Claudio Bonadio le devolvió a Cristina Kirchner los cuadros que la Justicia se llevó de su departamento

0
1266
Luego de tres días esta noche finalizó el allanamiento en la residencia Los Sauces de Cristina Fernández de Kirchner – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

08:20 – Su valor oficial es de $ 4 millones. Son 33 cuadros y esculturas que se habían secuestrado de la vivienda de Barrio Norte.

Por: Lucía Salinas

El miércoles por la tarde, un extenso operativo realizó la devolución de los cuadros al domicilio de Cristina Kirchner en el barrio de Recoleta. Se trata de las obras de arte que había secuestrado el juez Claudio Bonadio en el marco de la causa por los fondos ilegales que ex funcionarios kirchneristas cobraban, desde el extinto ministerio de Planificación, a empresarios contratistas del Estado.

La Cámara federal porteña ordenó la restitución al depositario judicial quien decidió que se resguarden en la casa de la senadora. Los cuadros siguen embargados y su valor oficial es de $ 4 millones.

Un total de 33 cuadros y esculturas que se habían secuestrado del departamento de Cristina Kirchner ubicado en el barrio de Recoleta, fueron devueltos el miércoles por la tarde, después que la Cámara federal porteña hizo lugar a un reclamo de la defensa de la ex Presidenta a cargo de Carlos Beraldi.

En su momento, se pidió al juez que se devuelvan varios elementos secuestrados entre ellos cuatro esculturas y 29 pinturas que fueron retiradas del departamento de Uruguay y Juncal donde reside la Senadora de Unidad Ciudadana.

Fue la ex mandataria quien planteó que el operativo realizado por las fuerzas federales para el retiro de las obras de arte era “nulo”  y reclamó el secuestro de las 33 obras a través de un depositario, ya que a su entender generaba “costos innecesarios y perjuicios ilegítimo”.

Desde sus redes sociales, indicó: “Es para que vos creas que en mi casa había un museo y te indignes por eso y no por los nuevos tarifazos de la luz, del gas y del transporte. De manual”, cuando se realizó el operativo en su departamento de Uruguay y Juncal. Allí, según Bonadio “se hicieron 87 entregas (de bolsos con dinero de las coimas) por U$S 69.722.600”.

El reclamo llegó hasta la Sala I de la Cámara Federal porteña. Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi señalaron que no había ningún motivo para que los cuadros estén secuestrados, sin embargo, sí confirmaron que los mismos permanezcan embargados, es decir: Cristina Kirchner no puede disponer patrimonialmente de ellos, no puede venderlos, ni cederlos. Están afectados al embargo de $ 1.500 millones trabados en la causa de los cuadernos de las coimas.

Por ello, la decisión de la Justicia fue restituir al depositario judicial, quien tiene la responsabilidad de velar por estos bienes sospechados de haber sido adquiridos con fondos ilícitos. Por ello, se hizo el reintegro de las obras a Mariano Ramiro Cabral quien decidió que se resguarden en el domicilio de la ex Presidenta.

Para la defensa de Cristina Kirchner, ella “podía recibir bienes por razones de cortesía, protocolo o costumbre diplomática”, recordando que se secuestraron 100 objetos de su propiedad de El Calafate y por ello, el abogado Beraldi propuso así que le devolvieran los bienes y ella actuara como depositaria judicial. Esta figura fue asignada a Cabral.

La Justicia, previo a esta medida, analizaba cómo conservar las obras de arte ya que no sólo se le secuestraron a Cristina Kirchner, sino también cuadros a Ángelo Calcaterra (primo del presidente Mauricio Macri), a Carlos Wagner, entre otros.

Como primera medida, el juez Bonadio ordenó al Tribunal de Tasación de la Nación (TTN) que determine el valor de las obras que poseía Cristina Kirchner.

El valor adjudicado, en función de la documentación a la que accedió Clarín, es de $ 4 millones. Esta tasación ingresó recientemente al juzgado de Bonadio y se suma a otras valuaciones realizadas sobre objetos secuestrados a la senadora de Unidad Ciudadana.

Las obras de arte que se encontraban en la residencia de Uruguay y Juncal pertenecen mayoritariamente a pintores argentinos como Daniel Santoro, Roberto Aizemberg, Hugo de Marziani, Jaques Witjens Stephan, Mario Pérez, Ricardo Supisiche, Andrés Labake y Hebert Roman, entre otros.

“Se trata a excepción de Azemberg y Santoro, de una colección con poco valor artístico, son en general obras sin valor de mercado apreciable, no se trata de una colección relevante”, explicó a Clarín un conocido especialista de arte que tuvo acceso al listado de las obras que pertenecen a la ex Mandataria.

Los otros objetos tasados pero por el Banco Ciudad, fueron los secuestrados en El Calafate.

El informe otorgó a parte de esos objetos un valor de 100.000 dólares. Por ejemplo, se encuentra entre estos bienes una condecoración de Medio Oriente que cuenta con medio kilo de oro, unas nueve flores del artista Juan Carlos Pallarols, una lapicera intervenida por él, entre otros objetos. Los presidentes deben dejar los regalos para el Estado y las compras de obras de artes deben consignarlas en sus declaraciones juradas de bienes. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí