Inicio Economía y Finanzas La oferta pública y el menor riesgo país hicieron bajar el dólar

La oferta pública y el menor riesgo país hicieron bajar el dólar

301
0
Compartir


10:30 La cotización del dólar retrocedió ayer casi 1% en un mercado algo más calmo, al reaparecer la oferta oficial de divisas y bajar la aversión al riesgo emergente, en general, y al argentino en particular.

Por: Javier Blanco
La divisa cerró para la venta a $30,38 y $29,61, según se considere su versión minorista o mayorista, valores que implican una caída de 30 y 31,5 centavos en cada segmento de mercado respecto de los máximos históricos de $ 30,68 y $29,95 que había marcado anteayer.

Analistas y operadores coincidieron en adjudicar la baja del billete al paquete de medidas anunciado por el Gobierno en las últimas 48 horas. Este se completó ayer con nuevas normas de ahorro fiscal vinculadas con la postergación de la baja en el esquema de retenciones y la reducción de algunos reintegros a la exportación (ver aparte), y con el retorno de la oferta oficial luego de los ruidos que produjo el Ministerio de Hacienda al discontinuar súbitamente anteayer las subastas que venía realizando desde mediados de junio en medio de la corrida global.

Pero, sobre todo, los analistas remarcan el impacto que sobre la plaza local tuvo la jornada de distensión en el clima financiero global, reflejada en el rebote del 7% de la lira turca; la pausa en la tendencia a la compresión que mostraba el Bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años (que ayudó a esa tasa a escalar del 2,88 al 2,90% tras varias ruedas en descenso), y la menor aversión al riesgo emergente en general.

Amainó la tormenta

“Se conjugaron factores externos e internos, creo, en ese orden”, juzgó el economista José Echagüe, estratega de inversiones de Consultatio Investment, al evaluar la jornada.

“Bajó la percepción de riesgo del mercado, como se reflejó en la caída del 7% del riesgo país [cerró en 696 puntos] y del 9% del costo de los seguros contra default argentino a 5 años. Eso ayudó mucho, creo que más que la subasta del BCRA, porque -de hecho- hasta esa licitación el dólar estaba debajo de $29,30 y como la subasta cerró a un promedio de $29,40 lo hizo rebotar algo”, apuntó por su parte Miguel Zielonka, economista de la Consultora EconViews.

La señal que esperaba el mercado vino de parte del BCRA, que había anunciado que ofertaría US$500 millones a liquidarse hoy (que es cuando se pagan las Lebac vencidas y no renovadas) y, tras recibir ofertas de compra por unos US$450 millones, terminó aceptando solo US$200 millones en posturas que se ubicaban en aquel momento a “precio de mercado”.

“El resto de los pedidos estaba desarbitrado, a precios promedio de $28,80 que no podíamos convalidar para no quemar reservas”, explicaron a LA NACION en la entidad. Así, el BCRA mostró que su intención no fue fijarle un precio al billete, sino asegurar que el mercado operara balanceado, algo que logró, si se tiene en cuenta que el monto operado creció casi 55%, al pasar de US$460 millones a 719 millones.

“Lo que dijo el BCRA es que no vendió más porque eran pedidos a precios por fuera del mercado. Esto hizo que los bancos que quedaron fuera de las adjudicaciones salieran a comprar impulsando el precio de contado hasta hacerlo tocar máximos de $29,95 en pocos minutos. Sobre el final, cuando se mantenía en $29,87 apareció una operación que se pactó a $29,61 y fue la que dio pie al Nación para marcar ese valor de cierre”, explicó el operador Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

La cautela que mostró el BCRA en la venta revela que el Gobierno no apunta a comprimir el tipo de cambio, sino a recortarle, en lo posible, volatilidad, y le permitió “preservar” reservas para usar desde hoy, cuando van a empezar a quedar liberados los $225.000 millones que estaban invertidos en Lebac y no fueron renovados.

La clave será la actitud que tomen los bancos y el nivel de aceptación que pueda tener la oferta que lanzó el Ministerio de Hacienda para suscribir letras del Tesoro (Lete) en pesos a 3 y 6 meses a tasa fija o variable que rondan el 37,50 nominal anual, un nivel que en el mercado juzgan como “muy desarbitrado” con la tasa que rinden las Lebac residuales y que, por lo mismo, puede terminar dando un impulso a la demanda de dólares desde hoy. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here