Inicio Nacionales Quiénes son los gobernadores que ahorran plata y por qué son clave...

Quiénes son los gobernadores que ahorran plata y por qué son clave para los planes de Macri

294
1
Compartir


En la Argentina de las malas noticias económicas un grupo de números azules sobresalen en la planilla de cálculo que elabora el equipo de Hacienda, Nicolás Dujovne , consulta con frecuencia el presidente Mauricio Macri y revisan las autoridades del Fondo Monetario Internacional ( FMI ). Se trata de los resultados financieros que cosecharon los gobernadores en la primera parte del año.

Por: Pablo Fernández Blanco
Históricamente en rojo y atados al guiño de la Casa Rosada para obtener fondos que les permitan sostener sus cuentas, una alineación de factores llevó a que los jefes regionales tengan hoy mejores números fiscales que los que puede mostrar el propio Macri. Más aún: las planillas que circularon en Gobierno la semana pasada muestran el resultado más holgado desde 2005.

Según las cifras oficiales que vio LA NACION en base a un cálculo del Ministerio de Hacienda, el Gobierno tuvo un resultado financiero (ingresos menos egresos, con el peso de la deuda incluido) rojo de $251.187 millones en los primeros seis meses del año. El número representa una mejora de 0,5%, pese al quebranto.

En cambio, el gran ajuste ocurrió en las provincias. Sin incluir a La Pampa y San Luis (no firmaron el acuerdo fiscal con el Gobierno) pasaron de un rojo de $36.696 millones en el primer semestre del año pasado a números azules por $38.578 millones hasta el 31 de junio último.

“Hay varias razones. La recaudación fue buena en el primer semestre, por encima de la inflación. Y para todas las provincias menos Córdoba, Santa Fe y San Luis rige una devolución de 3 puntos de la coparticipación por año. También hay un crédito de la ANSeS”, explicó Osvaldo Giordano, ministro de Finanzas cordobés.

Macri y su equipo no están celosos por la buena contabilidad provincial, sino que intentarán convertir esa gestión de los caudillos en su propia fortaleza. La estrategia ya tiene un slogan. Como dijo un funcionario que talla en el ajuste, no es lo mismo recortar con provincias pobres que con provincias con dinero.

En otros términos: desde la mirada de Casa Rosada, los jefes regionales no pueden decirle a sus habitantes que no tienen plata para hacerse cargo de las cosas que Nación deja en el camino para cumplir el acuerdo con el FMI, en especial el año próximo.

La afirmación anterior, cuestionable desde el punto de vista de las carencias sociales, de infraestructura y de cualquier otro tipo que se pueden encontrar en el interior, se sostiene en las planillas fiscales.

Es un infrecuente caso de esos en los que la penitencia está en la virtud antes que en el pecado. Macri necesita que las provincias se hagan cargo por gastos (entre subsidios y obras) por $100.000 millones el año próximo, de los cuales cree haber convencido a los gobernadores de cubrir al menos $80.000 millones. Es un paso clave para alcanzar el año próximo un déficit primario de 1,3% del PBI, como se acordó con el FMI.

Los dueños del dinero

Los gobernadores tienen más plata que el año pasado por diversos motivos. Sus ingresos crecieron 34,8% en el semestre, muy por encima de la inflación promedio, del 26%, mientras que los gastos escalaron menos, en orden del 23,1 por ciento. La diferencia es de 12 puntos.

Así, tienen más recursos en términos reales, y la depreciación de la moneda colaboró con la licuación de sus gastos, en especial el relacionado con salarios.

Si se los mira uno por uno, casi todos los gobernadores mejoraron su contabilidad en el primer semestre. En la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal pasó de un rojo de $14.805 millones a cosechar $2.455 millones, y Horacio Rodríguez Larreta cambió un quebranto de $7000 millones por un saldo a favor de $11.443 millones. Pero deberán hacer frente a subsidios a la energía, el transporte y el agua que hasta ahora pagaba Nación

Hay más ejemplos. Santiago del Estero, bajo el mando de Gerardo Zamora, está lejos de figurar entre las provincias más ricas del país, pero pasó de $1230 millones a $5603 millones. El propio Macri celebró esa cifra.

Juan Manuel Urtubey (Salta), Luis Manzur (Tucumán), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Lucía Corpacci (Catamarca) son otros jefes provinciales que tienen una situación similar. Incluso Alicia Kirchner (Santa Cruz), que enfrenta una situación social compleja, redujo en $2243 millones el rojo.

Pese a la mejor situación de este año, tanto las provincias como Hacienda descartan que en 2019 el interior tendrá menos recursos. En parte, eso se debe a la eliminación del Fondo Federal Solidario, que distribuía de manera automática una parte de las retenciones a la exportación de soja.

¿Por qué, entonces, un gobernador debería ceder recursos que le pide la Casa Rosada?, preguntó LA NACION en un despacho público. Nadie duda de que Macri cumplirá con las metas fiscales del año próximo. Puede ocurrir de manera desordenada (por ejemplo, suspendiendo partidas para las provincias) u ordenada, que implica que ambas partes se pongan de acuerdo, dijeron. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here