domingo, enero 17, 2021
9 C
Río Gallegos

En Santa Cruz no falta plata, sobran chorros, malos administradores y mercenarios cuentapropistas

En Santa Cruz no falta plata, sobran chorros, malos administradores y mercenarios cuentapropistas
23/08 – 11:30 – Ayer se cerró una nueva reunión paritaria entre los docentes, el gobierno provincial que acude de “oyente” y el gobierno nacional, comprometido a poner la plata para los aumentos, pero solo hasta diciembre de este año. ¿Qué pasará con la educación luego?, es una apuesta a futuro con pocas o ninguna posibilidad de ganar, viniendo de la mano del actual gobierno provincial. Paralelamente, la gobernadora envió un mensaje por elevación para reforzar la teoría de “la provincia quebrada” y el coro de mercenarios cuentapropistas de medios aliados al poder de turno, lo replicó para reforzar una mentira que nadie se cree. (Por Rubén Lasagno)

Lo único cierto que dice Eduardo Costa en sus discursos con poco o ningún contenido propositivo real, es que en Santa Cruz no faltan fondos, está mal administrada y nosotros agregamos: además, se roban todo.

Lo expresado por el candidato de la UCR/Cambiemos es casi una verdad absoluta; de ahí a ver cómo se las arreglará él si un día le toca asumir la gobernación hay un paso muy grande a dar. En general, estas cosas se dicen desde la oposición y cuando llegan al poder “descubren” otra realidad y nos arrastran al mismo pozo en el que otros nos metieron y así, nunca logramos sacar la cabeza a la luz del sol. Pero esto es clave para entender cómo nos mienten desde el actual gobierno provincial. Santa Cruz es una provincia con escasos 350 mil habitantes, plantada sobre el oro, la plata, las piedras preciosas, el carbón, el petróleo, el gas, con una producción ictícola impresionante, un poder ganadero (lanar) hoy improductivo/subdesarrollado, con vientos adecuados para el desarrollo de la energía eólica, la producción de energía mareomotriz, manantiales de agua no contaminada, ríos pristinos, una industria turística excepcional y así podemos seguir enumerando infinitamente las riquezas naturales y posibilidades innatas de esta prodigiosa tierra.

¿Por qué hoy dice Alicia Kirchner que no hay plata y Santa Cruz está quebrada? ¿Cómo en una tierra que tiene todo, sus poquísimos habitantes no tienen nada? ¿De quién es la culpa? ¿De la tierra o de los que están sobre ella?. El resultado del análisis per se da como resultado una ecuación incompatible con el desarrollo de la región: riquezas inconmensurables, gestiones políticas (gobiernos) sin sustento, planes ni proyectos de grandeza y futuro; voracidad de enriquecimiento personal, partidario y sectorial utilizando los bienes del Estado y despojo total de cualquier atisbo de moralidad y decencia entre quienes no han gobernado, al menos en los últimos 40 años.

Si teniendo todo no tenemos nada, la culpa es nuestra como individuos que explotamos, utilizamos y malgastamos las riquezas naturales. De ese colectivo “nosotros” (porque elegimos con el voto y no exigimos), debemos extraer un conjunto más reducido donde englobamos a todos los partidos políticos, los que nos gobernaron y actuaron en los tres poderes, a los comerciantes/empresarios y de todos ellos ajustar aún más la selección y remitirnos a quién gobernó Santa Cruz en los últimos 30 años, que es un solo partido político, el Frente Para la Victoria. Haciendo este ejercicio de simplificación matemática, vamos a entender cómo, por qué y por quién Santa Cruz hoy está quebrada. Aún así, esos mismos depredadores, mantienen un 30% del electorado cautivo. Pregunta retórica ¿De quien es la culpa? ¿De chancho…?

En 30 años no se hizo una sola industria, pero elección tras elección la gente les creyó cuando en campaña le prometían “el lavadero de lana”; no hubo un solo desarrollo serio, pero campaña tras campaña les prometieron, trabajo, más mano de obra, el despegue económico, la usina de Río Turbio, YCRT, las represas, las zonas francas. Gobierno tras gobierno se encargaron de entregar el petróleo, el gas, el oro y la plata. Nunca controlaron lo que se llevan las empresas y cómo se lo llevan. Miles de millones de tonelada de material arrancado de las entrañas de la tierra, conteniendo materiales y minerales de increíble valor (no solo oro y plata) se van desde hace décadas en barcos hacia Europa donde se lo procesa y a nadie se le ocurrió exigirle a las empresas que esas plantas procesadoras estén aquí ¿Por qué?: porque el valor del “mineral en tránsito” es bajísimo, casi a nivel de una escombrera y en otro lugar, usando tecología de punta, logran obtener lo que nosotros somos incapaces de ver y aprovechar de nuestros suelos a valores multimillonarios. Pero nada de esto sucedería si no hay “cipayos” facilitadores, moralmente incalificables, quienes lucran y se enriquecen, ocupándose solo de mantener al día los salarios de una provincia con un estado sobredimensionado e inerte.

Pero ahora, ni siquiera pueden pagar los sueldos; o al menos eso dicen. Si esto es real (no hay plata para pagar salarios), ¿No sería hora de llevar a todos los que estuvieron al banquillo de la justicia para explicar cómo vaciaron Santa Cruz?. Nadie lo hará y los culpables, están seguros que eso, jamás ocurrirá. Por eso vendrán otros, quienes seguirán por el mismo camino. En Santa Cruz no faltan fondos, sobran chorros.

Hay un estudio de hace 6 o 7 años realizado por un consultora norteamericana, que da cuenta que solo con la pesca, la provincia de Santa Cruz podría revertir su economía. La pesca es un antro de corrupción, desborde, negociados, desmanejos, descontrol y promiscuidad política y financiera. Se llevan todo por monedas, depredan, capturan fauna joven, nadie controla, todos facturan (monedas para la caja política en algunos casos, para bolsillos empresarios en otros) y el mar más rico del planeta con una enorme costa en Santa Cruz, la han transformado en una pileta de natación pública donde todos se bañan y nadie paga.

Todo esto que resumí en algunos párrafos es necesario para entender cómo nos miente la gobernadora cuando dice que Santa Cruz está quebrada. Si lo estuviera, ella no podría seguir gobernando ni un minuto más, debiera dar un paso al costado y se tendría que enjuiciar tanto a ella como a sus antecesores, que son de su mismo palo político. Si no lo está, como muchos sabemos, quiere decir que nos miente con un propósito egoísta y subalterno, lejos del interés público, el cual la debiera motivar como administradora de la cosa pública.

Hoy su gobierno no puede pagar los salarios. Demás está pedirle que invierta en producción, expansión de la economía e industrialización. No lo hicieron en 30 años cuando tuvieron todo el poder y la plata, cómo lo harían ahora?. Depende de Nación que le pague a los docentes para levantar el paro. Nación les ofreció un 5% más un 1% más otro 1%, más otro 1% (total 8% a los premios) y de acá a diciembre; después de esto Alicia Kirchner se tiene que hacer cargo. No lo puede (o no lo quiere) pagar hoy ¿Cómo lo hará a partir de enero del 2018?. Conclusión: se avecina un conflicto total y permanente en el área de Educación de aquí a final de su mandato.

Pero vamos más allá. Esta semana el ministro Donini dijo que no hay plata para aumento salarial. Los gremios hace más de un año y medio que no reciben recomposición. La inflación es casi de un 2% mensual, la presión impositiva aumentó gracias a los buenos oficios recaudadores del gobierno provincial y la actualización brutal de los servicios del gobierno nacional. El salario perdió más del 35% en el último año. La mayoría de los empleados públicos de la provincia están por debajo de la línea de pobreza. Los jubilados no cobran en tiempo y forma, las Cajas están desfinanciadas, la Obra social cortada, vaciada, el estado virtualmente fundido.

La gobernadora ha revitalizado el discurso apologético con que inició su mandato, pretendiendo ponerle freno a los sindicatos y advertirles que no pidan porque no hay. Pero escurre fondos a nación para sostener la campaña K, aumenta el poder adquisitivo de sus funcionarios en un 40% promedio, obtiene intereses de fondos puestos en plazo fijos tras el retraso de los pagos, juega con las Lebacs y negocia fondos alternativos con el sector minero para sostener un aparato estatal corrupto.

Paralelamente, ha enviado a los mercenarios cuentapropistas que utilizan algunos micrófonos untados con la pauta oficial (provincial y nacional) a replicar sus palabras. En algunos medios y radios se pueden escuchar a estos relatores del relato decir cosas como: “los gremios deben hacerse ala idea que no hay plata, al menos por lo que resta del año. La provincia no puede endeudarse para pagar aumentos de sueldos. Habrá que ver si mejora el 2018”, una esperanza tan lejos de la realidad como creerle a estos cuentapropistas mercenarios que sus patrones hacen caridad con los millones que embolsan del Estado cada año, trabajando alternativamente para uno o para otro, depende de quien esté en el poder. Tenemos una mala noticia para ellos: si no hay fondos suficientes, el gobierno va a tener problemas insalvables de aquí al 2019.

Concluyendo: quitando el relato político de la gobernadora y la réplica por abono mensual de los “comunicadores”, quienes se encargan de multiplicar las excusas y “concientizar” al colectivo trabajador, que debe esperar mejores vientos para pedir aumento en la provincia, la realidad se presenta complicada desde lo social y lo político. El cierre unilateral de las negociaciones, las cuales no son tales cuando alguien se sienta en una mesa sin nada que negociar, es una lápida a la paz social. Alicia lo sabe, sus medios adictos también, pero siguen insistiendo en no decir la verdad. Plata hay, sobran chorros y mientras no haya conciencia republicana, honestidad intelectual, moral y capacidad para administrar los recursos y gobernar la provincia, esto, lamentablemente, no cambiará. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos