Inicio Política Aborto: el rechazo mantendría fuerza tras el recambio de 2019

Aborto: el rechazo mantendría fuerza tras el recambio de 2019

275
0
Compartir

aboro
10:40 Entre los legisladores que seguirán en su cargo se conserva la ventaja de seis en contra; el escenario podría modificarse a mediano plazo por el recambio generacional

Por: Gabriel Sued
El recambio de un tercio de los senadores en diciembre de 2019 no anticipa un cambio significativo de la relación de fuerzas en el Senado en torno de la legalización del aborto .

El escenario actual, contrario a la reforma que se tratará mañana, a partir de las 10.30, en la Cámara alta, podría modificarse en el mediano plazo con el recambio generacional y la incorporación de más mujeres: la ventaja de seis votos que hoy tiene el rechazo a la legalización (37 a 31) se da entre los senadores mayores de 50 años y entre los hombres. De resultar rechazado, el debate se instalará como eje de campaña en las próximas elecciones.

Otro elemento decisivo es la pertenencia partidaria: el oficialismo aporta la mayoría de los votos para el rechazo del proyecto. Pero de los senadores que dejan su cargo en 2019 solo cinco son de Cambiemos .

El conteo entre los 24 legisladores que dejarán su banca está muy parejo: 12 se oponen a la reforma, 11 la respaldan y la senadora Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino) anticipó que se abstendrá en la sesión del miércoles.

Esto quiere decir que después del próximo recambio legislativo seguirán en su cargo 20 senadores que ya se expresaron a favor de la legalización y 25 que lo hicieron en contra, a los que se sumaría María Eugenia Catalfamo (Unidad Justicialista-San Luis), hoy de licencia por embarazo. Sin contar a los nuevos se mantendría la ventaja de seis en contra del proyecto.

Los distritos en los que se producirá el próximo recambio y los perfiles de los legisladores que dejan sus bancas tampoco permiten pronosticar que vaya a haber un vuelco en el corto plazo.

De todos modos, la posición de los senadores que asuman el año que viene dependerá en buena medida de cómo se instale el debate del aborto durante la campaña electoral y de la postura mayoritaria del electorado de cada provincia. Los candidatos estarán obligados a pronunciarse y eso podría modificar el escenario. Los promotores de la legalización prometen instalarlo como eje fundamental de 2019.

El año que viene eligen senadores la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Tierra del Fuego, Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta y Santiago del Estero. En las últimas dos es unánime el rechazo de los senadores a la legalización. De manera mayoritaria, la oposición a la reforma se impone también entre los representantes porteños. En los otros cinco distritos hay una mayoría de senadores que apoya el proyecto, aunque en ninguno se registra un respaldo unánime.

El mapa de los 24 distritos de la Argentina según el voto de sus senadores muestra un país partido en dos: en las provincias del norte, donde tiene más presencia la Iglesia, se concentra el rechazo a la legalización; en las del centro y el sur prevalece el respaldo a la reforma.

El análisis pormenorizado de las posiciones de los senadores actuales indica que la relación de fuerzas en torno de la legalización del aborto podría modificarse por efectos del recambio generacional y de la incorporación de más mujeres a la Cámara alta.

De los 52 senadores de 50 años o más, 28 se oponen a la reforma, mientras que solo 22 la apoyan y dos se mantienen indefinidos. Entre los 20 senadores menores de 50 años, el conteo está empatado en 9, con una ausencia y una abstención.

Algo similar sucede con el análisis por género. El rechazo a la legalización se impone con claridad entre los hombres, 23 a 17, con dos indefinidos. El conteo entre las senadoras arroja un empate en 14, con una abstención y una ausencia.

La incorporación de más mujeres está garantizada en la Cámara de Diputados por efecto de la ley de paridad de género, aprobada el año pasado. En el Senado la paridad ya funciona de hecho, por aplicación de la ley de cupo femenino, pero las mujeres ocupan solo el 41,6% de las bancas. Ese porcentaje no necesariamente llegará al 50.

Otro patrón que puede incidir de manera decisiva en la reconfiguración del escenario es el reparto partidario en el próximo recambio del Senado. El oficialismo aporta la mayoría de los votos en contra de la reforma: se oponen 19 de sus 25 senadores, mientras que 6 apoyan el proyecto. Pero de los 24 senadores que dejarán sus bancas en diciembre del año que viene, solo 5 son de Cambiemos.

La postura del oficialismo explica que de los 24 senadores que asumieron en diciembre de 2017, 18 se oponen a la reforma. Ese núcleo duro de rechazo a la ley se va a mantener hasta diciembre de 2023.

La legalización solo se impone entre los senadores que tienen mandato hasta 2021: 14 anunciaron su respaldo a la reforma, 8 su rechazo y dos se mantienen indefinidos.

Pese al cambio de posición de último momento de Silvina García Larraburu (Río Negro), que anunció el domingo su rechazo a la legalización, el Frente para la Victoria (FPV) es la bancada más inclinada en favor de la reforma: la apoyan los 8 integrantes restantes, incluida Cristina Kirchner .

En el interbloque Argentina Federal, el conteo está más repartido: 12 senadores se manifestaron a favor, 10 en contra y dos se mantienen indefinidos. Entre los restantes se destaca el rechazo de los dos senadores del Frente Cívico por Santiago, el bloque que responde al gobernador de esa provincia, Gerardo Zamora. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here