Inicio Destacadas 1 EL MINISTRO JORGE TRIACA ECHÓ UNA EMPLEADA EN NEGRO, SIN PREAVISO NI...

EL MINISTRO JORGE TRIACA ECHÓ UNA EMPLEADA EN NEGRO, SIN PREAVISO NI INDEMNIZACIÓN (entre otras cosas)

89
0
Compartir


19:00 – El informe que vamos a desarrollar a continuación se basa en la denuncia que realizó ante OPI Santa Cruz la señora Sandra Viviana Heredia, quien se desempeñó desde el año 2012 y hasta el 8 de enero de 2018 como casera y asistente personal del actual Ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca, en la quinta que su familia posee en Panamericana Colectora 4079 – Bouglone Bs As, propiedad que heredara de su padre, comparte con sus hermanos Carlos Leonardo Triaca y Mariana Haydee Triaca Directora del Banco Nación desde el año 2017.

En el importante predio que ocupa la quinta se encuentra un enorme quincho, pileta de natación y parrillas, sin embargo, no es un “salón de fiestas”, como podría pensarse, sino que hay allí emplazada una oficina completamente equipada para atender los asuntos políticos del Ministro. Es una “extensión” del Ministerio de Trabajo, en la casa del funcionario nacional, le explicó a OPI la damnificada.

Yo entré a trabajar allí en el año 2012, cuando Jorge Triaca era diputado. Ellos son seis hermanos que se criaron en ese lugar y al fallecimiento de su padre, decidieron dejarla como casa de fin de semana, pero Jorge (Triaca) lo transformó en algo más que eso. Allí concurren políticos, empresarios, sindicalistas y en general mucha gente, algunos de los cuales, antes, pasan por su oficina de Casa Rosada y otros pasan por allí, primero…”, señaló Heredia, para contextualizar el lugar donde ella tenía una casa en la cual vivió hasta el 8 de enero, cedida por los Triaca para oficiar de “casera”, actividad que especialmente se extendía a la de organizadora de eventos de todas las magnitudes regularmente realizados allí, con la asistencia de mucha gente conocida vinculados al mundo de los negocios, el periodismo, la política y el sindicalismo. Los domingos o en cumpleaños de algún familiar, Sandra también organizaba la velada y su trabajo nunca mereció observación alguna.

Sandra Heredia fue echada por Triaca sin mediar causa justificada, sin comunicarle la misma, sin haberle realizado el preaviso que marca la ley y sin pagarle la indemnización correspondiente. No obstante, entre el 2012 y el 1º de octubre de 2015, Jorge Triaca le pagó en negro y 21 días antes de las elecciones de ese año, la formalizó, blanqueando solo una parte de su actividad en la quinta.

Me comenzó a pagar un sueldo “en blanco” como si fuera casera, pero en realidad yo siempre fui, no una casera sino una asistente full time. No tenía tiempo ni oportunidad de dedicarme a otra cosa, pues la actividad que me imponían era de tiempo completo. Yo me encargué durante 6 años de organizar eventos, fiestas, almuerzos, cenas y reuniones de todo tipo y con todo tipo de gente, siguiendo ciertos protocolos de acuerdo a quienes venían. Siempre fui una persona de enorme confianza para el Ministro y ese año 2015 me blanquearon un salario de $ 7.924,00 con recibo como casera, pero el salario total era de $19.500,00. El resto, correspondía al pago de los eventos y el trabajo que yo hacía en la quinta y el cual no estaba legalmente encuadrado. Normalmente había 14 eventos por mes, pero si un mes no había nada, no cobraba nada”, relató la mujer.

Esta situación llevó a la ex empleada de Triaca a remitirle tanto a él como a sus hermanos, sendas cartas documentos, reclamándole a todos, pero al ministro en particular, que no mediando una causa ni justificación, a partir del 8 de enero de 2018 se le negó la posibilidad de seguir cumpliendo las tareas habituales de casera y asistente full time de eventos y coordinación en la quinta, razón por lo cual le solicitó formalmente que “provea tareas, acredite aportes previsionales, entregue recibos de haberes conformados legalmente, cuestión que de no cumplir y amparados en la Leyes 20.744, 24.013, 25.323, 25.345 me obligará a realizar las presentaciones correspondientes como asimismo “denunciar ante la AFIP de sentirse injuriada y despedida por decisión unilateral”, expresa en parte el documento.

El mismo lunes 8 de enero, Heredia, luego de enviarle la carta documento, se hizo presente en la quinta para pedir explicaciones y retirar sus pertenencias, pero grande fue la sorpresa, cuando ni siquiera la dejaron entrar al predio, por orden del propio Triaca; “Vos no entrás más acá, no te vas a llevar nada”, fueron las palabras que le expresó el de seguridad en la puerta.

Esta situación le generó a la mujer una gran angustia, pues, por un lado, había sido despedida sin justa causa pero, además, no la dejaban acceder a la quinta donde estaba su casa con sus cosas personales y la perra, la cual hacía por lo menos tres días que estaba sola y sin comida.

Ante la imposibilidad de acceder, horas después, la ex empleada del ministro por comunicación de Whatsaap le hace saber al Dr Borsalino que realizaría una denuncia penal por “retención indebida”. En esa instancia, el abogado se comunicó vía mensaje de red y en términos de reconciliación la llamó a “arreglar el mal entendido”, que se quedara tranquila “y fuera por sus cosas”, ya que no había necesidad “de terminar así”.

Cuando llegué la segunda vez – relató Heredia a OPI – había dos custodios de Jorge (Triacca) y me pareció raro. Al entrar, (Jorge) Borsalino, me presentó un papel y me dijo “Acá tenés que firmar la baja de la AFIP”, donde decía que él me despedía, desvinculándome laboralmente desde el 8 de enero. Si yo firmaba eso, me podía llevar las cosas. Yo hablé con mi abogado por teléfono en el mismo momento y me dijo que no firmara la baja de la AFIP ni otro documento de ese tipo” afirmó la mujer, quien rechazó la oferta económica realizada por el abogado.

Borsalino me propuso pagarme $ 66.000,00, pero debía renunciar; es decir, lo que realmente pretendía, era impedir que tuvieran que formalizar mi despido, el cual a todas luces es arbitrario e ilegal”, reconoció la ex empleada del Ministro.

El Dr Borsalino me dijo “si renuncias olvídate de los 90 mil, yo lo manejo, te pago los 66 mil y terminamos acá”. Con respecto a los 90 mil pesos, Heredia explicó el motivo: “hace 4 años atrás, yo le pedí 25 mil pesos a Jorge, me los facilitó y comencé a devolverle el dinero, hasta que un día dejaron de hacerlo y me llevaron ante Escribano Público para firmar lo que en realidad es un “reconocimiento de deuda”, pero por 90 mil pesos”, es decir, a la “casera” le habían hecho firmar un documento con el cual hoy negociaban su renuncia, con la contrapropuesta de no ejecutarlo.

Pero la oferta contenía aún más. Heredia fue colocada como delegada interventora del Ministerio de Trabajo, en el Sindicato Marítimo (SOMU) – Seccional San Fernando, el cual fuera intervenido por el gobierno nacional, luego de la caída del “caballo” Suarez. Bajo la órbita de Jorge Triaca, el SOMU pasó a ser una virtual “agencia de empleos”, como se verá en otro informe sucesivo a este y por tal motivo el propio Ministro nombró a su cuñado Jorge Borsalino como Tesorero del sindicato y como contratada (entre otros) a Sandra Heredia.El empleo de Heredia tenía como finalidad, compensar como “contrapartida” lo que no le pagaba Triaca por su servicio de asistente en la quinta. La consigna con la cual llegó Heredia allí de parte del Ministro fue clara: que en las elecciones del sindicato “debía ganar la lista “20 Celeste”, liderada por Rubén Manno de Mar del Plata junto con Alejandro “Serrucho” Gómez, ambos apadrinados por Triaca.

Como esta lista perdió en manos de la de Hugo Moyano y el 12 de febrero de este año la nueva conducción se hace cargo del SOMU, los contratados que allí estén puesto por el Ministro, cesarán en su tarea. Precisamente, Borsalino, para hacer más atractiva la propuesta de indemnizar a Heredia, además de los 66 mil pesos y el “olvido” de los 90 mil, le propuso darle continuidad laboral, ubicándola en otro sindicato intervenido por el gobierno nacionalyo te ofrezco la continuidad laboral para que sigas trabajando. No te vas a quedar en bolas. Te vamos a mandar a otro de los gremios intervenidos que tenemos, por ejemplo en la sucursal de Acassuso de la UOCRA” le afirmó el abogado “pero todo de palabra”, confiesa Sandra que no le creyó nada; pues su “promesa” se fundaba en la necesidad de que firmaba su propia renuncia para, de esa manera, liberarse de cualquier conflicto laboral/judicial.

Ese día yo empecé a discutir con él, por cuanto trabajé 5 años en negro, nunca me tomé vacaciones y eso nadie me lo reconocía” remarcó Heredia respecto de su reacción ante la propuesta del Dr Borsalino. “Yo le dije – enfatizó Sandra – después que les fui re-fiel a Carlos y a Jorge, les tapaba todo todo, pero veo que no les importa nada. No tienen ningún justificativo para hacer lo que hacen, pero no les importa nada” y concluyó “La condición, para recibir los 66 mil pesos, era “que yo renunciara”. La enorme relación de confianza, queda plasmada en la foto donde Sandra comparte con sus amigos, una reunión en el amplio quincha de la quinta, el cual está decorado con “el club de los amores de Jorge”: Vélez Sarfield.

Cuando finalmente le fue permitido entrar a Heredia al predio, acceder a su casa para retirar sus pertenencias, se encontró con que la puerta de su casa estaba abierta, rota y le habían cambiado la cerradura. “Yo tengo hasta la factura del cable a mi nombre que acreditan mi posesión del inmueble y estoy analizando ahora con mi abogado si hacer una denuncia penal por usurpación, que es otra cosa importante que me ha pasado. Porque si bien la propiedad es de los Triaca, ellos me habían cedido su uso y por lo tanto, allí yo resguardo mi intimidad y mis cosas, con lo cual me siento usurpada con esta acción violenta que ha ejercido esta gente” reflexionó la mujer despedida.

No tuvieron ni la delicadeza de enviarme un telegrama pidiendo que les restituya el inmueble – acotó – como tampoco enviaron un telegrama informando el despido. Todo fue de facto. Lo que hicieron fue un desalojo a lo mafioso y el hecho de que cuando llegué me ponga dos custodios (del propio Ministro) y cuando intento ingresar con mi llave la puerta estaba abierta, es un atropello y hasta si se quiere, una falta de respeto hacia alguien que le fue fiel y le prestó servicios de asistente desde el año 2012 y en los últimos dos años se encargó de tenerle todo controlado y organizado para que realizara una actividad que claramente estaban íntimamente vinculadas a sus funciones como Ministro”, se lamentó la mujer.

Entre las cosas que le faltaron, le indicó a OPI, hay un televisor de 55” del cual mostró la factura de compra “y debo revisar entre las cosas que traje si no hay documentos o algo más que me hayan quitado; de todos modos muchas cosas no me dejaron retirar, entre ellas un lavarropas”, recordó.

Para retirar sus pertenencias, Heredia tuvo que firmar un recibo, lo cual hizo en disconformidad y cuyo texto decía: “8 de enero 2018 – San Isidro Pcia de Bs As. En el día de la fecha la señora Sandra Heredia retira el perro que le pertenece y todas sus pertenencias y con motivo de despido obrado el 6 de enero de 2018, ha dejado de prestar servicios”, pero, oficial y formalmente a Sandra Heredia nunca la despidieron.

Ayer 11 de enero, la denunciante recibió una carta documento del abogado Martín Hugo Carcavallo, quien indica que “por mandato expreso de la Sra Mariana Haydee Triaca y de Alberto Jorge Triaca”, rechaza los reclamos, aludiendo que los argumentos son falsos, maliciosos e improcedentes y desconoce totalmente que Sandra Heredia haya trabajado en relación de dependencia de la familia Triacani bajo otra figura”, recalca con inusual seguridad y agrega “por lo que niego y desconozco los términos y el alcance de la relación que Ud invoca con el Sr Carlos Leonardo Triaca y por tal motivo y en atención a la inexistencia de un contrato de trabajo con mis mandante, niego: fecha de ingreso 12/11/12, categoría laboral “casera” y asistente personal full time, remuneración de $ 19.500,00y remata la CD. “Conforme o expuesto, es falsa la negativa de tareas que invoca, rechazando en consecuencia la intimación que invoca de aclarar situación laboral. La exhorto actuar de buena fe y evitar planteos improcedentes y carentes de sustento fáctico y jurídico”.

Pruebas sobran

Revisando la innumerable cantidad de pruebas que posee Sandra Heredia, de su trabajo como asistente al lado del Ministro Jorge Triaca, desde el año 2012 a la fecha, es incomprensible cómo un abogado, puede, en 10 renglones de una escueta carta documento, negar la realidad y decir que no ha pasado lo ocurrido. Sandra Heredia tiene en sus manos una cantidad de elementos para probar su total y permanente vinculación con la familia Triaca y particularmente en los últimos años con el Ministro de Trabajo, que por decisión del editor, publicaremos en un segundo informe donde apabullaremos al Dr Carcavallo con pruebas fácticas como él propone, del estrecho vínculo laboral de la denunciante con el Ministro. Pero no nos detendremos ahí. Para convalidar lo que dice Sandra, difundiremos la reacción del Ministro por la cual echó a la mujer, los eventos en la quinta, las fechas, las listas con nombres de los concurrentes a la quinta, entre ellos destacadas figuras del orden nacional en el orden político, empresarial y sindical, que el propio Jorge Triaca o su secretaria Claudia Vélez, le comunicaban diariamente a Heredia, para que ella, organizara el protocolo, dispusiera la recepción de los invitados, contratara el catering, contratara el personal de servicio (entre 10 y 18 personas), les pagara y estuviera en todos los detalles y/o ante cualquier eventualidad que pudiera suceder durante cada una de esas reuniones del Ministro de Trabajo.

Sin embargo, para comenzar a derrumbar los argumentos mencionados en la CD del Dr Carcavallo, vamos a transcribir dos cartas que de puño y letra, recibió Sandra Heredia de parte de la señora madre de Jorge Triaca.

Agradecida, la abuela de la familia, por la eficiente tarea que llevaba a cargo Sandra, en cada oportunidad en que se reunía la familia para festejos y conmemoraciones, en mayo de 2016 le escribió:

Sandra:¡Gracias por mimarme… vos y “tu equipo”… Cada vez resulta más lindo… “más afectivo” ir a lo que alguna vez fue la casa donde crecieron Jorge, Carli, Mariana, Lauri, Lorena y Silvi. Gracias por hacer que cada domingo se transforme en un momento, para mí inolvidable y encima… con comidas exquisitas!! Y sobre todo, gracias por cuidar y mimar a todos mis nietos”.

Si al Dr Carcavallo aún le quedan dudas en relación a la fuerte vinculación laboral de la señora Sandra Heredia con la familia Triaca, como empleada full time de la quinta, transcribiremos una segunda carta, ésta de abril del 2017.

Sandra y “equipo”, todos!. ¡Gracias X mimarnos!. Gracias X hacernos pasar una reunión tan, tan linda. Disfruté cada minuto, ver a mis hijos, reírse, apoyarse. Disfruté ver a mis nueras y a mis yernos ¡Aguantándolos!. Ver a mis nietos jugando entre ellos, sin precisar a nadie más. Comiendo cosas ricas, bien atendidos. ¡Gracias y gracias por mimarme!. A todas gracias y ya me acostumbré. Asique, equipo: que se repita. Lo pasé genial de verdad y gracias por el aguante. Haydee abril 2017.”

Ahora vendrán los juicios y cada uno deberá probar si tiene o no razón. Lo cierto de todo esto, que se agravará considerablemente luego de leer el segundo informe relacionado, es que el funcionario nacional que más transparencia debe mostrar en el ámbito laboral que le es inherente a su máxima función como Ministro y potencia, impulsa y apoya una reforma para terminar “con la industria del juicio”, tiene personal en negro, lo formaliza 21 días antes de llegar al poder, le paga la mínima por un concepto que no corresponde, le abona el resto del salario en negro; a través de su vinculación con el poder le da trabajo temporal en un sindicato intervenido; le da la consigna de que dicho trabajo dependerá que tal o cual gane la conducción y encima de todo eso, oficialmente lo niega a través de su abogado. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here