Inicio Destacadas 1 Peronistas ¡Jódanse!, conozcan a quien los usa y cómo piensa de ustedes

Peronistas ¡Jódanse!, conozcan a quien los usa y cómo piensa de ustedes

83
0
Compartir


11:00 – Recuerdo una de las tantas salidas al aire que hice con Víctor Hugo Morales (el anterior, el crítico) en pleno conflicto social del 2007 cuando en una oportunidad el conductor me preguntó “¿Los Kirchner son peronistas?” y yo le contesté lo que siempre sostuve: Son “peronistas” como pudieron ser “radicales”, “socialistas”, “maoístas” de “izquierda o derecha” y lo que más conviniera y fuera funcional a su objetivo concentrador de poder y riqueza. Seguidamente, siempre he filtrado un pensamiento sobre la “ideología” kirchnerista, la cual no está signada por un dogma, una doctrina o un pensamiento político (y menos aún por un proyecto político); la única simbología que le importa y conoce: es el signo”$”. En camino a conseguirlo, utiliza cualquier recurso, discurso y se mimetiza con la ideología que sea, sin ningún atisbo de vergüenza ni limitación. Esto explica el altísimo, histórico e inusitado nivel de corrupción que generó, tanto a nivel provincial como nacional, cuando le tocó actuar en el poder.

Pero claro, los desplantes, las rencillas, los odios internos del kirchnerismo hacia el peronismo, solo se conocían en la intimidad y excepto por alguna manifestación pública aislada como cuando Néstor maltrataba en público a alguno de ellos (todos recordarán los destratos (merecidos) a Daniel Scioli) o cuando se conocía que Cristina Fernández calificaba a Juan Domingo Perón como “viejo de mierda”, no se tenía verdadera dimensión del desprecio que siempre ha sentido la pareja del sur por el peronismo, aunque bien podríamos extenderlo hacia cualquier cosa que no le fuera funcional a su objetivo de conquistar el poder.

Pero desde que empezaron a trascender los audios de las escuchas entre Cristina y Javier “el pelotudo” Parrilli, se pudo conocer el verdadero pensamiento de los Kirchner con respecto al peronismo y a los integrantes de ese movimiento político o partido que ellos mismos inventaron y supieron utilizar para sus fines inconfesos: el Frente para la Victoria

También vimos cómo, sin el mínimo sentido de pertenencia, en las elecciones desesperadas de CFK por agarrar un carguito electivo que la hiciera zafar de Ezeiza, el 2017, ante el capricho no satisfecho de quedarse como la reina perdidosa del PJ, tras la imposición de las internas, se abrió con propia tropa y fundó el nuevo sello de goma: Unidad Ciudadana, una falacia más de sus vaivenes políticos, con el único objetivo de quedar como centro del mundo, donde todos los demás, giren alrededor de su luz, como universo desechable de candidatos que suben y bajan, al compás de su dedo directriz, algo que nunca mostró ser demasiado eficiente ya que cada vez que eligió, tanto ella como sus candidatos, perdieron.

Hace pocos días, Alberto Fernández, un reciclado oportunista quien se cree el gurú del peronismo y la va de “componedor” para unir las partes en la que lo partió el kirchnerismo en más de una década, soltó una frase con pretensión de pensamiento célebre e ilustre, dándoles a muchos el título de su nota: “Con ella no alcanza, pero sin ella no se puede”.

Podríamos jugar con las palabras y parafrasear al panqueque Don Alberto, diciendo cosas como “Con ella no se puede ni alcanza”, “Ella no alcanza porque no puede” o “Si ella alcanza, no se puede” y cosas por el estilo. Sería una manera civilizada de buscarle un sentido más humorístico y digerible, a una estupidez tan importante como la disparada por este cómplice político de Néstor y Cristina que se creyó imprescindible para una pareja, a quien nunca les importó nadie más que ellos y advertido del peligro, el Alberto supo dar un paso al costado cuando lo escupieron desde el atril, para transformarse en una suerte de “opositor moderado” (en el vulgo: ni chicha ni limonada) quien no se perdía oportunidad para dejar mal parada a quien hoy le vuelve a empapar las medias con su lengua.

Pero las escuchas revelan la falacia de la frase célebre de Don Alberto y lo pone a este personaje, a la cabeza de una nueva embestida por blanquear lo que resta de una imagen decrépita del poder K, quien ha logrado un reducto en el senado, para resistir convenientemente a la amenaza de caer presa por tanta corrupción desplegada durante su gobierno, cuestión dejada cuidadosamente de lado por el gurú Alberto.

Pero nuestro pensamiento va más allá del reciclado hombre de hablar cansino y bolsillo abierto. Me gustaría entender qué va a hacer el peronismo si acaso, Cristina Fernández (o tal vez su hijo vago) deciden “liderar” el histórico partido del General, hoy degradado y llevado a su crisis terminal, por acción y mano propia de Néstor y Cristina, a quienes, llamativamente, algunos justicialistas siguen viendo como un ejemplo de conducción a seguir.

Los pensamientos de CFK que se han conocido en los últimos días son todos improperios hacia gente que ha puesto la cara para defender su “modelo” de saqueo nacional. Sin embargo, tiene a todos y a cada uno de ellos en escasa consideración desde lo personal y mucho menos, aún, desde lo institucional. Esto no hace más que reafirmar el enorme desprecio que siente por aquellos que le son útiles en el algún momento y la escasa consideración que tiene de la “lealtad” y el “sacrificio” de quienes la rodean.

SIC de CFK

En cualquier partido político normal, con gente normal y sentido de pertenencia partidaria, un sujeto que piensa así de su entorno partidario y colaboradores directos sería echado por desleal y personalista. Esto dice CFK en algunos de los audios conocidos:

– Es una porquería ese Menéndez (Hablando de Gustavo Menéndez, intendente (FPV) de Merlo. Pcia Bs As).

– Del lado de los traidores a su gobierno coloca a ” estos hijos de puta del Evita que los recibí con toda la buena leche… y son una mala entraña total…” y a Fernando el “Chino” Navarro, entre otros.

Porque de paso, de paso cuando alguien se quiere hacer el pelotudo con algunos casos hay algunos compañeritos del PJ que hay que recordarles no mira vos tal cosa con fulanito, vos tal cosa con menganito, vos tal cosa con perenganito, no te vengas hacer el pelotudo ¿viste? Como le mandó el gordo D Elia al Chino Navarro con los dos millones de dólares en fotocopias ¿viste?

Yo no sé si querrán estar, no sé qué va a pasar el jueves en el PJ que mierda van hacer estos imbéciles, porque son unos imbéciles importantes.

– “Me imagino lo que puede ser un equipo económico encabezado por Guillermo (Moreno), yo pido asilo en la embajada de Rusia, no no no”.

– “De la oposición, la más inteligente que hay es «la gorda’ Carrió», “te va a decir que no el boludo ese; es un pelotudo, olvidate(hablando de Jorge Taiana, con quien compartió boleta en el 2017)

– “Le entregó la Justicia a Macri para que nos haga mierda a vos y a todos nosotros. A cambio de la impunidad de él” (Hablando del senador Miguel Ángel Picheto)

Cristina Fernández repartió para todos: los insultos a Gioja, Pichetto, Scioli y a cuanto compañero, colaborador o defensor de la cleptocracia que impuso junto a su marido en el país, hayan pasado por su lado a lo largo de 12 años. Sin embargo, hay sectores que pretenden impulsarla (caso Alberto Fernández) como una “pieza necesaria de unión”, cuando es, precisamente, el factor de desunión más evidente que tiene la política nacional hoy y el Peronismo, en particular. También es cierto que muchos de estos mencionados e insultados por ella, reinciden gustosos porque su naturaleza es ser “eso” y no guardan más expectativas en sus vidas, que servir de profiláctico al vetusto poder que alguna vez les ayudó a hacerse ricos.

Veremos en los próximos meses si hay un peronismo real que evoluciona o si por el contrario se dejan convencer por la persona que los dinamitó electoralmente y hoy trata de unir los pedazos, pero solo en beneficio propio, para salvarse ella y usar otra vez al peronismo como exo-esqueleto, como coraza y blindaje político para que no le lleguen los golpes de sus causas criminales, soñando con reeditar el modelo ladriprogresista.

Objetivamente si el peronismo no se renueva en serio, si permite otra vez el ingreso de este personaje nefasto, maltratador y desagradecido, con toda su pléyade, incluyendo a su hijo vago y los arlequines y bufones como Parrilli o la chusma con antecedentes más que curriculum, como Aníbal Fernández, Moreno, Gioja y los militantes de la cleptocracia K de la década perdida como de Petri, Recalde, Larroque, Sabatella, Pietragalla, solo por nombrar algunos ; si no apuesta a una verdadera renovación con caras limpias y espíritu republicano, nacerá muerto y habrá Macri para rato, porque a pesar de todos los desastres en los que incurre el gobierno nacional, nada será más tóxico y nocivo que volver a ver las caras de los que vaciaron a nuestro país de patrimonio, conciencia, riquezas, política y esperanzas. Y contra esta banda de ruines y facinerosos reinventados, nos alinearemos todos, aún aquellos que no soportemos la levedad de quienes estan hoy en el gobierno, pero decidamos castigar, nuevamente, a los autores intelectuales y materiales de nuestra desgracia nacional. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here