¡DELINCUENTES PRESOS!: DE SOUZA DETENIDO Y LÓPEZ PROFUGADO


19:45 – El día 6 de diciembre de 2017 hicimos una nota donde en el título nos preguntábamos, simplemente guiados por la lógica y la información de dominio público: “Si el peligro de “entorpecimiento” es causal de prisión preventiva ¿Por qué no están presos Cristóbal López y De Souza?.

Era tan obvio, que con el exceso de pruebas existentes, el tiempo de esas pruebas en conocimiento de la justicia y las maniobras desesperadas que acometía para deshacerse de bienes y negocios, Cristóbal López y su socio en tándem, Fabián de Souza, no existía una razón probable de por qué seguían libres.

Cristóbal López y Fabián de Souza, por el poder que tienen para modificar, influir y entorpecer la causa, deberían estar presos; sin embargo, la justicia elástica que tenemos, aún parece que no tiene probado que el ex pollero es un delincuente serial, aprovechador de la década afanada y por sobre todo, que tiene intacta la capacidad de daño para interponerse en cualquier investigación”, decíamos allí y remitíamos a los ejemplos de injerencia que habían tenido en la investigación, con la venta trucha de sus medios, la empresa Oil, el banco Finansur y demás patrimonio del Grupo, que tanto De Souza como López, pretendieron hacer desaparecer, aún teniendo todo el capital inhibido.

- Publicidad -

Hoy nadie sabe dónde está el ex pollero chubutense. Algunas fuentes de OPI aseguran que Cristóbal abandonó el país en un jet alquilado o prestado, hipótesis que no es apoyada por muchos, habida cuenta de lo difícil de ser un fugitivo buscado internacionalmente en el mundo de hoy. Otros, aseguran que Cristóbal López se encuentra en algún lugar del país o en la provincia de Chubut, arbitrando su defensa junto a sus abogados y planificando su entrega en las próximas horas o días.

Una fuente vinculada al gobierno provincial de Chubut, aseguró que la urgencia por “sacarse de encima” el Grupo Indalo y la acción de poner al frente a Jorge Rosner, es porque ya contaba con información fidedigna de que su detención era cuestión de tiempo. Ante esa eventualidad, López dejó armada una estructura administrativa, que si bien puede estar invalidada por la justicia, está haciendo (y hará) el trabajo que ni el, ni su socio De Souza, podrán hacer desde la cárcel.

Cualquiera sea la situación en que se encuentra Cristóbal López, lo cierto es que sus delitos económicos, comienzan tocar con sus tentáculos a los cómplices de este proceso ilícito, entre ellos Ricardo Echegaray y más arriba la propia familia Kirchner.

Dos menos

En lo personal, quiero manifestar mi total satisfacción por el pedido de detención de estos dos estafadores del Estado, operadores políticos del kirchnerismo y malversadores de fondos públicos, que hoy o están sufriendo con el casco y el chaleco antibalas puesto, o están disparando por ahí, escondiéndose como ratas de la justicia, tal vez, de los mismos jueces que hasta hace poco hacían la vista gorda ante los atropellos y los desquicios del poder al que ellos pertenecían.

Desde su canal C5N el 5 de septiembre 2012 arremetieron con una campaña difamatoria contra OPI, ordenada por la entonces presidenta Cristina Fernández, tildándonos de cualquier cosa, menos de periodistas y haciéndonos aparecer como espías que andábamos fotografiando a la mandataria detrás de los árboles, denigrando a nuestras familias, atacando nuestro trabajo con los más bajos instintos de mercenarios de la comunicación pagados con dineros espurios, que caían en sus bolsillos, puestos allí por las manos sucias del kirchnerismo, por orden exclusiva de la señora y a instancias de personeros locales, empleados de Lázaro Báez que habían aportado datos tan retorcidos como inexactos y falaces, para perjudicar nuestra labor y nuestras vidas.

Esa cloaca de operaciones injuriosas llamado C5N, fue un medio incontinente de ataque hacia OPI, por la simple razón de haber fotografiado a la ex presidenta bajando del avión presidencial, después de una larga ausencia en esta capital. Obediente a las órdenes de quien le untaba la billetera con dineros mal habidos, Cristóbal López, De Souza y toda la gavilla de pseudos-empresarios de medios, no tuvieron la mínima duda en descargar todo su poderío económico, financiero, difamatorio y su estructura mediática, en contra de nuestras humildes espaldas; pero resistimos, seguimos y perseguimos el único objetivo que algún día nos daría satisfacción: verlos presos.

El día llegó y festejamos con burbujas de fin de año que, al menos en tiempo de descuento, algo de justicia se comience a derramar sobre los delincuentes que por 12 años asolaron el país y creyeron que todos éramos enemigos a destruir y no dudaron en usar contra nosotros, las más arteras armas de la difamación, la calumnia y las operaciones mediáticas que delatan su linaje.

Estamos inmensamente felices en nuestra Redacción, de poder escribir, hoy, este título.

Esperamos que Cristóbal López sea encontrado y pase a revistar en el club del casco, como su socio De Souza. Es hora de ver a esta escoria de guante blanco, cocinarse en su propia salsa y que ya nadie pueda sentir que la impunidad es un bien heredable. Los que cometen delitos deben estar presos; si esto no ocurre, jamás los hombres decentes que habitan esta enorme Argentina, podrán diferenciarse de estas lacras que nos robó el futuro como país. (Agencia OPI santa Cruz)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -