodolfo Urtubey, pero nos se habrían ido convencidos de su proyecto alternativo.

En el Congreso, Sergio Massa recibió en su despacho a la tarde al jefe del FpV en el Senado, Miguel Pichetto. Antes de entrar, Pichetto definió: “El tema central es lo que pase en la reunión del Gobierno con la CGT”, que tendrá lugar hoy. Cerca del senador explicaron que por presión de los gobernadores el dictamen sólo reunía cuatro firmas. Y que necesitan respaldo político de la CGT para avanzar.

La reunión Massa-Pichetto se dio luego de una situación engorrosa. El massismo anunció una conferencia de prensa conjunta, pero al rato la suspendió. Según voceros massistas, por un “problema de salud de un familiar” de Pichetto, lo que fue desmentido desde las oficinas del senador. Como haya sido, Pichetto se fue efectivamente unas horas del Congreso, pero regresó y se juntó con Massa. Evaluaron que la negociación con el Gobierno viene “complicada”. Pichetto ratificó su intención de sacar adelante el tema en el Senado el miércoles.

Muy activo, Massa pasó también por el despacho de Monzó, lo mismo que el jefe del bloque Justicialista (BJ), Oscar Romero. Los puentes aparentemente rotos con Massa cuando el Presidente lo llamó “impostor” volvieron a tenderse. Por el despacho de Massa pasó también Diego Bossio, del BJ.

Siguió también la guerra de números. En el FR esperaban las cifras “desagregadas” de Abad, cuya estimación del costo fiscal de la media sanción de Diputados arrojó $130 mil millones. En el FR decían que hay una “contabilidad creativa” en línea con la postura de la Rosada. También el kirchnerismo salió al cruce e insistió que el costo es $65 mil millones. Según el bloque que lidera Héctor Recalde “las cifras del Gobierno no cierran por ningún lado”. (Clarín)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí