Inicio Destacadas 1 La UTE Escarabajal Ingeniería S.R.L/ Bahía Blanca Viviendas S.R.L ejecutora del Plan...

La UTE Escarabajal Ingeniería S.R.L/ Bahía Blanca Viviendas S.R.L ejecutora del Plan 3000 Jardines de Infantes, tiene 256 cheques rechazados

951
0
Compartir


15:50 – En este segundo informe sobre el Plan de Jardines de Infantes que iniciamos el 25 de junio, vamos a centrarnos en la clara vinculación de dos empresas, antes relacionadas con el kirchnerismo, hoy asociadas en UTE para llevar a cabo el ambicioso plan que prometió llevar adelante Mauricio Macri y ha sido un fracaso, con olor a corrupción no descubierta.

En 4 de las 5 licitaciones que dimos a conocer en nuestro primer informe ganó la UTE ESCARABAJAL INGENIERIA S.R.L./ BAHÍA BLANCA VIVIENDAS S.R.L. Ahora bien, es unión transitoria de empresas, tiene 0% de efectividad comprobada. En todos los casos que intervino, ni uno solo de los 91 jardines que les fueron adjudicados, pudo ser inaugurado. Pero no es le único pecado de esta UTE; además, adeuda más de 9 meses de aportes previsionales y de seguridad social a sus empleados, tal como fue denunciado en la presentación que hizo la Dra Silvina Martínez.

ESCARABAJAL INGENIEIRIA SRL es una compañía de Santa Cruz con domicilio en Zapiola 2985 de Rio Gallegos. La segunda integrante de la UTE es BAHIA BLANCA VIVIENDAS SRL una empresa de Chubut con domicilio en Comodoro Rivadavia.

En la denuncia, documento al que tuvo acceso OPI, si bien se aclara que no está determinado si las licitaciones adjudicadas a la misma UTE sea producto de un proceso legal o de un direccionamiento para favorecer a estas empresas, afirma sin margen de duda, que el dinero erogado no está en el Tesoro nacional ni en los jardines de infantes que deberían haberse construido.

Habiendo consultado las cuentas de inversión correspondiente al Programa Fortalecimiento Edilicio de Jardines Infantiles (programa que tiene como objeto el desarrollo de obras de infraestructura en instituciones del Nivel Inicial en el marco del Plan de Primera Infancia – Plan Tres Mil Jardines, previendo la obligatoriedad de la sala de 3 años)resulta que se devengaron en el año 2016 $425.305.438.

Cabe recordar que durante el 2016 se dio de alta el programa con el objeto de iniciar las obras de construcción de nuevos Jardines de infantes, ejecutándose $425,3 millones, financiados en su totalidad con recursos del Tesoro Nacional. Durante 2016, se llamó a licitación los primeros jardines, tal como desarrolláramos en la nota anterior, firmándose en diciembre de 2016 los contratos para la construcción de jardines en la Región Centro Norte, la Región Centro Sur, la Región Patagonia Norte y la Región Patagonia Sur.

De acuerdo a la denuncia de Stobitzer los datos definitivos correspondientes al 2017 aún no están publicados. Pero consultados los datos parciales se advierte que durante este periodo la suma aumentó considerablemente. Se devengaron en el 2017 $1.841.010.000. Y en lo que va del 2018 la suma devengada asciende a $935.010.000.

Es aquí donde cabe destacar dos elementos importantísimos: el plazo de ejecución de las obras y los costos, ya que en todos los casos se utilizaba el sistema de construcción en seco. Este sistema (a través de paneles) era el recomendado por dos motivos que en la práctica no se cumplieron: los bajos costos y el plazo reducido en comparación con un sistema de construcción tradicional.

En estos momentos le están requiriendo a la justicia para que libre requerimientos sobre el Ministerio del Interior, los siguientes pasos:

Se libre oficio a la IGJ a fin de que acompañe copia íntegra certificada de todo el expte de la UTE ESCARABAJAL INGENIERIA S.R.L./ BAHÍA BLANCA VIVIENDAS S.R.L.

Se libre oficio a la AFIP a fin de que se acompañe declaraciones juradas y presentaciones de la UTE ESCARABAJAL INGENIERIA S.R.L./ BAHÍA BLANCA VIVIENDAS S.R.L.

Se libre oficio a la ANSES a fin de que acompañe lo relativo a los empleados y aportes patronales de la UTE ESCARABAJAL INGENIERIA S.R.L./ BAHÍA BLANCA VIVIENDAS S.R.L.

Situación financiera

De las investigaciones practicadas por OPI sobre la situación financiera y el estado de los jardines que debieran estar construidos en Santa Cruz, se ha podido determinar que la UTE Escarabajal/Bahia Blanca Viviendas, de acuerdo al Banco Central de la República Argentina, esta unión de empresas posee cuenta corriente en dos bancos: Santander Río y Credicoop Argentina. Si bien cabe aclarar que su condición crediticia no es mala, posee un total de 256 cheques rechazados por un total de $ 109.913.111,67 de los cuales abonó 241 por $ 93.783.615,59, de acuerdo a la información actualizada del BCRA

Hace dos días el ministro de Producción, Dante Sica, advirtió que la cantidad de cheques rechazados por falta de fondos está en aumento, por lo que reconoció que la situación genera un “alerta” en el Gobierno. “Los bancos no ven aumentos de mora pero si de cheques rechazados. Y eso empieza a generar un alerta”, dijo el funcionario. Bien, le podemos decir al Ministro Sica que el gobierno al que pertenece tiene activa una licitación con una UTE que posee 256 cheques rechazados debido a falta de fondos de las propias contratistas del Estado.

Condiciones

OPI hizo un repaso de las condiciones de contratación del Estado para con las UTE involucradas en la construcción de los Jardines Escolares y las exigencias establecida en el pliego.

El “Sistema de contratación” dice claramente que “las obras se contrataran por ajuste alzado sobre al base del monto total establecido por el adjudicatario en su propuesta, que es una suma única y global inmodificable, cualquiera sea la cantidad de provisiones, obras o trabajos realmente ejecutados para terminar totalmente la obra de modo que las certificaciones parciales, se efectúen al solo efecto del pago a cuenta del total de la misma. 

Dentro del monto de l contrato, se entenderá incluido el costo de todos los trabajos, materiales y servicios que, sin estar explícitamente indicados en los documentos del contrato, o sin tener ítem expreso en el cómputo oficial o partida en la planilla de contización del Oferente, sean de ejecución y/o provisión imprescindible para que la obra resulte en cada parte y en su todo, concluida con arreglo a su fin y a los establecido en estos documentos”.

En el caso de los Jardines de Infantes, nada de esto parece haberse cumplido.

El Estado, es decir el “Comitente”, de acuerdo al contrato firmado con la UTE tendrá derecho a resolver los contratos en los siguientes casos:

1 – Cuando al contratista obre con dolo o culpa grave o reiterada, negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales.

2 – Cuando el contratista, sin causa justificada, se exceda en el plazo fijado en la documentación contractual para la iniciación de la obra.

3 – Cuando sin causa justificada, el ritmo de ejecución de la obra sea inferior en un 40% o más al previsto en el plan de trabajos aprobado.

4 – Cuando la contratista ceda total o parcialmente el contrato sin la autorización previa y expresa del comitente.

5 – Cuando el contratista infrinja la legislación laboral, profesional o previsional en relación con el personal afectado a la obra en más de dos ocasiones.

6 – Cuando el contratista exceda en el plazo establecido para la reposición del Fondo de Reparto o en la integración de las garantías de cumplimiento del contrato.

7 – Cuando el monto acumulado actualizado a la fecha de resolución de las multas aplicadas al contratista por cualquier causa, supere el 10’% del monto actualizado del contrato.

8 – Cuando el contratista, sin causa justificada, abandonare o interrumpiere los trabajos por plazos mayores de ocho días corridos, en más de tres ocasiones o por un periodo único, mayor de 30 días corridos.

Cabe acotar que la UTE Escarabajal/Bahía Blanca Viviendas, ha vulnerado e incumplido la mayoría de estas condiciones, pero no se conocen qué medidas ha tomado el Estado nacional como “Comitente” para penalizar todas las irregularidades en las que han incurrido.

Además que Escarabajal Ingeniería SRL, fue siempre asociada al grupo de empresas de Lázaro Baéz, en su despliegue por la provincia, en cumplimiento del Plan Nacional Jardines de Infantes, nunca generó mano de obra local, puesto que los módulos pre-armados llegar en camiones y con personal propio, especialmente desde Chubut y son ensamblados en los lugares previamente determinados. Los materiales tampoco son adquiridos en Santa Cruz y como si esto fuera poco, los edificios que comenzaron a levantar quedaron inconclusos y a expensas de los grandes vientos que destruyeron gran parte de lo levantado.

Esto mismo ocurrió en Colonia Nueva Esperanza en Neuquén, donde la demora en terminar la obra hizo que un fuerte viento tirara abajo la estructura en un 50%. Esta obra junto con otra similar en al localidad neuquina de Gobernador Omar Gutiérrez se pactaron con una inversión de 50 millones de pesos y nunca fueron terminadas. Lo mismo sucedió con el Jardín Nº 5 de Ingeniero Luiggi (La Pampa), en General Pico Jardín Nº 8 de la escuela Nº 66; en Winifreda Jardín de Infantes Nº 15 y el jardín Nº 25 de Santa Rosa. El monto inicial para las obras era de $ 10.769.684, con un plazo de ejecución de 150 días.

Como en las demás provincias, incluyendo Santa Cruz, ningún plazo se cumplió, la plata salió del estado pero no se invirtió (o al menos no en su totalidad) y el Estado nacional, ergo: el gobierno actual, no ha tomado las medidas pertinentes, dejando que este caso ingrese en la zona gris de las especulaciones, las suspicacias, la corrupción, el cohecho y las sospechas de vinculaciones entre el sector privado y público, para cometer delitos con fondos públicos. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here