Massa sube el tono de las críticas en busca del voto opositor

0
910


12:30 Recurrió a las redes para enumerar las “promesas y fracasos” de Cambiemos en tres años de gestión

Por: Marcelo Veneranda
Mayoría. La palabra se repite una y otra vez en el libreto con el que Sergio Massa busca cerrar 2018 e iniciar el año electoral. Que existe una mayoría social que quiere poner fin al gobierno de Mauricio Macri, pero no aún una mayoría política. Que el camino para construirla pasa por abandonar el lance individual del Frente Renovador y entregarse a un armado con la mayoría opositora de los gobernadores, primero, para buscar tentar, después, a los votantes del kirchnerismo. Sin nombrar ni confrontar con Cristina Kirchner, la dueña de la mayoría de los votos no macristas.

La otra alternativa sería allanarle el camino a otros. Massa jugó más de una vez con esa idea en sus últimas apariciones públicas y encuentros privados. “Si yo debo dar un paso al costado para construir una mayoría que derrote a Macri, lo doy”, dijo.

Claro que la ambición del tigrense pasa por encabezar esa construcción mayoritaria de quienes quieren poner fin al ciclo de Cambiemos. Para eso, de la mano del gurú catalán Antoni Gutiérrez-Rubí, escribió una carta que se publicó el domingo en varios medios del país; lanzó ayer al mediodía una fuerte campaña en redes sociales, enumerando los “fracasos y promesas incumplidas” de Macri, y reunió anoche a sus aliados de todo el país.

“Macri, tres años después, ha fracasado económicamente. Nos ha dividido políticamente y nos ha hecho más desiguales como sociedad”, dice la carta que Massa hizo circular el domingo, que termina recordando “que dos de cada tres argentinos quieren otro camino y otro gobierno”.

La carta no menciona a Cristina. Tampoco lo hacen los videos, infografías y stickers que un centenar de comnunity managers reprodujeron ayer al mediodía desde las redes sociales, el medio predilecto de Gutiérrez-Rubí. Es el universo donde Cambiemos saca ventaja y al que Unidad Ciudadana se adaptó en 2017, de la mano del mismo Gutiérrez-Rubí.

Cada una de esas producciones apunta a los “fracasos” de Macri y recuerda las promesas electorales que los antecedieron. Se basan en datos oficiales sobre pobreza, inflación, desempleo, educación, deuda, PBI, inversión y presión tributaria, entre otros ejes.

Todos los referentes del massismo se encargaron de reproducir esos mensajes, aunque una “nueva guardia” de dirigentes jóvenes, coordinados por la legisladora bonaerense Valeria Arata, se encargará de darles continuidad de ahora en más.

“Cuando miramos el frío resultado de estos tres años nos encontramos con un gobierno que nos endeudó, que nos deja más pobres, que le robó a los jubilados y destruyó a las pymes. Lo único que supo hacer bien este gobierno es la bicicleta financiera”, insistió anoche Massa.

Endurecerse contra Macri es el camino que el tigrense adoptó para hablarle al 70% de la población que en las encuestas dice que no votaría nuevamente a Cambiemos. Ignorar a Cristina apunta a que su nombre deje de ser mala palabra para el núcleo más duro de sus votantes.

En Tigre se entusiasman al hablar de encuestas que ponen a Massa como el “mal menor” que elegirían los kirchneristas si eso llevara a derrotar al Presidente.

Luego de lanzar la campaña en las redes, Massa reunió en la tarde de ayer a dirigentes y aliados del Frente Renovador de todo el país en el Campus Miguelete de la Universidad de San Martín.

La intención declarada del encuentro pasó por mostrar volumen político en la previa de la jornada que Alternativa Federal pautó para el miércoles 19, en Costa Salguero. El otro motivo, menos explicitado, fue que Massa ratificara a sus aliados que ese frente con los gobernadores es su norte político. “Necesitamos contener: algunos de nuestros aliados llevan años enfrentados con esos mandatarios”, explicaron.

“Construir una nueva mayoría es romper esa idea mesiánica de creer que con nosotros alcanza: romper la soledad significa abrazar a los gobernadores que todos los días ponen el hombro para sacar adelante sus provincias”, dijo Massa anoche, en San Martín.

Del mismo modo se refirió a los intendentes y partidos provinciales, a los sindicatos y grupos religiosos. No mencionó a Cristina. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí