Inicio Santa Cruz Pérez Ozuna no está “de licencia”, está preso por un delito y...

Pérez Ozuna no está “de licencia”, está preso por un delito y el Concejo Deliberante debería destituirlo

1244
1
Compartir

Atanasio Pérez Ozuna ex intendente de Río Turbio – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

– 18:00 – El kirchnerismo en la provincia de Santa Cruz pretende instalar que el intendente de Río Turbio, Atanasio Pérez Ozuna debe ser liberado de la prisión porque no hay méritos para su detención, luego esgrime que es un “preso político” y ahora han lanzado un operativo clamor para que el intendente interino Nicolás Brizuela llame a elecciones en el municipio, dada la ausencia del intendente elegido por el voto popular en diciembre del 2015.

Como en todas y cada una de las acciones que emprende el FPV, todo está cargado de falacias, intencionalidad y oportunismo. En realidad a la corporación kirchnerista les duele que un integrante del grupo esté preso y que el municipio haya caído en manos del Presidente del Concejo Deliberante, de la oposición y sin afinidad con el sector del PJ/FPV, aunque Brizuela fue un colaborador de Ozuna, durante el tiempo que lo sucedió como Presidente del poder legislativo municipal.

A todo ello debe agregársele que dadas las condiciones de la causa, la cantidad de pruebas acumuladas en contra del intendente y el año y medio que aún resta para terminar su mandato, hace prácticamente imposible que Pérez Ozuna recupere su libertad en los próximos años.

Por este motivo, el FPV con el diputado Matías Mazú a la cabeza, largó una campaña en varios frentes con el fin de establecer un reclamo abierto y público por la liberación del intendente e instalar la idea de que es un “preso político”. Si acaso eso (como es obvio) no lo puede lograr, largó otra campaña para cuestionar la continuidad de Brizuela, remarcando por medios pagos que el intendente interino “debería llamar a elecciones”, aunque en ningún momento lo dijeron de Pablo Grasso cuando asumió en lugar de Raúl Cantín en el municipio de Río Gallegos.

Evidentemente el FPV lo que pretende es que el actual intendente interino deje la comuna, renuncie porque saben que en la cuenca carbonífera si ponen en crisis las urnas, vuelven a imponer un candidato propio. Hoy, Brizuela no les da confianza y por ese motivo comenzaron por vaciarle el gabinete.

Pretenden que el intendente se sienta sin respaldo y de un paso al costado voluntariamente. Todos los funcionarios que acompañaban a Pérez Ozuna comenzaron a desertar de la administración y esto es producto de un error del intendente interino, por cuanto sabiendo que el titular no va a salir de la prisión, al menos hasta terminado su mandato, debiera haber removido el cuerpo administrativo que acompañó a Ozuna y colocado allí a gente que respondiera a su gestión. Se hubiera evitado todo tipo de conflictos y operaciones emergidas de la propia administración paralela generada por la destituyente capacidad que tiene el kirchnerismo para actuar en contra de las instituciones cuando no les conviene la circunstancias o al menos no les son afines a sus objetivos.

No obstante, el Concejo Deliberante de Río Turbio ya tendría que haber destituido al intendente corrupto, pero es impensable que en Santa Cruz alguien tome una decisión política a favor de la honestidad y la racionalidad que impone la transparencia y la justicia, ausente de toda ausencia en Santa Cruz. 

La Ley 55


La Ley 55 establece claramente en su Artículo 24, que ante la ausencia del Ejecutivo, tomará su lugar el Presidente del CD.

Art 24: En los casos de vacancia, ausencia u otro impedimento del Jefe de Departamento Ejecutivo, ejercerá sus funciones el Presidente del Concejo Deliberante. En los casos de vacancia del Intendente y faltando menos de dos años para terminar su periodo, este será completado por su reemplazante; en caso contrario se convocará al pueblo a elecciones extraordinarias dentro de los90 días de producida la vacancia. Cuando el Presidente del Concejo deba completar el mandato del Intendente, se incorporará al Cuerpo el suplente que corresponda en el orden de lista para integrarlo.

Teniendo a la vista este artículo está claro que la pretensión de exigir elecciones en el municipio de Río Turbio es inconstitucional e ilegal, ciñéndose solo a una operación política de abaja intensidad. Además, el propio FPV se contradice en su empeño por sacar a Bricuela y poner a otro de ellos en ese lugar. Mientras sostiene que Ozuna está “de licencia” (y con eso justifica que siga cobrando), pretende forzar a un nuevo llamado a elecciones para poner a un nuevo intendente (¿?). Incoherencia total.

Por otro lado el Artículo 37° de la misma Ley 55 señala “Cuando algún miembro de una Municipalidad, con posterioridad a su nombramiento, cayere en alguna de las inhabilitaciones del art. anterior, cesará automáticamente en su cargo”. Entre las causales que menciona señala en su punto b) Los que directa o indirectamente estén interesados en algún contrato en que la Municipalidad sea parte y en el d) Los inhabilitados para el desempeño de cargos públicos.

Todo esto se complementa con el Artículo 56 el cual indica textualmente “No bien el Concejo determine la vacante o licencia del Intendente, el Concejal que deba reemplazarlo asumirá el cargo con las atribuciones y deberes que a aquel corresponden. El concejal que ocupe la Intendencia con carácter transitorio, será reemplazado mientras dure su interinato por el suplente que corresponda”

Reiteramos, Pérez Ozuna no está “licenciado” como pretenden hacerlo aparecer “administrativamente”; está preso por delitos de corrupción y si el señor Brizuela ha firmado algún instrumento público donde diga lo contrario, estaría cometiendo una irregularidad que debe ser denunciada e investigada, como así también el intendente interino debería requerir a la autoridad judicial la situación procesal del imputado/procesado a fin de establecer si corresponde que siga percibiendo el salario como Intendente o el mismo deberá ser puesto en guarda judicial hasta que ser condenado (o no) por el delito que se lo

acusa. De igual manera requerir a la autoridad respectiva el aval para emitir el recibo de haberes que oficializa el pago a una persona que está privada de su libertad por un delito; porque Ozuna no está cobrando el sueldo por estar de vacaciones, sino que no está en funciones por estar preso. La situación no es relativa, es clara y para nada confusa.

De pagársele mes a mes el sueldo de Intendente, como aparentemente ocurre actualmente en Río Turbio, ¿Qué pasará cuando Pérez Ozuna sea sentenciado? ¿Brizuela se hará cargo de devolver los salarios pagados por dos años a quien no era digno de ocupar el cargo para el que fue electo?. ¿Devolverá la plata Pérez Ozuna?.

Nada de esto va a ocurrir, seguramente. Solo podemos asegurar que estaremos aquí para denunciarlo y hacerlo público. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. La situacion de Perez Osuna estaría contemplada en el art 24 de la ley 55 como «u otro impedimento» (en este caso, la carcel). Como para el kirchnerismo, estar preso por chorro no es «estigmatizante» entienden que debe seguir cobrando.
    Pero la situacion de Rio Turbio (y 28 de Noviembre) están pendiendo de un hilo. Porque el Proceso Preventivo de Crisis ha finalizado sin ninguna solucion y se aguarda que el ministro Sica resuelva.
    Hay 2 soluciones: O cerrarla (con lo cual Rio Turbio y 28 de Noviembre incluyendo sus municipios pasarían a ser un recuerdo) o transferirle YCRT a la provincia para que la Tia Alicia destine 4.000 millones de los 7.700 millones que recibe de la nacion. De paso podría terminar la «megausina». Todo eso sin ninguna ayuda extra de la nacion.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here