Inicio Política La Justicia brasileña avanza sobre Techint

La Justicia brasileña avanza sobre Techint

266
0
Compartir


10:00 La Justicia brasileña abrió un proceso civil en contra del holding Techint por integrar un presunto cartel de la obra pública en ese país que habría perjudicado al Estado brasileño por miles de millones de dólares, según surge de las actuaciones de los tribunales de Curitiba a las que accedió LA NACION esta semana.

Por: Hugo Alconada Mon
La jueza Silvia Regina Sala Brollo aceptó así la petición de la Advocacía Geral da União (AGU), el equivalente brasileño a la Procuración General del Tesoro argentina, y ordenó la apertura de un procedimiento civil, que puede terminar con la imposición de una multa multimillonaria contra el holding.

La decisión de la jueza ocurrió el 4 de este mes, cuando dio luz verde para analizar el planteo de la AGU, que acusó a Techint, a otras doce empresas y a siete personas de cometer actos ilícitos en perjuicio de la petrolera Petrobras y les reclamó una indemnización global cercana a los US$3600 millones. Sin embargo, la magistrada admitió el reclamo de la AGU solo de manera parcial. Lo aceptó contra Techint y siete constructoras: Queiroz Galvao, IESA, Hochtief y Promon, entre otras. En tanto que postergó su decisión sobre Odebrecht, Camargo Correa, Andrade Gutierrez y UTC Engenharia hasta contar con mayores datos.

Desde Techint rechazaron la decisión judicial y adelantaron a LA NACION que la recurrirán “por entender que el reclamo [de la AGU] presenta serias deficiencias, porque se pretende penalizar actos ilícitos generales sin probar daño contrato por contrato”.

Según la acusación, Techint integró en Brasil el “club de las nueve”, en alusión a las empresas que habrían recibido información privilegiada sobre las licitaciones de Petrobras y coordinaban sus ofertas en perjuicio de la petrolera. “El cartel”, indicó la AGU, “consistió en la unión de voluntades de diversas empresas que se reunían para definir cuál sería la vencedora en cada licitación y defraudaban, así, la competitividad, aumentando el valor de los contratos artificialmente”.

¿Qué acusación afronta en Brasil el holding que lidera Paolo Rocca? Según la AGU, Petrobras les adjudicó de manera irregular a Odebrecht y Techint la construcción de un tramo del Gasduc III destinada a conectar las redes de gasoductos brasileños con un costo total de 1100 millones de reales, unos US$ 350 millones al tipo de cambio entonces vigente.

En ese sentido, la jueza Sala Brollo citó un informe del Conselho Administrativo de Defesa Econômica (CADE) que concluyó que existían “indicios robustos de formación de un cartel por las demandadas Techint Engenharia e Construção SA, IESA Óleo e Gás SA y Construtora Queiroz Galvão SA”.

Desde Techint remarcaron, no obstante, que uno de los máximos ejecutivos de Odebrecht devenido “delator premiado”, Marcio Faria, desvinculó ese contrato Gasduc III de la operatoria delictiva habitual de la constructora que lideraba Marcelo Odebrecht. Aclaró que en esa licitación sí hubo competencia entre las constructoras, que no se cartelizaron y que no hubo sobreprecios, ni ventajas de ningún tipo para ganar el contrato.

Ante la Justicia brasileña, Techint pidió además que se rechazara el reclamo de la AGU por considerar que en su acusación no había individualizado con precisión los hechos en su contra, como así también que la AGU no contaba con atribuciones legales para reclamar, que su eventual reclamo ya estaba prescripto, y que la CADE aún no adoptó una decisión definitiva sobre la existencia de um “cartel” y que tomar una decisión sería “prematura”.

“Reunião de Bingo”

En su resolución, sin embargo, la jueza Sala Brollo dio su primer visto bueno a la pretensión de la AGU. Remarcó que al allanar las oficinas de otra empresa, Engevix, los investigadores hallaron un documento, indentificado como “Reunião de Bingo”, “indicando la cartelización y la simulación realizada por las empresas del ‘club'” y en la que se definieron las empresas que participarían en las licitaciones del Comperj”, en alusión al Complejo Petroquímico de Río de Janeiro, “haciendo expresa referencia a Promon, Techint, Queiroz Galvão”.

Durante la investigación, la Fiscalía también obtuvo el testimonio del ex presidente de Camargo Correa, Dalton dos Santos Avancini, quien ya fue condenado por la Justicia brasileña en 2015 y señaló a Techint como integrante del cartel por medio de uno de sus ejecutivos, al que identificó como “Guilherme” y que detalló “que participaba directamente”.

Desde Techint replicaron que Avancini, al que calificaron como “empleado”, no tuvo conocimiento directo del contrato ahora bajo sospecha, “es genérico y no imputa ninguna responsabilidad a Techint por los hechos tratados en este juicio” que instruye Sala Brollo.

Sin embargo, la situación de Techint podría complicarse si la jueza admite la reparación que reclamó la AGU para el Estado brasileño. Pidió la nulidad de los contratos “y el pago de una multa civil equivalente a tres veces el valor del incremento patrimonial indebido” en el contrato que Odebrecht y Techint compartieron por partes iguales. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here