El Gobierno habilita nuevas líneas de financiamiento bonificadas para las pymes

0
1094


10:00 Tras un proceso de estabilización cambiaria, sin pesos en el mercado por el apretón monetario del Banco Central y con tasas de interés por las nubes que golpean la actividad económica y el consumo interno, el Gobierno busca ofrecer un paliativo a aquellas pymes que no acceden al combustible que les permitiría sobrevivir a la recesión: el financiamiento más barato.

Por: Francisco Jueguen
El Ministerio de Producción y Trabajo, que conduce Dante Sica , presentó ayer líneas de crédito bonificadas por $22.000 millones, que serán otorgadas tanto por bancos públicos como privados para aplicarlas a descuentos de cheques.
Para los públicos, la tasa final para las pymes es de 38%, con un plazo de hasta 90 días. Los bancos que participan son el Provincia de Buenos Aires, el de Córdoba y el Ciudad. La línea tendrá vigencia hasta el 28 de febrero de 2019. En el caso de los bancos privados, la tasa final es de 45%; los bancos que participan de esta línea son el Francés, Santander, HSBC, Patagonia, Supervielle, Macro, Galicia y Credicoop.

Meses atrás, Producción había lanzado créditos bonificados para descuentos de cheques por $26.000 millones a tasas del 29%. “Esa línea se terminó”, contó a LA NACION el secretario Pyme, Mariano Mayer.

Luego de esa medida se armaron fondos de asignación específica como el Fondep, en el que invirtieron las aseguradoras y se logró hacer descuentos de cheques para pymes en el mercado de capitales con aval de las sociedades de garantía recíproca (SGR). Para eso fue necesario reformular el sistema. “Antes era una opción muy lejana para las pymes. Debimos simplificar el proceso”, contó Mayer, y dijo que en ese mercado las tasas suelen ser más bajas. “Esto aún sigue funcionando”, aclaró. Las tasas en ese rubro rondan el 45%, contaron en Producción.

“Pero nos habíamos quedado sin descuentos bancarios para los cheques. La tasa empezó a aflojar un poco y pudimos lograr un acuerdo”, contó el funcionario, que mencionó que la bonificación será un esfuerzo compartido entre el Ministerio y los bancos.

De los $22.000 millones que se pondrán a disposición, $7000 millones serán aportados por las entidades públicas y $15.000 millones por las privadas. “Será hasta fin de febrero. Luego iremos viendo cómo evoluciona la situación”, señaló Mayer, y agregó: “Creemos que va a andar muy bien y que va a ser una ayuda muy importante”. Para el secretario, el ingreso de los bancos privados le otorgará “mucha más capilaridad” al programa.

No habrá que inscribirse en ningún registro especial ni serán procesos engorrosos para las empresas, dijeron en el Gobierno. Todo se hará directamente en la entidad financiera. “Una buena forma es también hacerlo a través de la SGR, pero en muchos casos no es necesario”, dijo Mayer ante la consulta de LA NACION.

“Sabemos que la coyuntura no es fácil y que es aún más difícil para las pymes, pero estamos convencidos de que después de este proceso la economía va a estar más sólida y las pymes van a tener una macro estable”, afirmó Sica en un comunicado. “Necesitamos que todas las partes hagan un esfuerzo para poder salir adelante”, concluyó. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí