Inicio Destacadas 1 Desde que gobierna Alicia Kirchner ingresaron 2.993 nuevos empleados al Estado pero...

Desde que gobierna Alicia Kirchner ingresaron 2.993 nuevos empleados al Estado pero afirma que las vacantes “están congeladas”

37
0
Compartir


15:00 – La gobernadora hace un uso intensivo de la premisa geoebeliana del kirchnerismo. Mientras firma el Pacto Fiscal y se compromete a asumir obligaciones que sabe de antemano no cumplirá, en la provincia firma un decreto que impide el ingreso de nuevo personal a la planta del Estado y manifiesta en su discurso, exactamente lo contrario de lo que hace en la práctica.

La información oficial que emana de los presupuestos provinciales, aportan datos muy importantes que ayudan a completar la información que oficialmente el gobierno se niega a entregar a la prensa, haciendo imposible el acceso a la información pública.

Hasta el 2015 la provincia tenía 31.333 empleados y si bien no existen cifras concretas, se calcula que no menos de 5.500 entraron en la administración de Daniel Peralta, no obstante Kirchner le carga el doble de esa cifra al ex gobernador, para decir que gran parte de la situación de déficit actual, es por la herencia recibida. En el 2016, primer año de gestión de Alicia Kirchner el número se elevó a 33.275. Durante el 2017 se cerró con 33.788 agentes y de acuerdo a la estimación para el 2018 el número será de 34.326 empleados en la administración central del estado provincial.

En números exactos, digamos que en el primer año de gestión, a pesar de señalar la gobernadora que no habría más ingresos a la administración pública, posibilitó el ingreso de 1.942 trabajadores. Durante el 2017 produjo el ingreso de 513 empleados y al 2018 prevé 538 más, aún cuando las estimaciones extraoficiales hablan de una cifra igual o superior al 2016, entre 2018 y 2019, hasta la culminación de su mandato.

Es decir que en dos años de gestión de gobierno, Alicia Kirchner hizo ingresar 2.993 nuevos empleados públicos, ampliando el déficit de por si muy crítico que tiene Santa Cruz. No puede pagar salarios, ni jubilaciones; no puede sostener la Caja de Previsión Social ni la Caja de Servicios Sociales, pero aún así incrementó en casi un 10% la plantilla de personal público.

Recordemos que en el Pacto Fiscal que firmó Alicia Kirchner con Macri, uno de los puntos clave, entre muchos términos de ajustes que debería hacer la provincia, fue el compromiso escrito de no hacer ingresar ni un solo empleado más al Estado.

Y la plata ¿Dónde está?

Con relación al enorme déficit que dice tener la provincia, es llamativo la forma en que la gobernadora maneja los números y la falta de exigencia del gobierno nacional a la hora de ayudar a Santa Cruz, a mantener ese déficit, sin que la gobernadora cumpla ni una sola meta de las solicitadas o exigidas por Rogelio Frigerio durante el 2016, quien llegó a asegurar que dichas ayudas dependían de la “hoja de ruta” que debía mostrar Kirchner y un plan de reducción de gastos ciertos. Ni una ni otra cosa sucedió, sin embargo y tal como OPI lo publicara recientemente, la nación le dio a Santa Cruz más ayudas económicas en dos años que en todo su mandato Cristina Fernández; es decir que esa plata más todos los otros conceptos que suman cientos de millones de pesos, de acuerdo a la versión oficial de la gobernadora, no alcanzaron para, al menos, mantener los sueldos y las jubilaciones, pagos en tiempo y forma. Nadie pide explicación al respecto.

De acuerdo a documentación oficial del Ministerio de Economía nacional, Santa Cruz recibió en el 2017 12,4 veces más de fondos que en el 2015. En números concretos, la nación le envió a Alicia Kirchner, durante el 2016 la suma de $ 9.097. 700.000,00 y hasta donde tenemos la información tabulada, mes de octubre/noviembre de 2017, Santa Cruz recibió de la nación $ 9.885.000.000,00.

A esto hay que sumarle toda la vertiente de fondos que ingresan a las arcas provinciales como las regalías petroleras que importan más de 600 millones de pesos anuales, las mineras que superan los 450, las de gas que fueron aumentadas en alrededor del 40%, los dos préstamos del Banco Nación que recibieron luz verde del gobierno nacional, uno por 750 millones y otro por 2 mil millones, la asistencia financiera nacional para pagar los salarios docentes y la restitución de los fondos de la Anses más aquel dinero que aporta de manera directa la nación a los municipios, lo cual, claro está, evita erogar la provincia.

Todo este cúmulo de plata, está licuada en no se sabe bien qué gastos, por cuanto Santa Cruz no muestra los números, no existe en la provincia una justicia que exija respuestas y el Tribunal de Cuentas es un organismo inicuo, respetuoso de las órdenes de la gobernación.

Nadie puede entender cómo Santa Cruz tiene atrasados los sueldos, paga por goteo o no paga y los jubilados no cobran en tiempo y forma. Las fuentes desde la propia casa de gobierno, admiten que gran cantidad de fondos se dilapidan en el sostenimiento del aparato kirchnerista a nivel nacional, que Santa Cruz es refugio de quienes quedaron sin trabajo con la salida de CFK del poder, desde nuestra provincia se solventan los juicios actuales a los principales referentes del kirchnerismo en la década pasada y se trabaja para la caja política, el armado de una estructura financiera y militantes de cara al 2019.

En realidad no existe otra explicación para que en Santa Cruz falten fondos, teniendo en cuenta las diferentes vertientes que tiene y la gran ayuda nacional que posee, a pesar que desde el discurso, los diputados del FPV insistan en diferenciarse de Macriy acusar al presidente de negarle ayuda para el impresionante déficit mensual. Lo cierto es que el gobierno nacional hoy, es el principal sostén de la gobernabilidad de Santa Cruz. La pregunta es ¿Hasta cuándo lo será?.

El 2018 amenaza con ser un año muy difícil en lo social, pero Santa Cruz tiene un gran problema con la falta de sinceramiento de su clase política. El oficialismo miente y la oposición no dice la verdad, pareciera que no le interesa y no se escucha a “Cambiemos/UCR” destapar la olla de lo que realmente ocurre en Santa Cruz, siendo que tiene en sus manos, a través del gobierno nacional la posibilidad de realizar el cruce de datos y acceder a los números ciertos de lo que posee y recibe Santa Cruz.

Eduardo Costa, principal referente de la oposición, habla mucho de lo mal que administra Kirchner a la provincia, pero no aporta documentación ni datos concretos y oficiales de su gobierno a nivel nacional. La prensa, en este caso OPI, ha sido el único medio en dispar la noticia de la cantidad de planta que entró en esta provincia, sin embargo, desde la oposición nadie denuncia con datos, fechas, importes y números de expedientes. No es porque no lo tengan, es porque no quieren. Dicho esto, deberíamos preguntarnos hasta dónde el gobierno nacional está interesado en transparentar el desastre de Santa Cruz y hasta dónde prefiere que todo siga igual para tener el control político de la situación. (Agencia OPI Santa Cruz)

Los números no mienten ¿Dónde van los fondos por Coparticipación, el 15%, el FGS, el Fondo de Financiamiento Educativo y las ayudas extraordinarias que ingresan en la provincia?

Nación le otorgó los fondos a Santa Cruz sin ninguna exigencia, bajo extorsión y por necesidad financiera-política de Macri

Confirmado: Alicia Kirchner desvía fondos de Nación. Recibió más de 600 millones por Financiamiento Educativo y solo invirtió 86

Las millonarias cifras de la cuenta FUCO que el gobierno escondió a la opinión pública (Informe II)

En menos de 4 meses el gobierno ganó $ 33.966.410 en plazo fijo y $ 12.547.506 apostando al LeBac

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here