Inicio Política Los intendentes impulsan la candidatura de Máximo

Los intendentes impulsan la candidatura de Máximo

218
1
Compartir


11:00 Desde su desembarco en Buenos Aires, en el verano de 2016, Máximo Kirchner se convirtió en el armador político número uno del kirchnerismo. Consolidado en ese papel, el líder de La Cámpora intensificó en los últimos meses sus visitas al conurbano bonaerense y ya suena como candidato para las próximas elecciones .

Por: Gabriel Sued
Nacido en La Plata hace 41 años, no necesita cambiar su domicilio, hoy establecido en la Capital. Diputado nacional por Santa Cruz desde diciembre de 2015, el hijo de la expresidenta es el “candidato natural” para encabezar la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires, según coinciden en el Instituto Patria y entre los intendentes del conurbano, cada vez más convencidos de la necesidad de una candidatura presidencial de Cristina Kirchner.

El vínculo con los jefes comunales está más aceitado que nunca. Compartió con ellos el acto por el Día de la Lealtad, en Merlo, y un mes atrás había compartido un almuerzo con buena parte de los jefes comunales en Hurlingham, el bastión de Juan Zabaleta.

La relación más fluida la tiene con el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

Aunque mantiene el liderazgo en La Cámpora, su campo de acción se extiende más allá de la agrupación e incluso más allá de Unidad Ciudadana, el frente de partidos que armó Cristina en 2017.

Máximo Kirchner habla con sindicalistas y con gobernadores, aunque con los jefes distritales la relación la maneja directamente Cristina Kirchner.
Sin fluidez, también mantiene diálogo con Sergio Massa.

“Por ahora todo es suposición. Pero la relación con los intendentes está consolidada, se supone que va a querer renovar su banca y está caminando acá, no en Santa Cruz”, explicó a LA NACION un operador de la primera sección electoral. “Además, lo que mide Cristina es impresionante”, agrega.

Desde el kirchnerismo agregan elementos para fortalecer la hipótesis de una candidatura de Máximo.

“No hay una definición concreta, pero muchos creen que debería ser, porque es el armador número uno y porque además tiene el apellido”, evaluó un dirigente del Instituto Patria.

Con dos procesamientos sobre sus espaldas, el hijo de la expresidenta no tiene por el momento pedidos de desafuero.

En la Cámara de Diputados mantiene buen diálogo con Emilio Monzó y se muestra más participativo en las sesiones.

En la sesión de presupuesto ensayó un discurso con tono de campaña: “Mauricio Macri no estuvo a la altura de sus promesas y responsabilidades. Esto es un fracaso y este presupuesto es una muestra. Hay que asumirlo y tratar de mejorar. Nosotros dijimos qué iba a pasar y está pasando”. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here