miércoles, enero 20, 2021
21 C
Río Gallegos

Frigerio dijo que en Santa Cruz no habrá aumento salarial, pero excluyó a Alicia y sus funcionarios que promovieron su “salariazo”

Último momento: Terminada de reunión con Frigerio, no hubo acuerdo
19/08 – 11.00 – La moneda está echada: docentes, judiciales, salud, empleados públicos, jubilados o municipales no esperen el mínimo aumento porque hay una decisión de la gobernadora y confirmada por el gobierno nacional que no habrá aumento salarial. Lo confirmó Frigerio, pero no dijo lo mismo de Alicia y su gabinete que en enero de este año aumentaron sus sueldos y cobran sobresueldos de decenas de miles de pesos por año, encubiertos en concepto de viáticos y gastos reservados.

En medio de un conflicto docente que no tiene signos de reparación, luego que un juez ordenara la vuelta a clase, el cese de los descuentos y el ordenamiento y acondicionamiento de los establecimientos educativos de la provincia, fue el propio Ministro Rogelio Frigerio quien ayer con Jorge Lanata confirmó que la provincia de Santa Cruz “está quebrada” con un déficit fiscal “muy grande” y que Alicia Kirchner “ha decidido no aumentar los salarios este año” agregando que el gobierno nacional “está cumpliendo” al decir que le va a “prestar recursosmientras transiten un camino gradual hacia el equilibrio de las cuentas públicas.

El sincericidio de Frigerio, lejos de aplacar los ánimos recalentó la interna político-sindical, no solo con el sector de la Educación, sino con todos los otros sindicatos, donde ahora se analiza el estancamiento de los sueldos, el enorme retraso del poder adquisitivo que arrastran desde el año 2015 o antes y la perspectiva nula de una recomposición en los meses por venir.

La afirmación de Frigerio es grave, porque cierra definitivamente los caminos de cualquier negociación paritaria salarial y además, confirma lo remarcado por OPI en otros análisis previos: el gobierno nacional le otorgó a la provincia un salvoconducto financiero sin la mínima presentación de la famosa “hoja de ruta” a la que tanto hacía referencia el funcionario nacional con el agravante de que al ser en carácter de “préstamo”, como lo dejó aclarado Frigerio, estos fondos van a tener que ser devueltos y si pensamos la imposibilidad de que ello suceda en la actual administración, los próximos gobiernos provinciales tendrán la obligación de pagar esta deuda a costa de todo el pueblo santacruceño.

Pero lo grave de las palabras de Frigerio, no radican solo en la confirmación de que no habrá aumento salarial para los empleados públicos de Santa Cruz, aún teniendo en cuenta, por ejemplo, que ATE tiene a gran parte de sus afiliados en la línea de pobreza, con sueldos inferiores a los 12 mil pesos, sino en la exclusión quirúrgica realizada por el gobierno nacional de la gobernadora y los funcionarios provinciales de esta sequía salarial, por cuanto en el 2016 la gobernadora inventó un aumento encubierto con las famosas “Unidades retributivas”, las cuales el gobierno “mueve” a su antojo sin que nadie se entere y no son producto de congelamiento salarial el haber de los funcionarios, teniendo en cuenta los aumentos otorgados fines del año 2016, cuando Alicia Kirchner incrementó el sueldo de todo su gabinete mediante Decreto Nº 2050/15 y dada a conocer por Resolución 1/17, tal como OPI lo diera a conocer en un informe periodístico del día 8 de febrero de este año en una nota titulada: “Alicia Kirchner aumentó sueldos de ministros, funcionarios y dio manos libres para pagar asesores y gastar sin límites”.

Independientemente de esto, Rogelio Firgerio tampoco ha considerado el aumento encubierto de salarios que tienen los funcionarios del gobierno provincial, con la asignación indiscriminada de viáticos, en muchos casos sin que las comisiones de servicios se realicen, por un total de 26 millones de pesos durante el año pasado y que fuera expuesto en nuestro informe “Alicia Kirchner pagó 26 millones 168 mil pesos solo en viáticos, en un año y medio” del último 13 de julio. No sabemos si de esto Frigerio no sabe nada o se hace el desentendido.

Las palabras de Frigerio en este marco, suenan como una rara forma de aportar a la paz social de Santa Cruz; más bien, le pone una lápida al conflicto y lejos de tomar medidas con un estado provincial sin rumbo, sin gestión y sin perspectivas de futuro, busca penalizar al sector de los trabajadores quitándole toda esperanza de ver resuelto o menguado el problema económico de su familia; y todos sabemos lo que sucede cuando no hay salida ni diálogo. En estas circunstancias, dado el panorama descrito por el funcionario nacional y la insensibilidad, intransigencia y desorden sin salida del gobierno kirchnerista, debemos prepararnos para vivir los próximos años en una provincia sumida en la depresión, el conflicto permanente y la falta total de rumbo político y social. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos