Inicio Economía y Finanzas Calculan que, por causa de la devaluación, la inflación en mayo superará...

Calculan que, por causa de la devaluación, la inflación en mayo superará el 2,5%

160
0
Compartir

Calculan que, por causa de la devaluación, la inflación en mayo superará el 2,5%

12:00 Estiman que impactará con más fuerza en los precios de alimentos y bebidas y en bienes durables; el acumulado sería del 12,3%, muy cerca de los aumentos pactados en paritarias

Por: Esteban Lafuente
La corrida cambiaria borró los anteriores pronósticos de inflación para mayo . Por impacto de la devaluación sobre los precios , especialmente en alimentos y bebidas, el dato del mes quedará lejos del optimista 2% que proyectaba el Gobierno y superará el 2,5%, según las estimaciones preliminares de varias consultoras privadas.

Si esos pronósticos se concretaran, la inflación acumulada hasta el quinto mes del año superaría el 12,3%, muy cerca del 15% que se fijó como parámetro en la mayoría de las negociaciones paritarias , y que el Gobierno mantiene como meta.

“Noto una aceleración muy importante de los precios en la segunda mitad del mes, coincidente con que el tipo de cambio trepó a $25”, explica Camilo Tiscornia, director de C&T Asociados. Según su relevamiento, la inflación de mayo “va a estar algo por arriba del 2,5%”.

La cifra supera las estimaciones previas de economistas y el mismo Gobierno para un mes que, a diferencia de abril, no tuvo el impacto de subas de precios regulados, como las tarifas de los servicios públicos. De acuerdo con Tiscornia, la devaluación fue el principal factor en esta dinámica. “Es complicado porque se ha dado con bastante velocidad y se vio fuerte en alimentos y bebidas”, concluye Tiscornia, quien proyecta una inflación del 25% para 2018.

Con esas cifras coinciden las mediciones del estudio Orlando Ferreres y Asociados. “Estimamos entre 2,4% y 2,5%, con alimentos cerca del 2%”, explica Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora.

De acuerdo con Spotorno, los precios se aceleraron en la tercera semana de mayo, en la cual algunas empresas concretaron aumentos para cubrirse de futuras subas del dólar o de los combustibles. “Es un factor que impacta en el segmento de alimentos, porque tienen una cadena de distribución compleja y las empresas anticipan subas. Hubo algo de rezago del aumento de naftas anterior y el próximo, que se postergó, pero va a llegar”, añade.

Para el Estudio Eco Go, el dato negativo de mayo es que la inflación núcleo -excluye las variaciones en bienes y servicios estacionales y regulados- estará entre 2,3% y 2,5%.

“Vimos una aceleración en el registro semanal de alimentos en la última quincena de mayo, sobre todo en productos de panificación, cereales y pastas, consistente con una suba del 2,2% mensual en la categoría alimentos, y donde también impacta la suba en bienes durables con alto contenido de insumos de importación”, explica Federico Furiase, director de la firma.

Según el economista, sin embargo, la inflación general del mes podría rondar el 2% por el impacto estadístico de la baja de impuestos en las tarifas de servicios públicos en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. “De todas maneras, si la inflación núcleo da 2,5%, el traslado a precios de la suba del dólar es mucho más bajo que en la foto de los primeros cinco meses del año pasado, y eso marca el rol de la política monetaria con tasas altas”, plantea Furiase, aunque advierte: “Lo malo es que la núcleo sigue estando en niveles elevados en relación con los objetivos buscados, con lo cual no da margen para relajarla”.

Por su parte, las estimaciones de FIEL prevén una inflación general en torno al 1,9%, con la núcleo entre 1,9% y 2%. “Además del traslado a precios de la devaluación sobre alimentos y bebidas, pegaron también el factor estacional y las lluvias, especialmente en las verduras”, explicó Juan Luis Bour, economista jefe de la fundación.

Según Bour, la devaluación continuará afectando los precios en junio y julio, cuando podrían ubicarse por encima del 2%. El mes próximo se concretará el tercer aumento de los boletos de trenes y colectivos en el área metropolitana (alrededor del 10%) y también ajustarán un 7,5% los precios de la medicina prepaga. “Falta ver qué pasa con los precios mayoristas de mayo y junio, que son más sensibles a las variaciones del tipo de cambio, y con los combustibles, que en algún momento van a aumentar. Lo positivo es que puede que el precio del crudo caiga y el ajuste necesario sea menor”, proyecta Bour.

De acuerdo con los datos del Indec, la inflación a nivel nacional en abril fue del 2,7%, la cifra más alta del año. En enero, la suba de precios arrojó un 1,8%, mientras que en febrero y marzo fue de 2,4% y 2,3%, respectivamente. De esta manera, la inflación acumulada en el primer cuatrimestre es del 9,6%. Quienes siguen de cerca los precios en el Gobierno descuentan que la inflación este año será superior a la de 2017. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here