La deuda sumó $33.700 millones por las Lebac

0
987

Guido Sandleris nuevo Presidente del Banco Central – Foto:

10:00 Apenas el 28% de los fondos liberados de las Lebac fueron reinvertidos en los títulos cortos de deuda que ofreció el Tesoro como sustitutos para los que buscaban mantener inversiones en pesos.

Por: Javier Blanco
El dato surgió de la tradicional subasta que acompañó el día después de cada capítulo mensual del desarme al mostrar que apenas $37.121 millones de los $122.000 millones que habían ganado la calle ayer buscaron refugio en letras de capitalización (Lecap) o Letes ajustables por CER emitidas a 91 días, pese a que se descontaba que pagarían tasas similares o mayores que las Lebac en retirada.

La colocación final fue menor: totalizó $33.700 millones ($30.000 millones en Lecap y $3698 millones en su par indexado), pero la presunción sobre la renta se cumplió ya que se colocaron a precios que suponen tasas del 51,2% anual u 8,85 puntos sobre la inflación de los próximos tres meses.

El resultado de la subasta era aguardado con expectación por el mercado, que especulaba en las últimas horas sobre el destino que buscaría la masa de pesos liberada.

La presunción era que, con el dólar estabilizado y las tasas en lento pero sostenido retroceso, los inversores se lanzarían mayoritariamente a atrapar lo que se cree que es el tramo final de la temporada de supertasas, ahora que se sabe que el BCRA quitará en 10 días el piso del 60% que colabora en mantener de referencia. Por esta razón, la acotada demanda llamó la atención.

Pero la explicación no tardó en llegar: cerca de la mitad de las Lebac no renovadas estaba en poder de entes públicos que se preparan para enfrentar un cronograma exigente de pagos por el fin de año, según pudo establecer LA NACION tras consultas con fuentes oficiales.

Son fondos que quedarán en cuentas a la vista o alimentarán colocaciones cortas (cauciones, FCI de dinero, etc.), lo que permite anticipar que ese dinero volverá vía Leliq al BCRA, dado que -al subir sus depósitos- los bancos deberán aumentar sus encajes, algo que prefieren hacer con esos títulos rentables. Esto, a su vez, puede darle un empujón extra a la baja de tasas (ayer quedaron en 61,95% tras su 12» caída consecutiva) en los próximos días. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí