Inicio Economía y Finanzas Aerolíneas dejará de recibir subsidios y emitirá deuda para compensar las pérdidas

Aerolíneas dejará de recibir subsidios y emitirá deuda para compensar las pérdidas

156
0
Compartir


11:00 Lo aseguró su titular, Mario Dell’Acqua. Este año, requerirán todavía US$ 82 millones.

Por: Luis Ceriotto
Aerolíneas Argentinas, que viene de haberle pedido casi más de 180 millones de dólares al Estado durante 2017 y va a requerir al menos otros US$ 82 millones más durante este año, cortará el año que viene los subsidios por completo, anticipó su presidente, Mario Dell’Acqua. Eso no quiere decir que la línea aérea de bandera vaya a tener en 2019 sus cuentas completamente en orden, ya que según Dell’Acqua la empresa tendrá todavía una pérdida de entre 20 y 30 millones de dólares. Pero por primera vez, tras una década en manos del Estado, Aerolíneas va a estar en posición de encarar su déficit por cuenta propia.

“Hoy Aerolíneas y Austral facturan en conjunto unos 2.600 millones de dólares, de modo que si el año que viene llegáramos a tener un déficit de entre 20 y 30 millones de dólares será el equivalente a menos del 2% de la facturación. Ya no hace falta seguir pidiéndole plata al conjunto de los argentinos para ese nivel de pérdidas, podemos cubrirlo tomando prestado del sistema financiero”, dijo Dell Acqua, durante la presentación de los balances de Aerolíneas y de Austral, en un encuentro con periodistas el martes. “Todavía no hemos decidido qué alternativa vamos a tomar, pero tenemos ofertas de créditos a tasas incluso por debajo de las que paga el Estado”.

La expropiación y estatización del “grupo Aerolíneas” (Aerolíneas, Austral y otras empresas subsidiarias), a partir de julio de 2008, representó un costo para el conjunto de la población que superó, al tipo de cambio de cada momento, el equivalente a 5.500 millones de dólares. De esa cifra, US$ 5.000 millones fueron subsidios que el Estado giró a la empresa entre 2008 y 2015, durante las administraciones de Julio Alak y, sobre todo, en la prolongada gestión de Mariano Recalde como presidente de la compañía. En promedio, cada uno de esos ocho años los funcionarios K recibieron subsidios por más de 600 millones de dólares.

Tras el cambio de gobierno, durante el primer año la presidente fue Isela Costantini, quien recibió aportes del Estado por US$ 302 millones. El año pasado, ya con Dell’Acqua en lugar de Costantini, los subsidios equivalieron a US$ 183 millones, según los balances de Aerolíneas y Austral en 2017, que Dell’Acqua presentó ante periodistas acompañado por su gerente general, Abbott Reynal y otros funcionarios.

“Los números de estos balances fueron auditados por Price Waterhouse y Ernst & Young, de modo que no son un relato nuestro”, dijo Reynal. “En 2017 pudimos vivir con subsidios por 180 millones de dólares y este año vamos a recortar esas pérdidas a 82 millones de dólares”.

¿Y las deudas? ¿La reducción de los subsidios del Estado fueron compensados con un mayor endeudamiento de Aerolíneas, tal como ocurrió con las cuentas a nivel nacional? Según los balances, Aerolíneas tiene una deuda financiera que equivale a 36% de sus activos. Pero una parte de esa deuda se computa a cuenta de cuotas de aviones en “leasing”, es decir, alquilados con opción a compra. “La deuda puramente financiera, contra los bancos, es de 600 millones de dólares. Se paga con dos meses y medio de facturación”, aseguró Dell’Acqua, quien dijo que están analizando cambiar parte de ese pasivo, que se le debe al Banco de Desarrollo de Brasil (BNDeS) por otro en el mercado financiero. “Aquel crédito, que tomó el Gobierno anterior para pagar los Embraer de Austral, era al 14% anual. Nosotros lo renegociamos al 10% anual, pero ahora estamos analizando ofertas para canjearlo a tasas del 7%”.

Un análisis de los balances arroja que, en conjunto, Aerolíneas y Austral los principales costos de Aerolíneas y Austral facturaron tickets por 35.991 millones de pesos durante 2017, equivalentes (según un tipo de cambio promedio de $16,6 por dólar) a US$ 2.168 millones, a los que hay que sumar US$ 100 millones en servicios de carga.

En cuanto a costos, los principales ítem fueron sueldos y cargas sociales (US$ 749 millones), combustible (US$ 512 millones), alquiler de aviones (US$ 243 millones) y mantenimiento (US$ 176 millones). (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here