Inicio Destacadas 1 Lo que las mineras nos dejan: AngloGold Ashanti abandonó el yacimiento Cerro...

Lo que las mineras nos dejan: AngloGold Ashanti abandonó el yacimiento Cerro Vanguardia

1777
5
Compartir

16:10 – El 21 de febrero de este año hicimos una nota donde informábamos que Patagonia Gold abandonó sus yacimientos en cercanías de Perito Moreno, dejando 190 trabajadores en la calle y un pasivo ambiental con cargo exclusivo y de por vida para los santacruceños presentes y futuros. Todo  a la vista y ante el silencio del propio gobierno provincial, AOMA, sindicato de los mineros y una serie de sindicatos que extrañamente (o no tanto) no abren la boca ante tamaña realidad.

Pues bien, ahora viene el segundo remezón de desocupación, abandono y una herencia de destrucción masiva del suelo con todo tipo de contaminación calculada que va desde el aire, pasando por el paisaje y los acuíferos. Se trata de la minera sudafricana AngloGold Ashanti quien el 18 de febrero de 2019 anunció que puso en venta su participación en la mina de oro y plata Cerro Vanguardia. La compañía controla el 95% de la participación del yacimiento, en tanto que el resto está en manos de la provincia a través de una sociedad del Estado (Fomicruz).

La decisión fue anunciada en Johannesburgo, capital de Sudáfrica, por el CEO de la compañía, Kelvin Dushnisky, quien hasta agosto del año pasado ocupó el mismo cargo en Barrick Gold, la gran competidora mundial de Anglo Gold Ashanti.

El directivo fue clarísimo cuando, en una nota de Ámbito Financiero, explicó los motivos por los cuales abandonaron Cerro Vanguardia: “Es un activo único en un área donde es improbable que nos enfoquemos e invirtamos más dadas las otras oportunidades que tenemos”.

Además, remarcó que la medida está en línea con una estrategia general de reestructuración de negocios para mejorar los ingresos de la compañía. “En la medida que haya otras razones estratégicas para desinvertir, lo haremos”, dijo el Ejecutivo de manera clara, que da por tierra con cualquier discurso esperanzador que ellos mismos en complicidad con el gobierno provincial, llevaron adelante todos estos años, especialmente cuando necesitaron de la “licencia social”.

No es una prioridad lo social ni los trabajadores, obviamente, por cuanto 1.000 personas que trabajan en cerro Vanguardia, están hoy en la incertidumbre. Anglo Gold está aplicando un plan de ajustes en todo el mundo y decidió priorizar proyectos de ganancia segura.

Por eso, el mismo día que anunciaba fríamente el retiro de Cerro Vanguardia también anunció su interés en Quebradona, una mina de cobre y oro en Colombia, a donde destinaría los recursos de su desinversión en Argentina.

Todo fue dicho, visto e informado

La multinacional minera AngloGold Ashanti, que posee una participación en el yacimiento santacruceño Cerro Vanguardia del 92,5%, y Fomicruz S.E., Sociedad del Estado de la Provincia de Santa Cruz, con una participación de solo 7,5%,después de 22 años la empresa deja la explotación de oro y plata de la provincia de Santa Cruz, Argentina.

Hace diez años atrás (2009) un grupo de integrantes de la Asamblea Ambiental Ciudadana (AAC) de Río Gallegos, hicieron una visita evaluativa al complejo minero y elaboraron un documento con las conclusiones y observaciones de esa visita, donde marcaban puntualmente todas y cada una de las inquietudes que preocupaban a ellos, como custodios del patrimonio ambiental de la provincia donde se asienta el enorme yacimiento a cielo abierto, pero en general a la sociedad argentina en su conjunto.

Aquella inspección de la CAA, la cual fue informada oportunamente por OPI tras las explicaciones de lo que iban a  buscar y observar de acuerdo a un plan determinado, expuesto en nuestro informe por el Ing. Eduardo Delía, resultó un informe del cual vamos a plantear aquí un resumen detallado. El mismo expresa la siguiente observación:

1) Escasos o nulos controles por parte del estado provincial, socio de la empresa multinacional.

2) Preocupación por las actividades que afectan el medio ambiente, perjudicando a la ciudadanía.

3) Observación y registro de gigantescos cráteres abiertos (open pit) donde se extrae material y luego se abandona, poniéndose otros en producción, dejando escombreras. Estas escombreras son gigantescos depósitos de material sin interés económico pero de alta contaminación.

Más de 300 Km2 de territorio santacruceño eliminado y un volumen desconocido de acuífero contaminado.

4) Legislación vigente que permite a las empresas mineras dejar los “open pits” y sus respectivas escombreras en el estado en que se encuentran posteriormente a ser explotadas. A los mismos no se los remedia ni se les instala un cerco perimetral. Lo expuesto provoca la inutilización de grandes superficies de suelo y la inutilización de los acuíferos profundos al formar lagunas. Los “open pits” no son tapados al finalizar la extracción del oro y la plata y las escombreras permanecerán al igual que los “open pits” en el estado que las empresas mineras las dejan. Nótese en la imagen como el agua de las formaciones profundas comienza a llenar los open pits  exponiéndose al ambiente millones de toneladas de agua potable que luego se evaporarán. Esto se evaluó hace 10 años. Todo esto ocurre hoy en CV y la empresa AngloGold, se desentiende de todo, dejándole a Santa Cruz un pasivo irremediable.

5) La normativa minera con que están construidos los diques de colas es demasiado permisiva y sólo se puede constatar una contaminación de las napas profundas cuando ésta ya es irreversible. Si estos diques de cola debieran ser habilitados por la legislación ambiental, Anexo X, Decreto 712, Ley 2567, éstos se cerrarían inmediatamente. No se constataron controles de los contaminantes que se dirigen al dique de colas por parte de autoridad competente, sin embargo esta actividad estuvo operando durante 21 años.

6) Mínimos controles del estado, los mismos son esporádicos, lo que resulta insuficiente para controlar una actividad de esta magnitud, en donde se exponen cientos de operarios, recursos naturales y el medio ambiente.

Queda claro que la política de los 90 que posibilitó la introducción de las mineras en Argentina, en particular en Santa Cruz, no han permitido un desarrollo sostenible ni sustentable que beneficie a la población y por ende han sido inversiones escasas comparadas con la alta rentabilidad que los recursos explotados les proporcionaron.

Los costos sociales terminan siendo más altos que los beneficios obtenidos, no solo deja pasivos ambientales muy difíciles de revertir sino también jóvenes talentos quedan desempleados, aumentan la tasa de desempleo de la provincia de Santa Cruz en un momento económico, político y social difícil para los argentinos y en particular para los santacruceños.

Esto llevará  además al cierre de muchas PyMEs localizadas en San Julián y en la provincia que muchas incluso fueron creadas,  se convirtieron en sus proveedores y adecuaron a las exigencias de la minera, por lo tanto no solamente se resiente los trabajadores que quedarán sin empleo sino también este efecto cascada atraviesa a los trabajadores de las PyMEs que dependen de la minería.

Todo lo expuesto, nos invita a repensar el futuro de la provincia, no solo en torno a las actividades extractivas, exploraciones y explotaciones, sino también en un plan estratégico pensado seriamente hacia donde se direccionará el futuro económico de Santa Cruz.

Como se dijo, se hizo

El informe de la Comisión Técnica A.A.C. elaborado hace 10 años atrás, fue premonitorio de lo que sucede hoy marzo de 2019 en el complejo minero Cerro Vanguardia. Todo lo que se dijo allí, se evaluó y se pronosticó, fue absolutamente cierto.

La ciudadanía, una vez más, como en el caso de Patagonia Gold y otras mineras que irán cerrando sus yacimientos por falta de ley, está advertida de lo que pasa y pasará si no existe plena conciencia de las mentiras que discurren los discursos de los gobiernos y las mineras, cuando necesitan que no haya oposición para licuar sus negociados en el terreno, a expensas de las futuras generaciones de habitantes que no son otros que sus hijos y nietos.

En próxima nota publicaremos el informe completo y detallado elaborado por la CAA.(Agencia OPI Santa Cruz)

5 Comentarios

  1. Y ya se llevaron el grueso de la producción, más vale que ahora se van al carajo, y los giles tapen los agujeros y se tomen todo el cianuro, que visionario Nestor. Grande el chorro

  2. AngloGold vende su participación. Seguramente lo comprará una empresa insolvente (como lo hacen las petroleras). Si le quieren hacer juicio para remediar lo que han dejado, esa empresa no tendrá bienes para responder. Reclamarle al otro socio (la provincia) significa que todos los santacruceños lo deberán pagar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here