Inicio Política Odebrecht: dos testigos complicaron a Corcho Rodríguez en la causa por las...

Odebrecht: dos testigos complicaron a Corcho Rodríguez en la causa por las plantas de AySA en Tigre

384
0
Compartir


13:00 Un contador y un abogado uruguayos declararon ante el juez Casanello. Afirman que Rodríguez les encargó formar empresas fantasma por donde pasaron coimas.

Dos contadores uruguayos vinculados a la supuesta trama de sobornos a través de la cual la constructora brasileña Odebrecht habría obtenido obras públicas en la Argentina declararon ante el juez Casanello y apuntaron a Jorge “Corcho” Rodríguez. El empresario está acusado de haber participado del aparente circuito de coimas gracias al cual los brasileños ganaron la construcción de dos plantas de AySA. En la causa ya fueron procesados referentes de la construcción y el ex directivo de la empresa estatal de saneamiento.

En esta investigación se planteó que hubo “acuerdos espurios” para manipular actos administrativos, que “las contrataciones estuvieron previamente direccionadas” y que el llamado a licitación pública fue tan sólo “una puesta en escena para disfrazar negocios previamente acordados”.

El empresario Corcho Rodríguez terminó señalado en la segunda etapa de esta causa que se centra en la estructura de coimas que se habrían pagado alrededor de las dos plantas que adjudicó el Estado por intermedio de AySa. En la información analizada, se detectaron transferencias a los contadores de Rodríguez en Uruguay por más de 11 millones de dólares.

Según confirmaron fuentes judiciales a Clarín, declararon Carlos Dentone (abogado) y Martín Molinolo (contador). Ambos fueron contratados por el Corcho Rodríguez para que integren Sabrimol Trading SA. Se trata de una empresa ubicada en zona Franca y uno de los requisitos es que la mayoría del directorio sean uruguayos.

Clarín reveló que la Justicia uruguaya determinó que cambistas de Odebrecht transfirieron 10.210.374 de dólares y 684.283 euros al “intermediario” Rodríguez, entre octubre de 2011 y septiembre de 2014.

En su indagatoria, Carlos Dentone explicó que en 2011 Rodríguez le encomiendan “ponerme en contacto con el estudio Otero & Asociados, quienes le gestionaban entre otras, las siguientes empresas: Sabrimol, Bralex y tres o cuatro más panameñas todas propiedad de Rodríguez”.

Además, el abogado añadió: “Esto así para que nuestro estudio gestione la actividad de Sabrimol Trading -según instrucciones y condiciones que recibiríamos de Bralex SA y las restantes sociedades , cerrarlas o cedérselas a quienes fuera indicado”.

En el expediente se planteó que “Corcho” Rodríguez utilizó para pagar los sobornos la empresa off shore Sabrimol Trading, constituida en Uruguay, de cuya cuenta en el Banco Itaú “fluyeron los montos descriptos”.

¿Para qué se usó Sabrimol? según fuentes de la causa y en base a las indagatorias del abogado y del contador. Rodríguez “le pide a Dentone que ayude a administrarla para recibir pagos de Odebrecht, Klienfeld (usada por la brasileña para pagar sobornos) y una empresa holandesa”.

Klienfeld Services LTD (offshore de Odebrecht) efectuó quince transferencias a Sabrimol por un total de 4.946.148 dólares a través del Meinl Bank de Antigua, un paraíso fiscal. El Meinl Bank fue un banco usado por la constructora brasileña en el Lava Jato. También Klienfeld hizo una transferencia a la cuenta en euros por un total de 224.046 euros. Por su parte, la firma Trident Inter Trading LTDA efectuó otra por 314.965 dólares.

En total la empresa de Rodríguez recibió más de 10.210.000 dólares y más de 684.000.euros de cinco empresas que Odebrecht admitió que eran para pagar sobornos. “Las órdenes las daba siempre Rodríguez y su contador Gandini”, señalaron los indagados.

Sabrimol tenía como presidente al uruguayo Carlos Luis Dentone Loinaz, y como directivo -también de fachada- a Martin Molinolo Menafra, quien además es vicepresidente de Bralex SA. En los informes internos del Itaú se afirma que Sabrimol tiene entre sus “principales clientes a la empresa brasilera Odebrecht, a la cual están asesorando en la obra relacionada al soterramiento del tren Sarmiento en Argentina, recibiendo fondos de subsidiarias de esta empresa en forma habitual”. “También son clientes los argentinos Susana Giménez y Jorge Rodríguez, a quienes les administran propiedades e inversiones en Uruguay”, dice en esos reportes.

En el detalle de las transferencias efectuadas a la cuenta de Sabrimol aparecen cinco empresas offshore controladas por el cambista brasileño Olivio Rodríguez Junior, que trabajaba para Odebrecht en su red de pago de sobornos. Según admitió en Estados Unidos, la brasileña habría movilizado en total 35 millones de dólares hacia funcionarios argentinos.

Otro dato. Según declaró Dentone ante Casanello, los pagos que recibía Sabrimol eran en parte para una bodega de la chacra “Yellow Rose”, propiedad de Rodríguez y ubicada en Uruguay.

En un juicio oral en Uruguay, Rodríguez dijo que era el único dueño de Bralex. También vinculan a Rodríguez con Sabrimol tres transferencias por 14.800 dólares realizadas por la firma uruguaya a Marcos Samuel Sankowicz (socio de Rodríguez en Grupo La Roca Capital y socio de Gandini en Consultora Cono Sur). La cuenta de Sabrimol se utilizó, por ejemplo, para pagarle 8.700 dólares a Claudio Gabis, el histórico integrante de la banda de rock Manal.

Consultados por Clarín, desde el entorno de Rodríguez explicaron que el empresario denunció penalmente a Dentone por el supuesto robo junto a su socio Molinolo en la empresa de la chacra, con plata de Corcho que su estudio manejaba”.

Además, indicaron a este medio allegados a su defensa, Rodríguez está pidiendo la ampliación de su declaración ante Casanello, para “presentar todos los contratos y papeles”. También pedirán el “peritaje de firmas por papeles truchos que presentó Dentone y su socio”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here