Inicio Política Lázaro Báez participó de las maniobras con los fondos de Santa Cruz

Lázaro Báez participó de las maniobras con los fondos de Santa Cruz

63
1
Compartir

Néstor Kirchner junto a Lázaro Báez en El Calafate - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
03/07 – 10:30 – Como gerente del Banco Santa Cruz dio órdenes por escrito sobre depósitos o extracciones en el banco Morgan Stanley.

Por: Daniel Santoro
Como gerente del banco de Santa Cruz, Lázaro Báez intervino en el polémico e irregular manejo de los fondos de esa provincia desde, por lo menos, 1995, según documentación y testimonios reconstruidos por Clarín a la luz de la denuncia que hizo el ex financista Aldo Ducler presentada antes de morir.

En un telegrama de marzo de 1995, Báez firmó una garantía por 17 millones de dólares con la misteriosa offshore Kega Holdings International Inc. El telegrama lleva la firma de otro gerente del entonces intervenido banco, Jorge Domenichetti (Ver facsímil). El Santa Cruz había sido intervenido por el mismo gobernador Néstor Kirchner. Kega tenía, entonces, una cuenta bajo el código PXAR/KGVCR-SCZ003 en el Citibank de Nueva York.

Actualmente, Báez está dos veces procesados por lavado de dinero en la causa de la ruta del dinero K. Es por la fuga de más de 40 millones de dólares a Suiza que tuvieron lugar después de la muerte de Néstor Kirchner en el 2010. Estos documentos cuenta extraños movimientos financieros de Báez cuando Kirchner era gobernador de Santa Cruz y los primeros años de su presidencia.

En agosto de 1995, el departamento de Comercio Exterior del banco Santa Cruz informó al “atención señor Lázaro Báez-intervención” del giro de 1 millón de dólares a la cuenta 3600-6949 de Santa Cruz en el Citibank de Nueva York, que era el banco corresponsal. El objetivo era depositarlo finalmente en la cuenta 406 11172 ABA 121000080 de la financiera Dean Witter Reynolds INC, cuyo agente de referencia había sido en el origen el banco Mercado Abierto de Ducler. Dentro de esa cuenta, la subcuenta del Santa Cruz era el número 642113721. Durante el mes de agosto de 1995, Báez intervino en por lo menos otras siete operaciones en esa cuenta. En ese momento, Mercado Abierto manejaba la mayoría del mercado de los títulos públicos de las provincias. El MA Bank pertenecía a Ducler y a sus socios Miguel Iribarne y Héctor Scaserra, que ahora dirigen la financiera Arpenta.

En su denuncia, Ducler admitió que su banco Mercado Abierto actuó como “agente de referencia” o asesor para conectar a Kirchner con la financiera norteamericana Dean Witter Reynolds que luego fue comprada por el banco Morgan Stanley y que cobró una comisión por esa tarea. Pero desde 1995 Kirchner manejaba esa planta a través de Eduardo Cafaro, a quien lo blanqueó en el 2000, a través del decreto provincial 1639, como asesor financiero de la provincia con un sueldo mensual de 4.800 pesos de entonces (Ver facsímil). Los fondos fueron depositados en EE.UU. y solo algunas operaciones “pequeñas” la hicieron a través del MA Bank de las islas Caymán. Por esa razón, Cafaro era un consultor asiduo de uno de los gerentes de Mercado Abierto, Juan Portela Pico, quien hablaba y escribía en inglés a la perfección.

En su presentación ante la UFI, Ducler había ofrecido los nombres de los “apoderados, administradores y operadores” de los fondos de Santa Cruz. Aterrada por las amenazas, la familia no quiere hacer pública la “documentación respaldatoria” de la denuncia, a menos de que el Gobierno y la Justicia le den las garantías de protección necesarias. Los fondos de Santa Cruz eran una compensación que dio Menem por la mala liquidación de regalías petroleras de YPF. Una fuente financiera dijo que al principio eran 535 millones de dólares, pero que Mercado Abierto “los incrementó en el 1999 a 826 y en el 2002 a casi 1000 millones”, luego del aumento de las acciones de la misma YPF que habían comprado.

En la causa por el manejo de los fondos de Santa Cruz y enriquecimiento ilícito de los Kirchner que había iniciado el entonces juez Juan José Galeano –un sector de Comodoro Py cree que más que por la AMIA fue destituido por esta causa-, el ex gerente general del Deustch Bank de Argentina Alfredo Maclaughlin reveló que en el 2001 fue consultado por Kirchner sobre qué hacer con los fondos. El motivo era qué hacer con la plata luego del escándalo por la entrega vigilada de parte del gobierno de EE.UU. de fondos para atrapar a Amado Carrillo Fuentes, “el Señor de los Cielos”, y de que el entonces presidente provisorio Adolfo Rodríguez Saá había declarado el no pago de la deuda externa. Le recomendó crear “una cuenta custodia” y luego pasar la plata desde el Morgan Stanley a su banco en Europa. Entonces, le solicitó una certificación del origen de los fondos, autorización de la legislatura de Santa Cruz, dictamen del tribunal de cuentas, y poder otorgado a la persona que los manejaba, entre otros documentos. Pero luego el Deustch vendió su “departamento de custodia” y en el 2002 le recomendó el UBS de Suiza y el Rabo de Holanda. Luego un funcionario del banco de Santa Cruz, cuyo nombre no recordaba, le preguntó a Maclaughlin si calificaba el Credit Suisse y su respuesta fue positiva. Paralelamente, hasta el 2003 Kirchner tuvo una cuenta en el Deustch de Nueva York con 1,7 millones de dólares que blanqueó, recién ese año, ante la AFIP.

Entre la documentación guardada por la familia, existe una carta manuscrita de Ducler en la que afirma que “Kirchner usó 180 millones de dólares de los fondos para sanear” el banco Santa Cruz antes de venderlo al grupo Eskenazi.

Luego del default declarado por Rodríguez Saá, los fondos de Santa Cruz fueron efectivamente transferidos desde el Morgan Stanley a los bancos Credit Suisse y UBS y muchos saldos llegaban a nombre de Kirchner y no de la provincia, lo que demuestra un, por lo menos, manejo personalista de estos fondos públicos. Los resúmenes tenían como dirección Corrientes 415, donde estaban las oficinas de Ducler y Cafaro era asiduo concurrente. En un resumen de la cuenta de Santa Cruz en el Credit Suisse del 31-12-2003 –que estaba en la causa de Galeano- aparecen pagos a una offshore llamada Seabord Overseas Management Company de, por ejemplo, 19.389 dólares. Otro señala que 200 millones de dólares estuvieron depositados en el Rabobank Nederland Utrecht de Holanda. El asesor de inversiones suizo que intervino era Frank Schoch.

En cambio, un informe del UBS está dirigido a Santa Cruz con la dirección Reconquista 360, edificio donde funciona el estudio de abogados Cárdenas y asociados, seguramente como asesor jurídico de este último movimiento de fondos. Según las fuentes, Cafaro también fue el apoderado ante estos bancos suizos y ahora dos jueces federales pelean por quién finalmente lo investigará. (Clarín)

1 Comentario

  1. No he PERDIDO MI TIEMPO (que lo considero VALIOSO), en leer
    el artìculo,lo que si,puedo deducir ES que……………..
    …………!!!!!!! SIGUE EL CIRCO !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Y creo que muchos argentino ESTAMOS ..HAAAARTOS DE ESTAS
    PAYASADAS, ¿¿¿Estaran esperando que LAS CAUSAS, PRESCRIBAN,
    PARA DICTAR SENTENCIA, ¡¡¡CONDENATORIA !!!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here