Inicio Política Los gobernadores por ahora apoyan, pero ponen condiciones

Los gobernadores por ahora apoyan, pero ponen condiciones

49
0
Compartir


10:00 Un grupo de mandatarios peronistas avaló la negociación con el FMI y dijo que “garantizará la gobernabilidad”, pero advirtió que no aceptará un mayor ajuste en sus provincias

Por: Fabián López
Con reparos, los gobernadores peronistas plantearon ayer su respaldo a las últimas medidas adoptadas por el presidente Mauricio Macri para frenar la corrida cambiaria y se comprometieron a “garantizar la gobernabilidad” del país. También manifestaron que respetan la decisión del gobierno nacional de entablar negociaciones con el Fondo Monetario Internacional ( FMI ), aunque advirtieron que no están dispuestos a aceptar que sus provincias afronten un mayor ajuste para reducir el déficit fiscal.

Los mandatarios del PJ llegaron a la capital tucumana para participar de una reunión cumbre de la Zona de Integración Centro Oeste de América del Sur (Zicosur), organismo que reúne a gobernadores argentinos y de países vecinos.

“Tenemos que cuidar la gobernabilidad, porque cada vez que hubo una gran crisis terminamos con más pobres y se castigó a la clase media, a los trabajadores y a los más vulnerables”, expresó el cordobés Juan Schiaretti , quien habitualmente oficia de vocero de la denominada “liga de gobernadores”.

Schiaretti dijo que acompañan la decisión del presidente Macri de acudir al FMI, pero advirtió que las provincias no son las que deben afrontar las consecuencias de esa medida. “El acuerdo con el FMI no precisa pasar por el Congreso de la Nación ni requiere del apoyo nuestro. Es una decisión del gobierno nacional, que tiene la facultad para implementarlo y que también es responsable de las consecuencias que tiene ese acuerdo”, manifestó el gobernador de Córdoba.

Además de Schiaretti y del anfitrión Juan Manzur , del encuentro participaron los mandatarios de Salta, Juan Manuel Urtubey; de La Rioja, Sergio Casas, y de Chaco, Domingo Peppo, y el socialista Miguel Lifschitz, de Santa Fe. Como invitado especial asistió el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

En la previa del plenario de Zicosur, algunos de los gobernadores participaron anteanoche de una cena en la casa de Manzur, donde analizaron con preocupación los vaivenes de la economía. Participaron el anfitrión, Urtubey, Casas, Lifschitz y el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

Schiaretti puso reparos sobre el planteo que realizó Macri sobre la necesidad de reducir el déficit fiscal, una de las condiciones que impondría el FMI. “En esto hay que ser muy claros. Las provincias tienen muy poco déficit fiscal. La Nación tiene 6% del PBI de déficit fiscal y las provincias tienen solo el 0,5%. Hay que reducir el déficit fiscal, pero comencemos reduciendo el déficit fiscal nacional, eliminando los privilegios que continúan manteniendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires”, planteó el cordobés. Y citó como ejemplos los subsidios que la Nación destina para costear los servicios de energía eléctrica, transporte y agua y cloacas en beneficio de los usuarios de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires. “Si el Estado nacional le transfiere el costo de esos servicios y subsidios, como corresponde con un verdadero criterio de federalismo, a la Capital Federal y al Gran Buenos Aires, seguramente va a bajar rápidamente el déficit fiscal”, argumentó. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here