Inicio Economía y Finanzas Celular mata billetera: los pagos digitales avanzan en el mercado argentino

Celular mata billetera: los pagos digitales avanzan en el mercado argentino

187
0
Compartir

10:00 – En el último tiempo se multiplicó la oferta local de empresas que brindan la posibilidad de realizar todo tipo de operaciones desde el móvil

Por: Mónica Fernández

Ni chiquitas, ni las que tienen veinte compartimentos, ni de cuero, ni de vinílico: en la era digital, la billetera cabe dentro de un celular y soluciona varias operaciones en solo un clic.

En un país en el que hay más de un teléfono móvil por persona (1,5 dicen las estadísticas), pero no todos tienen cuenta bancaria, la billetera virtual toma envión y no puede ser más cómoda.

Para poner en órbita a quienes no son nativos digitales ni usuarios hiperconectados y para quienes el tema de tener el dinero dentro del celular les puede resultar “raro”, Javier Buitrago, gerente de negocios de PIM, la billetera móvil del Banco Nación, recurre a un metáfora bien gráfica: “Las nuevas tecnologías son como la bicicleta, te pueden explicar la teoría, pero realmente aprendés a andar en bici cuando empezás a usarla”.

“De manera muy simplificada, una billetera digital es una aplicación (app) que permite pagar sin necesidad de usar medios físicos como el efectivo o entregar la tarjeta de crédito”, explica Buitrago.

La revolución de las billeteras digitales tiene su epicentro en China, donde casi el 70% de la población usa el teléfono para hacer pagos. Acá, la historia es más nueva, pero en los últimos dos años se multiplicaron las fintech que ofrecen este servicio, que se va consolidando con medidas que tomó este año el Banco Central para fomentar su uso: clave virtual uniforme y los códigos QR interoperables que ponen en pie de igualdad a los grandes comercios o un pequeño quiosco en materia de medios de pago que pueden aceptar.

Algunas de las billeteras más populares entre los usuarios son Todo Pago (Grupo Prisma, la empresa dueña de Banelco), PIM (Banco Nación), Mercado Pago (de Mercado Libre), Ualá, Moni, Naranja Pos y Vale PEI (Red Link), entre muchas otras.

Las funciones básicas son similares: es un abanico que incluye los pagos en comercios con código QR -cada cual tiene convenios diferentes-, las transferencias de dinero y la recarga de celulares y de la tarjeta Sube. Después, cada empresa tiene y ofrece a sus clientes algunos servicios diferenciados y también promociones y descuentos que tienen como objetivo “acercar” a los usuarios y fidelizarlos.

Todo en la mano

El primer paso es bajarse al celular (desde Google Play o Apple Store) la/s aplicaciones que se quieren usar. Se genera un usuario y se vinculan los medios de pago (tarjeta de crédito o de debito). También se puede “cargar” efectivo en la billetera.

“Las diferentes soluciones de pagos que ofrecemos desde la billetera virtual de Mercado Pago son fáciles de usar, rápidas y seguras. Además de poder abonar con tarjeta de débito y crédito sin necesidad de llevar encima el plástico, se puede pagar con dinero en cuenta de Mercado Pago, la cual se puede fondear de tres formas distintas: con dinero ganado por ventas a través de la plataforma (Mercado Libre); ingresando dinero en efectivo mediante Rapipago o Pago Fácil, y por transferencia desde una cuenta bancaria”, dice Paula Arregui, VP de Mercado Pago.

El plus: “Recientemente lanzamos la funcionalidad de inversión de saldos digitales. Más de 100.000 usuarios colocaron unos $665 millones en fondos comunes de inversión directamente desde su celular”, aporta Arregui.

“PIM está al alcance de todos. Es segura, eficiente y gratuita y se puede tener acceso desde cualquier teléfono móvil, incluso los más antiguos, como el Nokia 1100”, dice Buitrago, y remarca su punto diferencial: con PIM se pueden cobrar beneficio social o salarios al instante y retirar dinero en miles de puntos en todo el país.

“Miles de beneficiarios sociales optaron por esta solución, que les achica distancias y les evita filas”, dice el ejecutivo.

Convenios

La billetera del Nación también tiene un convenio con TelePASE, el sistema de telepeaje válido en la mayor parte de la red de autopistas de la Argentina. “Hasta hace poco, solo se podía pagar el peaje con débito en la tarjeta de crédito. Ahora, millones de argentinos que no tienen tarjeta de crédito y pagan en efectivo pueden optar por usar la billetera PIM”, señala el ejecutivo, reforzando la idea de que la tecnología ayuda a la inclusión financiera.

“Ualá une una aplicación para manejar todas las finanzas personales y una tarjeta Mastercard global. Tarjeta y billetera están unidas y todo se gestiona desde nuestra app “, cuenta Pierpaolo Barbieri, fundador y CEO de Ualá. “Permite desde hacer pagos hasta transferencias gratuitas y seguras entre personas y llevar un análisis de los gastos”, agrega.

“Con Moni se puede pagar casi cualquier factura de servicios (tienen convenio con las principales empresas) y también pedir un préstamo, todo desde la misma aplicación”, cuenta Juan Pablo Bruzzo, cofundador de Moni, y hace hincapié en que “hay mucho por ganar si logramos que un uso inteligente de la tecnología permita a mucha más gente el acceso a los servicios financieros”.

La empresa Tarjeta Naranja también puso un pie en el mundo del dinero digital recientemente con el lanzamiento de Naranja POS. “Nos propusimos dejar de ser una tarjeta para ser una nueva modalidad de cobro a través del celular y crecer a través de negocios basados en la tecnología que faciliten la vida de nuestros clientes y comercios”, explica Gustavo Fazzio, director de servicios financieros de Naranja. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here