Inicio Nacionales El oficialismo buscará debatir el pasado y la oposición, el presente

El oficialismo buscará debatir el pasado y la oposición, el presente

57
0
Compartir

Cristina Kirchner junto a Mauricio Macri en las oficinas de Facebook en Argentina - Foto: Infobae
27/06 – 11:00 – La polarización se reflejará en los ejes discursivos de la campaña, según politólogos y analistas

Por: Gustavo Ybarra
Las elecciones se encaminan a una polarización no sólo de candidatos, sino también de ejes discursivos. Ése es el escenario que anticipan politólogos y encuestadores para la campaña electoral, que tendrá la corrupción kirchnerista como caballito de batalla del Gobierno y la situación económica y la inseguridad como la réplica favorita de la oposición.

La disputa promete ser encarnizada y prolongarse hasta octubre, ya que las primarias de agosto, salvo en contados distritos, no tendrá incidencia en la elección de los candidatos.

Esta situación llevó también a que varios politólogos advirtieran sobre las contraindicaciones que el “cansancio” de una campaña electoral prolongada podría provocar en el electorado.

“Si vamos a un nivel de polarización muy marcado, no es lo mismo que ese nivel de confrontación se produzca durante un mes a que se prolongue hasta octubre; esto puede llegar a tener el efecto de que muchos sectores se cansen y opten por vías alternativas”, alertó Alejandro Catterberg, director de Poliarquía.

En la misma sintonía se manifestó Mariel Fornoni, de la consultora Management & Fit, quien aseguró que la política de apostar a la polarización presenta “el riesgo de que la persona que está en una posición intermedia termine apoyando a un candidato no deseado”.

Pero los especialistas también sostienen que la polarización se extenderá a los discursos de campaña, anticipando un choque entre las denuncias por corrupción contra el kirchnerismo de Cambiemos y los cuestionamientos a la política económica de la administración macrista que ya se escuchan desde la oposición.

En suelo bonaerense, las críticas a Cambiemos sumarán el tema de la inseguridad. Es uno de los ejes en los que ya mostró que hará hincapié el frente de Sergio Massa y Margarita Stolbizer.

Para el politólogo Mario Riorda, la polarización entre estos tópicos discursivos es un fenómeno que se dará en la provincia de Buenos Aires. Sobre la pelea en territorio bonaerense, Riorda sostuvo que habrá “una puja de dos modelos: el voto ideológico del Gobierno, que apuesta a la ampliación de la grieta, y el voto económico, al que apelará Cristina Kirchner, donde la idea no será discutir el pasado, sino el presente y la situación económica” del votante. “Discursivamente, a Cambiemos le falta futuro cierto, carece de presente y le sobra pasado; en cambio, a Cristina Kirchner le falta pasado, le sobra presente y carece de futuro cierto”, analizó el académico.

El encuestador Raúl Aragón coincide en que el frente Unidad Ciudadana pondrá todos su cañones “en la situación económica del ciudadano de a pie”. Pero le suma una segunda dimensión, la de la inseguridad. ” 1 País va a poner énfasis también en la cuestión de la seguridad; como ya lo demostró con sus propuestas Alerta Buenos Aires y Bajar los Precios”, dijo.

Según el responsable de Aragón y Asociados, la apelación a la corrupción y a la vuelta al pasado del Gobierno corre el peligro de ser considerados “como un ente abstracto” ante el sufrimiento concreto de las penurias económicas y de la inseguridad por parte de los habitantes del conurbano.

Sin embargo, Riorda disintió sobre esta lectura, al afirmar que la percepción del discurso “depende de los intereses del votante”.

Por último, Fornoni aseguró que lo que está en juego es una proporción cercana a la mitad del electorado que define su voto muy cerca de las elecciones. “El 50% ya tiene decidido su voto”, aseguró.

Por su parte, Catterberg consideró sobre las elecciones que Buenos Aires será “el único lugar en el que habrá tres fuerzas” disputándose el favor de los votantes. “En el resto del país se va a recrear el bipartidismo entre el peronismo local y Cambiemos”.

Y si bien consideró que, después de octubre, el Gobierno sumará más bancas en el Congreso, Catterberg destacó que una victoria de Cristina en Buenos Aires “eclipsaría hasta un triunfo de Cambiemos en Santa Cruz”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here