Inicio Economía y Finanzas El dólar bajó otra vez y en la City ya creen que...

El dólar bajó otra vez y en la City ya creen que podría desafiar el piso de la banda de flotación

178
0
Compartir


07:00 El dólar profundizó ayer la tendencia a la baja que, más allá de algún vaivén ocasional, muestra en la plaza local desde la instauración, a inicios de mes, del nuevo esquema cambiario y monetario.

Por: Javier Blanco
El billete se desvalorizó otro 1,1%, al cerrar por debajo de los $38 ($37,77en promedio) para la venta al público, con lo que alcanzó su menor valor desde fin de agosto, tras acumular un retroceso cercano al 10% en las últimas 8 ruedas.

La baja fue definida en la plaza mayorista, donde el billete se operó aún más débil (cayó de $37,25 a 36,57, es decir, 68 centavos o 1,7% comparando con su cierre previo), lo que hace que algunos analistas y operadores comiencen ahora a plantearse la posibilidad de que testee en los próximos días el piso de la banda de flotación. Esto habilitaría al Banco Central (BCRA) a limitar su volatilidad comprando reservas, aunque a su vez lo complicaría en el objetivo de llegar a una variación nula de la base monetaria de aquí en más y por largos meses.

La duda surge porque el tipo de cambio de referencia (comunicación A 3500, valor del dólar que rige para este esquema) arrancó a 7,4 puntos de desafiar el techo de la banda -fijado en $44 (algo que en aquel momento el mercado consideraba muy probable)-, pero ya quedó a 6,9 puntos de tocar el piso, originalmente establecido en $34, pero ya corrido hasta $34,34 por la indexación del 3% mensual que contempla el régimen hasta fin de año.

Y porque, tras un semestre en el que comandó el ranking mundial de devaluaciones, el peso emergió en las últimos 11 días como la moneda que más se revaluó (+11,35%) nominalmente frente al dólar y a otras monedas (9,7% según la variación del índice de tipo de cambio nominal multilateral que elabora el BCRA) en el mundo, un liderazgo que toma más distancia aun si se considera una medición en términos reales, es decir, que incorpore los diferenciales de inflación de la economía local con el resto.

A esto se agrega un esquema de altas tasas diseñado para estimular la desdolarización, pero que el BCRA -en buena medida- está obligado a mantener para cumplir con su meta de absorción monetaria y de repliegue de la inflación. “Hay muchas empresas, bancos e individuos desarmando posiciones en dólares para evitar a su vez pagar las altas tasas en pesos. Y al sostenerse la tenencia bajista el temor ahora pasó a ser el de vender tarde”, explicó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

Todo el combo hace pensar a cada vez más analistas y operadores que la tendencia a la baja de la divisa puede llegar a profundizarse en las próximas ruedas, a menos que acontecimientos mundiales (tasas en EE.UU.; más chispazos en la disputa Trump/China, etc.); regionales (vuelcos en la elección del Brasil) o locales (que aparezcan sorpresas cuando se haga pública la letra chica del acuerdo con el FMI o se complique la aprobación del presupuesto 2019) alteren la actual dinámica del mercado.

Opiniones

“Lo que hoy [por ayer] se notó claro es que bajó sin empuje externo y con mayor volumen de operaciones. Esto me lleva a pensar que hay 80% de probabilidad de que toque el margen inferior de la banda, aunque intuyo que luego del vencimiento de Lebac de la semana que viene”, juzgó el economista Miguel Zielonka (Econviews) ante una consulta que LA NACION repitió entre varios de sus colegas.

“Hay factores estructurales que juegan a favor de eso: se enfrió la fiebre dolarizadora y el balance comercial ya está entrando en zona de superávit más por caída de importaciones por ahora”, explicó.

“Con este nivel de tasas el dólar puede testear el piso de la banda, lo que probablemente nos lleve a discutir el rol del BCRA en esa situación, dado que la regla monetaria misma incluye la chance de que aumente la base monetaria mensualmente, en caso de quedar habilitado a comprar dólares”, sostiene Hernán García, economista del Banco Galicia. Para el analista financiero Cristian Buteler, la posibilidad de un dólar desafiando el piso de la banda también es concreta. “Se probó que arriba de $40 fue el nivel de pánico y recién ahora quedó en los niveles previos a la salida de Caputo, pero con 15 puntos más de tasa, lo que habilita a caer algo más, en especial porque el apretón monetario se hace sentir”, dice.

Más escépticos al respecto se muestran los economistas Gabriel Zelpo (Elypsis) y Amílcar Collante (CeSur), “Con el riesgo país bien arriba de los 600 puntos veo difícil que la baja se profundice hasta ese nivel, y si lo hace será por un período muy breve”, dice Zelpo. “Creo que puede seguir muy tranquilo y controlado por las altas tasas de interés, pero veo ese equilibrio aún inestable. Ahora, si hubiera un shock de expectativas, algo que me parece depende más de la política, podría suceder”, aporta Collante. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here