Inicio Economía y Finanzas Con dólar anestesiado, el BCRA aceleró la absorción de pesos

Con dólar anestesiado, el BCRA aceleró la absorción de pesos

149
0
Compartir


10:00 El dólar abrió la semana manteniendo la tendencia a la baja que exhibe desde el último replanteo de la política cambiaria y monetaria en una rueda chata por un feriado en Estados Unidos, oportunidad que el Banco Central (BCRA) aprovechó para acelerar el retiro de pesos de plaza.

Por: Javier Blanco
Su cotización, que venía de cerrar la semana anterior con un retroceso del 7 al 8% (según se tome su versión minorista o mayorista), bajó de 35 a 42 centavos en la jornada, al quedar a $38,56 y $37,42 en promedio para la venta minorista y mayorista, respectivamente, en rueda de pocas operaciones (apenas US$156,3 millones).

La tendencia al retroceso se hizo notar en la apertura misma de las operaciones por la caída del 3% que, por ese entonces, registraba la divisa en Brasil. Por efecto contagio, el dólar abrió aquí ya “operando con un gap de casi 50 centavos, al ofrecerse a $37,35 en las primeras operaciones mayoristas del día”, refirió el operador Fernando Izzo, de ABC.

Sin embargo, tras ese débil inicio, comenzó a rebotar hasta tocar un máximo intradiario de $37,75, que luego no pudo sostener al anunciar el BCRA que “prendería la aspiradora” lanzando la convocatoria diaria a bancos para que suscriban letras de liquidez (Leliq).

“En la segunda parte de la rueda se notó una ausencia de pesos que afectó más la demanda de divisas, lo que volcó al mercado en los últimos minutos para la oferta y determinó el cierre a $37,42, es decir, 7 centavos por encima de la apertura, pero 33 centavos por debajo del máximo del día”, explicó otro operador.
La referencia a la subasta alude a su resultado contractivo en unos $11.900 millones, toda vez que el BCRA enfrentaba un vencimiento de $71.060 millones y terminó emitiendo nuevas Leliq por $82.996 millones.

Del esfuerzo por acelerar la contracción derivó un nuevo incremento en el costo promedio de esta deuda, que para el BCRA subió del 73,31% y 67,175 al 73,524%, del viernes y del lunes pasado a ayer respectivamente, es decir, 20 puntos básicos más o 635,9 puntos básicos en una semana.

El plan del BCRA, según el mensaje transmitido el viernes último a bancos, es asegurar un cumplimiento de la meta de crecimiento nulo en la base monetaria en el mes y transmitir señales de que se asumirán todos los costos necesarios en pos de lograrlo. De allí que no se esperen relajamientos, en todo caso marginales, de la tasa hasta los últimos días del mes, cuando el mercado haya digerido el dato de inflación de septiembre y superado el penúltimo test de Lebac.

“El esquema monetario fue explicado y está vigente, ahora es una cuestión de fe, o mejor dicho de credibilidad. Las tasas se mantendrán altas esta semana, pero con el paso del tiempo y, si funciona, deberíamos ver una caída”, juzga Matías Roig, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI). (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here