Inicio Destacadas 1 EL PAPA K

EL PAPA K

992
0
Compartir


09:30 – (Por: Hugo Moyano* para OPI Santa Cruz) – La comunidad católica argentina, aquella que reza, que va a misa, que toma la comunión, que se confiesa y respeta los postulados del catecismo; aquella que venera los 10 mandamientos, especialmente aquellos que ordenan NO ROBAR, NO MENTIR y NO MATAR, hoy están desorientados, muy confundidos; y tienen sus razones, claro.

Y es que los desorienta las escandalosas actitudes de la máxima autoridad eclesiástica, nada menos que del primer Sumo Pontífice argentino, el Papa FRANCISCO I y no es para menos, cuando comprueba que el Papa pondera y admira a quienes no han dejado un solo mandamiento sin quebrantar, al tiempo que son portadores de cada uno de los 7 pecados capitales, sin saltearse ni uno solo.

A esta altura de la historia y tratándose de un cura peronista, reconocido por él mismo y sintiéndose orgulloso de ello mientras los países más serios del orbe tienen claro que la Argentina antes del Peronismo era la tercera economía del planeta, la verdad que yo no tengo claro de qué se siente orgulloso el cura. A pesar de esto –que bien podemos señalar como SU PECADO ORIGINAL- no podemos ser ingenuos… algo pasó entre el Cardenal Jorge BERGOGLIO y el Papa FRANCISCO.

Primero las diferencias y las contradicciones entre uno y otro son cada vez más evidentes, aunque uno y otro sean la misma persona y uno y otro sean el mismo cura y uno y el otro sean el mismo peronista.

Los Argentinos en general y los católicos en particular, fuimos testigos de la historia que describe patentemente la escabrosa relación entre el Arzobispo Jorge BERGOGLIO y la familia KIRCHNER, especialmente del rencor evidenciado permanentemente por Cristina FERNÁNDEZ mientras fuera senadora y primera dama, y luego acentuado ya en la Presidencia de la Nación. Cristina Fernández –todos lo recordamos como si fuera hoy- contra BERGOGLIO profesaba un ODIO TAN INTENSO COMO MILITANTE. Ella –fiel a su estilo- odiaba y obligaba a odiar, tal como amaba y obligaba a amar hasta el extremo que su caterva de descerebrados fueron obligados a amar a BOUDOU, a MADURO, a Milagro SALAS, a MILANI y a otros tantos delincuentes más.

De su parte todos recordamos perfectamente que el Azobispo, posteriormente Cardenal Jorge BERGOGLIO se manifestaba anti kirchnerista, sus sermones críticos y las expresiones de la iglesia católica contra la administración de los KIRCHNER que enfurecían hasta el delirio al matrimonio presidencial. Y es que BERGOGLIO tenía la costumbre de decir de los KIRCHNER lo que de los KIRCHNER sabía: que eran autoritarios, dictadores, mentirosos y –sobre todo- CORRUPTOS.

Por ello el aborrecimiento hacia BERGOGLIO era tan intenso que desde la Presidencia de la Nación, los KIRCHNER rompieron con tradiciones históricas centenarias negándose a asistir a los solemnes tedeums en la Catedral Metropolitana para emigrar a templos católicos dirigidos por “curas cooptados” en los cuales escuchaban sermones “pautados”, como los de el tristemente célebre obispo de Lujan Agustín RADRIZZANI, protector de Julio DE VIDO, quien apadrinaba el falso convento de General RODRIGUEZ, con falsas monjas, pero con verdaderas bóvedas, sitio en el cual, en una loca madrugada de junio del 2016, fue apresado José LOPEZ ”depositando” cerca de 10 palos verdes pertenecientes a Cristina FERNANDEZ. Este es el mismo obispo que hace unos días le brindó la protección de Dios y de su iglesia nada menos que a “LOS MOYANO”, a la vez que consagró a la Iglesia Católica al servicio del Kirchnerismo, hundiendo un poco más su credibilidad ya bastante hundida por las conductas del propio Sumo Pontífice quien se empecina en recibir y proteger a delincuentes.

Pero volvamos a BERGOGLIO y sus tiempos de lucha antikirchnerista. Y recordemos que hubo veces que el matrimonio presidencial celebraban el tedeum en Tucumán, o en cualquier lugar del país, menos a la Catedral Metropolitana. No soportaban la presencia, ni los cuestionamientos de “ese cura pedófilo de mierda” (así le decían) a la gestión gubernamental. Cura que no paraba de denunciar el incremento de la corrupción, el narcotráfico, la trata de personas, la pobreza, la desocupación y todos los flagelos sociales que se iban potenciando en la década Kirchnerista.

Por efecto traslativo no había Kirchnerista que no odiara a BERGOGLIO, especialmente los militantes rentados nucleados en “La Cámpora” que se lo hacían saber persistentemente.

Todos los argentinos nos acordamos de esto; no pasó hace tanto tiempo.

Sabemos también todos los argentinos de la primera reacción del Kirchnerismo ante el “humo blanco papal” a favor de BERGOGLIO: fue atroz… sanguinaria. Inmediatamente se dieron a la tarea de descalificar al recién electo Papa FRANCISCO I°, tras consignas descalificantes, tales como: fue un cura cómplice de la dictadura y otras infamias más.

Todos podemos recordarlo… o googlearlo para refrescar la memoria. Y todos podemos dar testimonio de un rencor recíproco e intenso entre los KIRCHNER y BERGOGLIO.

Entonces… ¿Qué pasó? ¿Qué pasó para que aquellos tiempos de enemistad de entonces se transformaran en tiempos de concordia, afecto, adoración y simpatías de ahora?

¿Por qué donde hubo odio, hoy hay amor?

¿Por qué el cambio de posturas de ambos lados de la querella?

¿Por qué en donde hubo un obispo cardenal anti kirchnerista, hoy hay un Papa militante de La Cámpora?.

Debe haber razones, por cierto. Y es probable que esas razones no nos gusten para nada… que nos den un poco de asco… o mucho. Lo que si les puedo asegurar que tales transformaciones -de cristianas – no tienen nada.

¿Fue –acaso- porque BERGOGLIO –ya consagrado Sumo Pontífice- se dio cuenta que siempre estuvo equivocado y terminó comprendiendo que en realidad los KIRCHNER eran virtuosos, que el gobierno del Frente para la Victoria era un ejemplo de honestidad y que los chicos de “La Cámpora” eran inocentes monaguillos militantes, que cumplían su tarea ad honorem ?

¿O fue –acaso- que los KIRCHNER entendieron que eran tiempos de cambio y que la presencia de un “Papa Argentino” daba la oportunidad del arrepentimiento y encausar la gestión gubernamental bajo el aliento sagrado de la palabra de Dios?

No fue ni una cosa ni la otra.

Lo cierto es que después del despiadado ataque inicial contra la designación de BERGOGLIO como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, súbitamente el Kirchnerismo cesó el proceso de hostilidades.

¿Por qué pasó, esto que –obviamente- no coincide con la lógica de enfrentamiento K contra cualquier enemigo al que hostigarán hasta la exageración ?

El cambio de estrategia sin duda vino “desde adentro”. Sucede que alguien del riñón del poder presidencial, habiendo analizado las carpetas caratuladas “cura BERGOGLIO” 1, 2 y 3 que le suministrara personalmente Jaime STIUSO (el entonces espía favorito de los KIRCHNER) entendió que era una estupidez agredir la enorme figura papal, cuando se podría utilizar la figura de un “Papa Argentino” y hacerlo parecer como un “Papa Kirchnerista”.

Fue entonces que se operó “la conversión”… del Papa, por supuesto. Adhesión del Papa Francisco al gobierno Kirchnerista y “protección” a sus figuras más emblemáticas, a cambio del cese de hostilidades y el silencio total sobre los dichos y “hechos” registrados en las carpetas del Servicio de Inteligencia del Estado (SIDE).

Lo demás es simple. El Kirchnerismo no piensa ni siente sino lo que piensa y siente Cristina Fernández y allí donde hubo odio, ahora debe haber amor Y LOS MANDÓ A AMAR AL PAPA FRANCISCO de la misma manera que antes los había mandado a odiarlo, incluida a Hebe de BONAFINI que en su rencor a BERGOGLIO había llegado a defecar con su agrupación en las escalinatas de la Catedral Metropolitana. (Realmente no me puedo imaginar a esa vieja cagando en las escaleras de una iglesia, ni en ningún lugar sin que me den enormes ganas de vomitar).

A partir de entonces se sucedieron innumerables “gestos papales” a Cristina Fernández y todos los funcionarios Kirchneristas, que fueron recibidos, abrazados, fotografiados y “bendecidos” por el Papa FRANCISCO en el mismo Vaticano.

La bendición personal del Papa a los energúmenos mercenarios fundamentalistas de “La Cámpora”, a Guillermo MORENO, al Gremialista del SOMU – el “Caballo” Suarez- y los permanentes gestos de admiración y apoyo a Milagro SALA y Hebe de BONAFINI, a quien llegó a comparar con Jesucristo son el testimonio más evidente y elocuente de este infame pacto de protección recíproca.

Esta es mi interpretación fundada en los hechos que son de dominio público y de un par de datos que me tomara de algunos artículos de periodistas e historiadores calificados, pero me permito sospechar que sin dudas se relacionan con los pecados por los cuales en los últimos tiempos se cuestiona universalmente a la curia.

Estos hechos por los cuales el Estado del Vaticano es extorsionado por los KIRCHNER –como el asesinato de KENEDY- permanecerá por siempre en el más absoluto de los misterios y esto es terrible, porque al desconocerse la verdad, cada cual tiene el derecho a imaginarse la suya.

Mientras tanto los argentinos en general y los católicos en particular debemos tolerar sus consecuencias, entre las cuales una de la más vomitivas es escuchar a un Papa forzado a ponderar la conducta de patoteros, mentirosos, ladrones y asesinos.

Recorro permanentemente las calles de mi pueblo y de mi provincia… todos lo saben. Tengo amigos de todas las creencias y me duele ver el desconcierto de mis amigas y amigos católicos que no les entra ni en la cabeza, ni mucho menos en el corazón que el mismo PAPA FRANCISCO pretenda que aprecien a DE VIDO, a JAIME, al Rudy ULLOA, a la familia KIRCHNER y a toda la banda de mentirosos y ladrones que saquearon nuestra provincia y la hundieron en todas las miserias.

Ellos no lo entienden; ellos están convencidos que ese afecto por lo perverso, por lo nocivo, no es de Dios.

Y si hay algo de lo que sí estoy convencido: EL VOTO CRISTIANO, EL VOTO CATÓLICO se va a reflejar claramente en las urnas y no habrá ni mandato papal, ni milagro que lo revierta.

Y –muy a pesar de FRANCISCO- la paliza electoral a sus mimados y protegidos aquí, en Santa Cruz, ya pasó en el 2013, en el 2015 y en el 2017 y no lo podrán evitar en el 2019 ni el esfuerzo supremo de las legiones celestiales de arcángeles, ángeles, querubines, serafines… y la mar en coche. (Agencia OPI Santa Cruz)

* Propietario de Fm News – conductor, editorial difundida en el programa “Sintonía fina” del sábado 27 de octubre/18

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here