Inicio Destacadas 1 El sindicalismo funcional. Así se trabaja para el gobierno desde un puesto...

El sindicalismo funcional. Así se trabaja para el gobierno desde un puesto gremial

902
7
Compartir


16:00 – El material que vamos a analizar pormenorizadamente, no solo en el contenido formal/institucional de un gremio, sino en su contenido conceptual/intencional del mensaje emitido por quien ejerce la función sindical en nombre de sus representados, confirma la regla que venimos señalando hace tiempo en relación a la programada estrategia del gobierno provincial quien busca cooptar a determinada dirigencia sindical. El objetivo primario de esta estrategia es subsumir a todos los afiliados a los designios del propio Ejecutivo (ergo: que acepten lo que ellos decidieron otorgar), pero simulando propuestas que se “ponen a consideración” de los afiliados a través de esos dirigentes, cuando en verdad se trata de un hecho consumado, para cuya implementación cada repartición/organismo, se vale de la representación gremial afín, quienes aparentan “defender” el salario, pero en realidad son simples y meros transmisores de las decisiones políticas superiores, a fin de instalar y que no obtenga resistencia, la decisión ya tomada por, en el caso que nos ocupa, el titular del IDUV, Pablo Grasso.

Ya pasó en otros órdenes con UPCN, APAP, ATE y ahora corroboramos que vuelve a suceder con el gremio el S.U.TRA.VI.S.C actuante dentro del Instituto de la Vivienda Provincial (IDUV) donde su presidente Pablo Grasso, ha decidido no otorgar aumentos como los solicitados por el personal y además de dividir claramente las aguas dentro del organismo (entre los que le son afines y aquellos que no), ha profundizado una grieta en el personal, manifestándoles en la cara a quienes han tenido la oportunidad de enfrentársele en los pasillos del ente, que como presidente a los “autoconvocados” no los tiene en cuenta, es decir, a empleados que no aceptan las negociaciones llevadas adelante por Mónica Gutiérrez la Secretaria General, a quien se la vincula con Claudio Vidal (Petroleros Privados FPV) y el propio Pablo Grasso.

Reclamos y paritarias

Debido a la exigencia de aumento salarial, el IDUV decidió negar cualquier recomposición salarial más o menos acorde (20/25%) y en virtud de ello se abrieron “las paritarias simuladas”, mesa donde acudieron los paritarios de Grasso y la señora Mónica Gutiérrez.

Una vez terminada la reunión con las autoridades, la representante de los trabajadores, lejos de llevar a cabo una asamblea donde cada uno exprese el parecer, haya una discusión franca y una votación democrática para aceptar o rechazar la propuesta o bien realizar una contrapropuesta, Gutiérrez tomó el celular, grabó un mensaje de Watsapp y lo reenvió a las delegadas/dos, donde explica qué ofreció el IDUV, cuál podría ser la contrapropuesta, anuncia qué “les convendría a todos” y pide que los delegados multipliquen el mensaje. Es decir, ella comunica, toma la decisión, elabora el concepto y “sugiere” lo que se debe aceptar. Pero se debe analizar todo el contexto para ver hasta dónde llega la operación del gobierno para lograr a través de sus personeros sindicales, imponer su voluntad y cerrarle las puertas a cualquier tipo de reclamo serio en materia salarial.

Ese audio de Mónica Gutiérrez cayó en nuestras manos, razón por lo cual al final de este informe  lo ponemos a consideración del lector para que pueda escuchar el mensaje original donde se puede apreciar las inflexiones de la voz, la forma en que acentúa algunos conceptos y como elabora el mensaje hablado.

La Llamada

Mónica Gutiérrez grabó el audio, luego de mantener la reunión con los paritarios del IDUV y arranca diciendo que le transmite a las delegadas el resultado de la reunión para que a su vez lo retransmitan a los afiliados. Ahí señala que hubo una propuesta “de la presidencia” y a raíz de ello, como autoridad gremial generó una “contrapropuesta”.

Cabe aclarar acá que cuando se genera este “fenómeno empático” entre un dirigente gremial y sus afiliados, esta especie de “complicidad” aparente, en realidad tiene un efecto inverso. El dirigente, ciertamente está tratando de influir en la decisión final y para ello, juega con algunos “cambios” en lo que señala como la propuesta inicial del gobierno, pero si uno analiza en profundidad el contenido, con algunos matices termina haciendo y diciendo lo mismo que propuso el gobierno, pero en cambio saca del eje de la discusión el pedido concreto y lógico de aumento salarial, como podría ser una recomposición del 20 o 25 % (como mínimo) para cada bolsillo.

Nótese que Gutierrez en ningún momento (ni roza el tema siquiera) alude a la posibilidad de pedir un aumento real y que sincere los salarios. Cualquier dirigente sindical que vaya a pelear por una recomposición después del desajuste inflacionario existente, no puede aceptar “sumas fijas” y mucho menos “en negro”. No es digno. Es decir, la dirigente ya dá por sentado que eso (el aumento salarial) no está en discusión y solo transmite (con aceptación implícita) que “lo único que se puede discutir”, es, en todo caso, si son 1000 o 2000 al básico y los 1.400 pesos como suma en negro la cual quedará para futuras discusiones.

En realidad ésta es la posición del Ejecutivo provincial que tomó ante los gremios estatales APAP, UPCN y ATE y finalmente, luego de algunas reuniones y “discusiones” llevadas a cabo para simular “algún tipo de mejora propositiva”, esos gremios terminaron aceptando lo establecido por la gobernadora: sumas en negro y sumas fijas al básico.

Acá ocurrió lo mismo. “La propuesta del Honorable Directorio fue de los $ 3.400,00 que se proponen, ofrece (el IDUV) $ 1.000,00 al básico y dejar $ 2.400,00 en negro pagaderos a partir de septiembre”, informó Gutiérrez al iniciar la comunicación. Nótese aquí un detalle no menor: la forma en que la dirigente gremial se refiere a la presidencia del organismo “Honorable Directorio”, un título bastante vintage para la administración pública de hoy, pero mucho más extemporáneo y excesivo si se trata de un Directorio cuyo organismo es precedido por Pablo Grasso.

La propuesta nos parece insuficiente – agrega Gutiérrez, porque tenía apuro en aclararle a quien escuchara, que ciertamente no está de acuerdo con tan magro aumento y agrega – “si bien el número final no es tan bajo no es suficiente porque si bien la negociación no va a quedar cerrada corremos el riesgo de que digan que por ejemplo el mes que viene no se puede hacer nada más y quedemos colgados de la palmera

Nótese las dos frases contradictorias: “…nos parece insuficiente” y “… no es tan bajo”. Primero busca evitar que la vean complaciente y luego trata de hacer reflexionar al afiliado de que si bien no es lo suficiente, al menos “es algo” y lo refuerza con una sutil amenaza de que pueden perderlo todo si no se acepta el ofrecimiento en esta instancia.

Por eso la contrapropuesta nuestra es que, de los $ 2.400,00 que se ofrecen como no remunerativos, $ 2.000,00 vayan al básico en blanco y 1.400 en negro, cuestión que nos dé margen para seguir negociando más adelante y si no tenemos chances este año, que falta poco para que finalice, podamos arrancar el año que viene con esa negociación de esos $ 1.400,00 sobre los cuales podríamos pedir un poco más”, dice a continuación.

En este párrafo Gutiérrez ya instala los números de los cuales la negociación nunca va a salir. Y pasa el mensaje que el gobierno (léase IDUV, Grasso) le ha dictado y nosotros vamos a tratar de traducir de la siguiente manera “si aceptan esto luego seguimos negociando, pero olvídense que habrá aumento el resto del año. Después de marzo de 2019, volvemos a hablar sobre los $ 1.400,00 y si están dadas las condiciones económicas y financieras, por ahí hasta podríamos mejorarlo”. Esto es lo que les dijo el IDUV, mensaje que la dirigente edulcoró para transformarlo en “iniciativa propia” y de acuerdo al análisis que (supuestamente) ella como Paritaria hizo de lo que se dijo en la reunión.

Con respecto a estos 2000 que proponemos llevar al básico y blanco – prosigue diciendo Mónica Gutierrez – “la Paritaria del Honorable Directorio va a consultarle al Presidente (Grasso) qué posibilidades hay, porque si bien fue bien claro con nosotros y nos dijo que este mes es imposible pagar 2.000 pesos al básico porque aumenta mucho la masa salarial en comparación de lo que estamos pagando este mes, por ejemplo…. le va a proponer al presidente, hacerlo en dos cuotas. Esto significa, 1.000 pesos al básico que se cobrarían a fines de septiembre y los otros 1000 pesos se cobrarían en el mes de octubre, con lo cual a fines de octubre estaríamos cobrando 2000 pesos al básico en blanco, con lo que quiero decir que aumentan todos los ítems, título, antigüedad, adicionales por inspección, adicionales por sobreestantes, premios por colaboración, viáticos y todos los otros ítems que cada uno percibiera”, remarca la dirigente en el audio.

En la comunicación por Watsapp la Secretaria General vuelve a tratar al Directorio de “honorable”, intentando darle una entidad de respeto y ubicación casi “inalcanzable” para el afiliado común y asignarle a los paritarios del IDUV una acción solidaria con los trabajadores, toda vez que “le consultarán” al presidente de que ese aporte de $ 2.000,00, se pueda hacer (al menos) en dos cuotas divididas cada una en $ 1.000 a cobrar en octubre y noviembre. Es decir que ni siquiera la dirigente “peleó” la nimia contrapropuesta de cobrar los $ 2.000,00 de una sola vez, sino que, además es condescendiente con la autoridad que maneja los fondos, a tal punto que Gutiérrez envía un mensaje directo a los afiliados cuando aclara que Grasso “fue bien claro con nosotros”, dijo, y les advirtió la imposibilidad de pagar $ 2.000,00 al básico este mes.

Pero Gutiérrez comete un error aún más grave, lo cual indudablemente fue “un acto fallido”, al ser ella misma parte indivisible de la decisión de Pablo Grasso, y es cuando dice “…porque aumenta mucho la masa salarial en comparación de lo que estamos pagando este mes, por ejemplo…”. La representante del SUTRAVISC empatiza muy bien con el Directorio y la presidencia del IDUV, porque se incluye como parte del mismo.

Más adelante agrega: “Nosotros nos hemos comprometidos a hablar con cada uno de los compañeros y si esto no se define esta semana ya no entraría el aumento en este mes; Uds saben perfectamente como yo que estamos necesitando plata asique lo más acertado sería que podamos cerrarlo lo antes posible, cuestión de que podamos liquidar….

En esta oportunidad Gutiérrez vuelve a “apurar” a los destinatarios del mensaje asustándolos con los tiempos y conminándolos a decidir por la afirmativa (se desprende de la forma en que lo dice) o perder la posibilidad de cobrarlo en el corto tiempo. Aconseja “cerrarlo cuanto antes” y un nuevo acto fallido hace que diga “cuestión que podamos liquidar…”, casi como poniéndose en “pagadora”. 

Si todos estuvieran de acuerdo que estos $ 2.000,00 fueran llevados al básico y cobrados en dos cuotas en septiembre y octubre, nosotros estamos en condiciones de cerrar y ya firmar una resolución para que se empiece a pagar enseguida porque tendríamos que estar elevando los números a economía” advierte la representante gremial, apurando lo que a estas alturas es solo un trámite burocrático.

Luego les cuenta que los compañeros autoconvocados del IDUV que no aceptan esta negociación “presentaron nota ante el Ministerio de Trabajo formalizando que no van a aceptar la negociación nuestra, con lo cual les quiero decir que si esa nota prospera no vamos a recibir ningún tipo de aumento”, dice directamente en el audio, con una seria advertencia para que si pueden, impidan que los autoconvocados hagan algún tipo de presentación y a raíz de ello agrega “Sería bueno que cada uno de Uds se manifieste si está de acuerdo o no… y que le metamos para adelante porque sino no nos vamos a quedar sin aumento”.

Si llevamos esos 2000 pesos al básico, el que menos estaría cobrando en manos a fin de mes sería 4000 pesos; de ahí para arriba dependiendo de la antigüedad y adicionales que Uds tengan”, reafirma la dirigente.

La parte final del discurso dice “Yo espero las respuestas de Uds que digan qué les parece y lo retransmitan a sus compañeros de trabajo. Para contrarrestar la nota esta que se presentó en (el Ministerio de) Trabajo, vamos a hacer firmar una nota con la conformidad de cada uno de los empleados del IDUV como para que quede claro que avalan o no el aumento que se va a dar, cuestión que después no haya ninguno que tenga que decir o quejarse que nadie los consultó”.

La dirigente sindical de esta manera, dio por cumplimentado el trámite en las redes sociales, sin realizar una asamblea como hubiera correspondido. Esa asamblea, claramente no estuvo autorizada por Grasso, por temor a que la resistencia dentro del universo de afiliados del IDUV, no les permitiera cumplir el objetivo propuesto: dar una suma fija mínima y una parte en negro; anular de aquí a fin de año cualquier discusión salarial y ganar varios meses, de aquí a marzo, para empezar una nueva “ronda de negociación” en más o menos los mismos términos.

Nosotros hacemos lo mejor que podemos y con absoluta sinceridad les digo que lo hacemos a conciencia, sabemos que no alcanza a nadie la plata por eso buscamos lo mejor para todos, por eso buscamos que cada uno nos diga personalmente lo que opina”, concluye el mensaje de Mónica Gutiérrez con esta “asamblea virtual en las redes”, tal vez como nueva forma de hacer sindicalismo 2.0 o simplemente, ser una dependiente más del poder que baja líneas para que todos acepten sin discutir lo que dispuso, en este caso, el titular del IDUV. (Agencia OPI Santa Cruz)

7 Comentarios

  1. esta monika entro al iduv cuando Carlos kirsner era presidente del iduv y su jefe gordiyo era el amante siempre estuve pegada y arreglaba por atrás nunca travajo un día a nadie aora es sindicalista papaaaaaa que provincia

  2. Mucho me temo que veremos a los trabajadores corriendo atropelladamente (con los pantalones a la altura de los tobillos) para ir a firmar el documento diciendo que están de acuerdo con los 2.000 pesos.
    Después le besarán los pies a Mónica Gutierrez por los beneficios obtenidos y por su excelente negociación

  3. Desde 2014 viene la “guerra de chicas”, es la segunda gestión de gutierrez electa y tercera contando la fundacional. Las Instituciones se deben respetar, mas cuando estan al frente de ellas por voto popular. Es simple, preparate presentate a elecciones y ganalas, si las perdes acompañâ. De nada sirve que se presenten a elecciones y al perderlas se desafilien y comiencen a operar en contra por la contra misma personalmente acompaño y defiendo a mis representantes, cuando considere que no esten a la altura de las circunstancias directamente no los acompaño con mi voto, pareciera que muchos son democráticos solo cuando les conviene. Denotan no haber aprendido nada de tristes epocas pasadas. Democraticamente todo, con prácticas golpistas y de prepo nada. REITERO, lean, prepárense y presentense en la próxima elección y GANEN, si vuelven a perder sigan esforzándose. Porque en serio CANSAN quejándose mucho y esforzándose poco.

  4. Jajajajaj que risa que me da …. fuerza los autoconvocados y denle fósforos a Norita para que hijo haga un fueguito ….y al inspector de cuarta una buena órbita a ver si puede seguir currando cheee!!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here