Inicio Internacionales Abusos sexuales: informe de la Fiscalía pone en cifras el vergonzoso prontuario...

Abusos sexuales: informe de la Fiscalía pone en cifras el vergonzoso prontuario de miembros de la Iglesia católica

267
0
Compartir


13:00 El documento del Ministerio Público añade que también “existen 5 casos por encubrimiento u obstrucción a la investigación contra superiores de congregaciones u obispos a cargo de una determinada diócesis”, pero en la Conferencia Episcopal señalaron que “no tenemos esa información a nivel de la Iglesia” y se concentraron en expresar que la cifra de víctimas –que asciende a 266 personas– “nos conmueve, nos estremece y es la que más nos preocupa”.

266 víctimas de abuso sexual, de las cuales 178 son menores de edad, son parte de las duras cifras entregadas por el Ministerio Público, a partir de los casos denunciados por delitos sexuales cometidos por sacerdotes o miembros de la Iglesia católica desde el año 2000, cuando se inicia la Reforma Procesal Penal.

Por estos hechos, hay 158 personas investigadas, sean obispos, sacerdotes o diáconos, monjas, y también laicos que ejercían funciones en el ámbito eclesial, precisó el informe del Ministerio Público.

De ellos, 74 son sacerdotes u obispos, de los cuales 16 pertenecen a la Congregación de los Salesianos y 15 a la de los Hermanos Maristas.

Actualmente hay 34 investigaciones vigentes, donde se indaga tanto a ejecutores de estos presuntos delitos como a sus posibles encubridores, y 107 concluyeron por sentencias condenatorias, absolución, suspensión condicional del procedimiento, decisión de no perseverar, o fueron remitidos a la justicia antigua, dado que los hechos se cometieron antes de la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Penal, entre otras causales.

Encubrimiento

La reacción de la Iglesia católica, una vez conocidos estos datos, corrió por cuenta del portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile, Jaime Coiro, y la integrante del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y experta en Derecho Canónico, Ana María Celis, quienes señalaron que la cifra de víctimas “es la que primero nos conmueve, nos estremece y la que más nos preocupa”.

Sin embargo, el informe de la Fiscalía precisa que también “existen 5 casos por encubrimiento u obstrucción a la investigación contra superiores de congregaciones u obispos a cargo de una determinada diócesis”, un punto en el que la Conferencia Episcopal alega desconocimiento. “El encubrimiento esta declarado como tal en el momento en que el tribunal de justicia así lo determina, y es un delito contemplado en la ley del Estado. Si hay ciudadanos chilenos que están encubriendo delitos de abusos sexual, nosotros no tenemos esa información a nivel de la Iglesia”, dijo Coiro.

El portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile añadió que la Iglesia católica no contaba con estos datos entregados por la Fiscalía. De hecho, señalaron que a fines de junio contabilizaban 43 casos de condenas civiles como canónicas, sacerdotes y diáconos condenados por abuso sexual de menores de edad.

“Las unicas cifras que disponemos oficialmente en la Conferencia Episcopal son las que le hemos dado. Como ustedes bien lo saben, a la Conferencia Episcopal no necesariamente los obispos tienen que informarnos ni los superiores religiosos tampoco”, comentó.

La unica medida adoptada -señaló- es que “en el ultimo tiempo la Conferencia Episcopal, y este es uno de los pasos que hemos dado después del encuentro con el Papa en Roma, es solicitar mayor diligencia tanto de los obispos diocesanos como de los superiores religiosos para informar a la Conferencia Episcopal no solo los casos terminados sino investigaciones previas”.

Carta de Goic

Respecto a la carta escrita por el ex obispo de Rancagua, Alejandro Goic, dirigida al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, donde lo criticó por su indolencia ante los casos de abuso sexual, en la Conferencia Episcopal pusieron paños fríos al tema y plantearon que “si bien ha habido discrepancias y las hay también en todas las instancias de la Iglesia católica, desde Pedro y Pablo hasta hoy, lo importante es que más allá de las discrepancias tengamos frutos”, dijo Coiro.

Con todo, durante esta jornada, el mismo Goic salió a aclarar a través de una declaración pública el origen de la carta, señalando que “el documento publicado corresponde al texto borrador de una carta privada que preparé para el señor arzobispo de Santiago en su momento y que archivé en las carpetas del computador de la Curia Diocesana. Nunca hice entrega ni envié ese documento a su destinatario, porque después tuve la oportunidad de hablar directamente con él sobre su contenido”. Añadió que “deploro que se hagan públicos documentos privados que fueron entregados a la justicia”. (ElMostrador.cl)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here