La demora en el arresto de Luis D’Elía generó fuerte malestar en el seno de la Justicia

0
955

08:00 – Los jueces de la Cámara de Casación pidieron explicaciones al tribunal de primera instancia por la falta de cumplimiento inmediato de su fallo.

La demora en el arresto efectivo del piquetero ultrakirchnerista Luis D’Elía por tomar una comisaría en 2004 generó un fuerte malestar y tensión entre el máximo tribunal penal del país -la Cámara de Casación Penal- y los magistrados de primera instancia Julio Panelo, José Martínez Sobrino y Fernando Canero, que demoraron la detención.

El viernes, la Sala III -que integran los camaristas Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Carlos Mahiques- rechazaron el último reclamo del dirigente K para evitar la cárcel en la causa que tenía abierta hace casi 15 años por el copamiento de la sección policial del barrio porteño de La Boca. Los magistrados del tribunal de alzada, con su decisión, esperaban que la aplicación fuera inmediata, pero encontraron que los jueces del Tribunal Oral Federal 6 esperaban un informe sobre la salud del condenado.

El punto central del malestar en el seno de la Justicia era que, mientras se aguardaba el informe del Cuerpo Médico Forense (CMF) sobre si correspondía condena en cárcel común o arresto domiciliario, el dirigente ultrakirchnerista seguía libre. De hecho, en la mañana de este lunes volvió a desafiar a los jueces, aunque desnudó su torso y dijo: “Si voy a la cárcel me muero”.

Según pudo confirmar Clarín, los estudios clínicos al piquetero se los hicieron profesionales del CMF el miércoles pasado. En ese contexto, D’Elía debía haber presentado un estudio sobre su condición cardíaca, denominado de perfusión miocárdica, pero no lo hizo. Los peritos, de todos modos, no encontraron sintomatología ni estudios que demostraran algún tipo de agravamiento de sus afecciones en el corazón, como tampoco de la diabetes que lo aqueja.

Riggi, Catucci y Mahiques entendieron que se podía tratar de una nueva maniobra dilatoria para no cumplir la decisión de aplicar la condena de tres años y nueve meses de prisión efectiva que habían dispuesto el viernes. De hecho, este lunes enviaron una orden para que tanto Panelo, Martínez Sobrino y Canero “informaran las razones de este proceder”, indicaron fuentes judiciales a Clarín. “Después de ese pedido de informes, los jueces cumplieron con ejecutar la pena impuesta por Casación”, indicaron las mismas fuentes.

El máximo tribunal penal del país ya había frenado una maniobra dilatoria de la defensa del piquetero -que tenía condena en primera y segunda instancia por la toma de la comisaría- al haber rechazado un recurso para ir a la Corte. Por eso es que los camaristas Riggi, Catucci y Mahiques, casi 15 años después de ocurrido el delito, exigieron al TOF 6 que, finalmente, D’Elía tenga que cumplir su condena. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí