Acusan a Farré de matar “a sangre fría” y la defensa habla de una “historia oculta”

0
904

"Basta papá. No le pegués más a mi mamá", la súplica de un hijo de Farré
30/05 – 11:00 – Las partes presentaron sus argumentos para convencer al jurado. Hoy comienzan a declarar los testigos.

Por: Mariano Gavira
Como si fuera un thriller, una serie de Netflix que dejó a todos expectantes con ganas de saber lo que ocurrirá en el próximo capítulo. Así planteó el alegato el abogado defensor de Fernando Farré, el empresario que apuñaló 66 veces y degolló a su esposa, Claudia Schaefer, en una casa del country Martindale, en Pilar: “En este juicio se conocerá una historia oculta hasta ahora, una historia traumática que conoció Farré antes del asesinato y que perturbó su conciencia”. Del otro lado, en la sala del Tribunal Oral en lo Criminal 2 de San Isidro, la querella y la fiscalía aseguraron que el imputado mató a la mujer “a sangre fría” con una “falta total de valores” y que “nunca sintió culpa por lo que hizo”.

Vestido de traje gris y camisa celeste, Farré entró a la sala luego de que los fotógrafos se fueran, ya que su abogado, Adrián Tenca, pidió que no fuera retratado. Cuando ingresó miró a toda la sala -repleta- y luego se sentó. Así quedó durante los 100 minutos que duró la audiencia. No se inmutó, no negó ni asentó con la cabeza. Ni siquiera bebió un sorbo de agua del vaso que tenía frente a él. Sólo cruzó algunas palabras con el abogado y por momentos se lo vio con la mirada perdida hacia adelante, sin observar a los jurados ni al juez.

De este juicio surgirá una historia oculta hasta ahora, una historia traumática y shockeante que conoció Farré pocas horas antes del crimen y que perturbo su conciencia.

Los primeros en manifestar los alegatos fueron las fiscales especializadas en violencia de género, Carolina Carballido Calatayud y Laura Zyseskind, titulares de las fiscalías de Pilar y San Isidro. Ambas se pararon frente al jurado y con palabras coloquiales argumentaron que Farré asesinó a Schaefer “a sangre fría”. Hablaron sobre la premeditación de esconder los cuchillos con que la atacó dentro del vestidor, de las amenazas y de los golpes que venía provocándole y de un hombre inteligente “acostumbrado por su trabajo a tomar decisiones”.

En la misma sintonía, el abogado de la familia Schaefer, Jorge Sandro, explicó su función principal en el juicio: “La querella es la voz del dolor de los hijos”. Y amplió: “En esta semana van a escuchar a Sandra, que es la hermana de la víctima. Van a conocer la tortura que vivió Claudia durante tanto tiempo”. Finalmente, Sandro remarcó la importancia que va a tener la decisión del jurado, ya que también se definirá el futuro de los tres hijos de la pareja: “Si es inimputable, el acusado mantiene la patria potestad de los tres hijos. No quiero ni imaginar lo que podría ser para ellos convivir con alguien que mató a su madre de 66 puñaladas”.

Si es inimputable, el acusado mantiene la patria potestad de los tres hijos. No quiero ni imaginar lo que podría ser para ellos convivir con alguien que mató a su madre de 66 puñaladas.

El juicio es para determinar si Farré es condenado a prisión perpetua, si cometió el asesinato bajo un estado de emoción violenta o si es declarado inimputable. Para esto último se necesitan cuatro votos a favor de esa posición. Si hay tres votos, y nueve a favor de la condena, se debe anular el juicio y realizar uno nuevo con otro jurado, y si hay dos votos en favor de la inimputabilidad se puede considerar una condena que contemple que el femicida actuó bajo un estado de emoción violenta. A la vez, para que la fiscalía y la querella logren la condena a prisión perpetua, el voto debe ser unánime.

El misterio y el enigma llegó al final de la jornada. Todos en la sala esperaban con ansias lo que diría la defensa. El alegato entonces generó más dudas que certezas, aunque no menos intriga: “Esta es una película de la que ya sabemos el final. Ustedes (por el jurado) van a tener que desentrañar la trama que desencadenó el asesinato. De este juicio surgirá una historia oculta hasta ahora, una historia traumática y shockeante que conoció Farré pocas horas antes del crimen y que perturbo su conciencia”, dijo Tenca en la búsqueda de justificar el accionar violento del acusado.

“Farré no tuvo la mente lúcida en el momento en que ocurrió el hecho”, sostuvo el abogado al tiempo que descartó que haya existido premeditación, ya que asesinó a su mujer con testigos en el lugar, en un country con seguridad privada: “Eso no corresponde a alguien que haya premeditado un asesinato. Es como si alguien matara en plena 9 de Julio”, completó aunque luego no quiso adelantar detalles de su estrategia: “La verdad la van a conocer esta semana”.

El jurado

“No deberán comentar con nadie sobre el caso. No deben dialogar por teléfono, mensajes ni redes sociales. Tienen prohibido el contacto con los abogados. No tendrán que pedir consejos ni tampoco acepten opiniones ni ofrecimientos. Deberán decidir sólo por lo que escuchen en la sala. Tampoco podrán buscar datos en internet ni dejarse influenciar por nadie”. Mirándolos a los ojos el juez Esteban Andrejín les dejó en claro lo que pueden y no pueden hacer los 12 ciudadanos comunes (más 6 suplentes) que decidirán si Fernando Farré es imputable o si actuó bajo emoción violenta.

Ayer, a primera hora, se presentaron 46 de los 48 citados, de los cuales hubo 18 que fueron recusados. Ocho por cada una de las partes y dos más con causa, porque se manifestaron a favor del colectivo #NiUnaMenos, y el objetivo acá es que el jurado sea lo más imparcial posible. Todos fueron sorteados, de manera similar a la selección de presidentes de mesa durante las elecciones. Treintañeros y jubilados, mitad hombre y mitad mujeres, ninguno estaba acostumbrado a estos procesos, por lo que se los vio perdidos, deambulando por los pasillos para ver dónde tenían que ir. Una de ellas -que luego sería confirmada como parte del jurado- contó a Clarín sus sensaciones: “Está bueno formar parte de la decisión. Creo que sirve para darle transparencia a la Justicia”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí