Inicio Economía y Finanzas En medio de la recesión económica, la UIA sube la tensión con...

En medio de la recesión económica, la UIA sube la tensión con el Gobierno

170
0
Compartir


11:30 La recesión económica y sus consecuencias comenzaron a elevar el nivel de tensión política entre la Unión Industrial Argentina (UIA) y el Gobierno.

Por: Francisco Jueguen
La entidad fabril analiza sumarse a un duro documento elaborado en conjunto con la Iglesia, la CGT y movimientos sociales, en el que se critica el modelo económico del Gobierno.

Además, este lunes presentó 35 propuestas fiscales, financieras y tarifarias, entre otras, para mejorar la situación de las pymes y el empleo.

El documento crítico fue coordinado por los obispos Oscar Ojea y Jorge Lugones, cercanos al papa Francisco, y contará con la firma del llamado “triunvirato piquetero”, que integran Esteban Castro, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP); Juan Carlos Alderete (Corriente Clasista y Combativa), y Daniel Menéndez (Barrios de Pie). Además, se sumarán la CGT y la CTA de Hugo Yasky, muy cercana al kirchnerismo.

Según informó el diario Ámbito Financiero, el documento sería firmado el jueves, tiene 21 puntos y una dura mirada de la actualidad. Llama a “repensar el modelo de Nación” y “superar este momento de angustia que padece el pueblo argentino”.

Cuestiona además “la abrupta caída del consumo interno, las altas tasas de interés, el aumento indiscriminado de tarifas, la apertura de las importaciones y el endeudamiento desproporcionado”.

En la UIA dijeron este lunes a LA NACION que su presidente, Miguel Acevedo, participó de varias conversaciones con los diferentes grupos mencionados por su “preocupación por la situación de la industria y el empleo”. Pero aclararon que aún no estaba definida su adhesión formal.

“Cada vez que Miguel [por Acevedo] vuelve del interior trae consigo la realidad de lo que está pasando. Y la situación es complicada”, contó un hombre de la cúpula de la entidad, que dijo desconocer si la UIA terminará sumándose o no al reclamo con la Iglesia y otras organizaciones. Lo que está claro es que en la UIA existen diferentes posturas sobre la distancia a tomar con el Gobierno. “No está firmado. Mañana hay junta. Quizá lo tratemos”, contó otro empresario sobre el encuentro que los representantes de la revolucionada entidad mantendrán hoy.

Más allá del debate sobre la firma o no, en la UIA comenzaron a tensar la cuerda con el Gobierno para poder sentarlo en una mesa de negociaciones amplia, algo que en el oficialismo suelen esquivar. Mauricio Macri y sus ministros prefieren debatir sector por sector en las diferentes mesas de competitividad.

El llamado de atención por parte de los industriales a Cambiemos es evidente si se evoca la misa realizada especialmente para la familia Moyano y sectores del kirchnerismo semanas atrás, que generó un significativo debate en la opinión pública y dentro del propio Gobierno.

Este lunes, en el cóctel para la prensa que se llevó a cabo en el Palacio de Hacienda, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, dijo no haber recibido aún ningún documento. No quedó claro si se trataba de la carta de 21 puntos con la Iglesia, los sindicatos y los movimientos sociales, o si eran las 35 propuestas económicas para mejorar la situación de las pymes que la entidad fabril difundió.

Menú para las pymes

En el trabajo realizado por el economista de la UIA Tomás Canosa y su equipo, los industriales pidieron el restablecimiento de los reintegros a la exportaciones, la eliminación de las retenciones, un registro para una tarifa de electricidad diferenciada para pymes, eliminar el scoring en el análisis crediticio que hacen los bancos, suspender los embargos, reponer la línea de financiamiento para la producción y extender los planes Ahora 3, 6, 12 y 18, entre otras medidas, como adelantar los beneficios de la reforma tributaria.

La entidad fabril trabajó durante varias semanas en seis ejes fundamentales: la ley pyme, impuestos, financiamiento, potenciación del mercado interno, internacionalización y exportaciones y costo energético. “La producción industrial en 2018 se contraerá 2,3%, con caídas en la mayoría de los sectores. El país no logra, desde 2010-2011, alcanzar dos años seguidos con crecimiento en la producción industrial. A pesar de la contracción de la industria en la Argentina, la producción industrial a nivel mundial crecerá 3,9% en 2018”, comienza el resumen ejecutivo.

Sobre la ley pyme, la UIA reconoce avances, pero también críticas. “En 2017 se contemplaba otorgar exenciones por más de $22.000 millones y se otorgó el 30%”, cuestionó. Además, pidió “amortiguar el impacto de la actual coyuntura en las pymes, así como avanzar en la agenda de las devoluciones y generación de incentivos para estimular las inversiones”. Y agrega: “Fomentar el desarrollo regional, al suspender la eliminación del decreto 814, permitiría compensar parcialmente las brechas en el interior del país”.

“En el actual contexto de elevadas tasas, es indispensable generar instrumentos para generar el acceso al capital de trabajo e inversiones productivas a través de normativas del BCRA y la Anses”, reclamó la entidad.

Entre las propuestas consideradas prioritarias, la UIA enumeró: permitir que los beneficios tributarios que actualmente pueden tomarse a cuenta del impuesto a las ganancias se tomen a cuenta del pago del impuesto al valor agregado así como de las contribuciones patronales; extender por cinco años el régimen que establece la devolución de hasta un 10% de la inversión productiva; la suspensión del régimen de calificación de contribuyentes (scoring) de manera temporal, en el actual contexto de contracción y elevadas tasas de interés, y también de las ejecuciones fiscales y embargos de manera temporal en el actual contexto de contracción y elevadas tasas de interés.

Además, reclamó la suspensión o modificación del esquema de anticipos impositivos, ampliar los fondos para bonificar tasas y limitar los pedidos de reciprocidad planteados por los bancos para garantizar una distribución federal. También pidió acelerar el otorgamiento de los Repro para las empresas que atraviesan dificultades, con el objetivo de preservar el empleo; agilizar, promover y mejorar las condiciones (tasa y plazo) para prefinanciar exportaciones, contemplando períodos de gracia por sector, restablecer la disponibilidad de los datos desagregados de comercio exterior de manera pública, ampliar el universo de pymes incluidas en el régimen de electrointensivas y confirmar su extensión en el tiempo para amortiguar los aumentos tarifarios, y la reducción de la presión tributaria en tarifas. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here