Inicio Política Detienen a Otero y a Taselli, otros dos empresarios del transporte

Detienen a Otero y a Taselli, otros dos empresarios del transporte

413
0
Compartir


11:30 Manejaban la Terminal de Ómnibus de Retiro y la concesión de una línea ferroviaria

Por: Hernán Cappiello
Dos empresarios concesionarios del Estado en el área del transporte quedaron ayer detenidos, acusados de integrar la cadena de recaudación ilegal de fondos que armó el kirchnerismo.

Néstor Otero, el concesionario de la Terminal de Ómnibus de Retiro que era buscado por la Justicia, se entregó y quedó detenido, después de presentarse ante las autoridades por estar mencionado en los cuadernos de la corrupción que escribió el chofer Oscar Centeno.

Y el otro empresario es Sergio Taselli, que era buscado por la Justicia y fue puesto a disposición de las autoridades por su abogado. Era concesionario de la línea San Martín y controló la mina de Río Turbio, en Santa Cruz, que finalizó con un escándalo que derivó en la reestatización del yacimiento. Taselli tiene empresas alimenticias y es dueño de la metalúrgica Aceros Zapla, y de Materfer, una empresa de Córdoba que fabrica vagones ferroviarios y ómnibus, aunque está últimamente venida a menos con permanentes conflictos gremiales.

Otero ya había sido indagado por el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli el 9 de agosto. Lo citaron porque en los cuadernos hay una anotación que señala que el chofer de Baratta estuvo en sus oficinas de la Terminal de Retiro, de donde retiró US$250.000.

En su declaración brindada hace casi 20 días, dijo que el 3 de junio de 2015 cuando supuestamente hizo el retiro del dinero, no se encontraba en el país, sino que estaba en Paraguay. Y en aquel momento negó haberle entregado bolsos a Baratta, aseguró que no conocía a Centeno y que lo que decía en el cuaderno es falso. Pero la Justicia, en este tiempo, buscó corroborar sus afirmaciones y el juez Bonadio decidió este fin de semana ordenar su captura, luego de que rechazó su exención de prisión.

Otero enfrenta, además, otras investigaciones por lavado de dinero y evasión. Como ya fue indagado, Bonadio decidió dejarlo detenido sin interrogarlo de inmediato. Se presentó en las dependencias de la Policía Montada, detrás del Shopping Alcorta, y luego fue traslado a Drogas Peligrosas, frente al Departamento Central de la Policía Federal. No obstante, el juez más adelante le volverá a tomar declaración.

Otero ya fue condenado en un juicio abreviado junto con el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime, hoy preso por otras causas de corrupción. El empresario le pagaba el alquiler a Jaime en el lujoso piso que ocupaba en Retiro, a pocas cuadras de la terminal.

En tanto, la Justicia ayer detuvo a Sergio Taselli. El empresario, que está acostumbrado a lidiar con problemas judiciales, fue presentado por su abogado Mariano Cúneo Libarona. Taselli aparece mencionado en la acusación como efectuando diversas entregas de dinero en un domicilio de la calle Wernicke 573, de Boulogne.

El 24 de julio de 2013 entregó dinero a Lazarte: el 23 de agosto de 2013 le dio $170.000 y US$200.000, todo lo cual le fue entregado luego a Martín Larraburu (secretario de Juan Manuel Abal Medina), que a su vez le dio la plata a Roberto Baratta. En septiembre de 2013 hubo otra entrega a Lazarte y de nuevo a Larraburu. En septiembre de ese año entregó en dos pagos US$1.080.000, que también fue a parar a manos del exfuncionario.

En su declaración, a la que accedió LA NACION, Taselli dijo que no está en Werenicke 573 desde el año 2000 y que allí funcionan empresas de su hermano Alberto, con quien tiene una pésima relación y hasta denuncias penales. Presentó actas notariales para certificar que denunció a la familia de su hermano por usurpación de ese lugar.

Asimismo, dijo que Baratta le pidió plata para la campaña, pero se negó, porque dijo que le habían sacado la central de generación eléctrica de Sorrento, Rosario, para obligarlo bajo amenazas a alquilársela a Albanesi, que recibió luego fondos del Estado para repararla. Dijo que le están haciendo juicio de desalojo a Albanesi porque nunca pagó esos alquileres.

El empresario quedó imputado como partícipe de asociación ilícita. Bonadio escuchó sus explicaciones y lo dejó detenido. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here