Inicio Santa Cruz Gerente de YCRT denuncia a medio de comunicación por desvirtuar sus dichos...

Gerente de YCRT denuncia a medio de comunicación por desvirtuar sus dichos en contra de la empresa

697
0
Compartir

13:45 -El Gerente de Relaciones Institucionales de YCRT, Francisco Roldán a enviado un comunicado donde indica que palabras suyas fueron deliberadamente tergiversadas por un medio de comunicación local, señalando que el objetivo de tal distorsión se debió a una intencionalidad política que explica allí, analizando cómo y por qué reclama el derecho a réplica.

“Como Gerente de Relaciones Institucionales de YCRT he decidido utilizar mi derecho a réplica, para desmentir y corregir la tendenciosidad del medio de comunicación de Río Gallegos Tiempo Sur, quien transcribió párrafos de una entrevista radiofónica mantenida conmigo el día martes, en relación al descarrilamiento y vuelco de una formación ferroviaria que llevaba carbón al puerto de Punta Loyola.

El medio, previamente había realizado una entrevista al Secretario General de la Fraternidad, Guillermo Barrionuevo, quien adujo que el incidente, del cual aún no se encuentra a mano el resultado de los peritajes técnicos, se produjo porque “las vías no estaban en condiciones, no hay mantenimiento y no hay inversiones en el sistema ferroportuario”, habría dicho el dirigente según Tiempo Sur.

Hasta aquí podemos “entender” la actitud de un sector al cual le cuesta aceptar algunos cambios fundamentales que han operado en la empresa. En ese punto el diario expone parte de mi respuesta cuando digo “Lo que manifiesta Barrionuevo es correcto; es muy claro, recibimos una empresa que no tenía ningún tren y la mina colapsada, la planta depuradora con más de 30 años sin inversiones y con esa realidad comenzó a trabajar la empresa”.

Tiempo Sur, absolutamente sesgado de la objetividad que debiera tener como medio de comunicación que pretende ser, generó aquí una clara chicana dialéctica al resaltar en un intertítulo “Barrionuevo tiene razón”.

Esta forma de subtitular, según mi entender, pone en los ojos del lector la intención de generar el efecto aleatorio al decirle a quien lee, que todo lo demás era una explicación mía, cuando en realidad solo consideré que Barrionuevo “decía la verdad, pero no toda la verdad”, por lo tanto y por asociación de ideas, el autor pretendió llevar al lector a convencerse de que YCRT no hace mantenimiento ni inversiones, cuando en realidad lo que dije es que la falta histórica de inversiones y mantenimiento, generó costosos esfuerzos los cuales aún se siguen haciendo para, precisamente, lograr la seguridad óptima en una empresa arrastrada por el kirchnerismo al caos, el desguace y el desmantelamiento. La confusión que siembra el texto es más visible, cuando pretende confundir los tiempos verbales. Barrionuevo habla en presentelas vías no estaban en condiciones, no hay mantenimiento, no hay inversiones en el sistema ferroportuario”. Vuelca naturalmente la responsabilidad en la gestión presente, y yo refiero a los hechos en tiempo pasado, específicamente, al desastre heredado de la era kirchnerista.

Y este subtítulo (“Barrionuevo tiene razón”) que sacado de contexto connota otra cosa de lo que realmente significa, completa la principal falacia insertada en el título principal de la nota el cual señala de manera insidiosa “YCRT reconoció inconvenientes en el mantenimiento de vías férreas”.

Cuando alguien (y más aún en periodismo) dice una media verdad, en realidad dice una mentira; y este es un claro caso de manipulación informativa que tiene un sentido absolutamente político, pretendiendo hacer aparecer a nuestra Intervención como fracasada o con personas sin código o que no comulgamos con el proyecto de recuperación que venimos llevando adelante desde hace 3 años y medio, cuando la realidad muestra todo lo contrario y se puede constatar que gracias a la cohesión, entendimiento y trabajo conjunto, desde el Interventor Omar Zeidán para abajo, el equipo funciona tras los mismos objetivos y en total acuerdo con el conjunto.

La síntesis, en periodismo, algunas veces es utilizada para resumir contenidos a expensas de la velocidad de informar, sin embargo cuando se trata de una nota gráfica y más aún si es una entrevista, la síntesis se puede usar (como en este caso) para dejar frases truncas, obviar explicaciones y generar contextos distintos a los que realmente encierran las opiniones vertidas por el entrevistado; como en la nota que me hicieron al aire en la radio y la versión distorsionada que transcribieron en el diario.

El diario Tiempo Sur señala “Ayer fue consultado por este tema el gerente de relaciones institucionales de la empresa YCRT, Francisco Roldán, quien reconoció –entrevistado por Tiempo FM- que aún existen algunos inconvenientes de logística”. Esto, a lo cual se le quitó parte de la argumentación que realicé al aire (los inconvenientes generados por la desinversión y la desidia anterior), desconectado del resto podría entenderse de una manera, pero si lo asociamos con el título, el intertítulo y lo vinculamos con este supuesto reconocimiento a las palabras de Barrionuevo, aparece connotando otra idea: que un gerente (en este caso yo) acepta que tienen problemas de logística y reconoce falta de mantenimiento en las vías, razón que lleva al lector (invariablemente) a asociar esto con el descarrilamiento del tren y por simple asociación de ideas, aparece la premisa: “el tren descarriló por culpa de YCRT”, cuando nada de eso dije y jamás diría no solo porque no es verdad sino porque aún faltan los resultados periciales; pero se pretende abrir juicio y dar por sentado (a través de mis supuestos dichos) que nadie más que la Intervención es responsable del descarrilamiento.

Y a renglón seguido el autor de la nota inserta el siguiente texto: “…el Gerente de Relaciones Institucionales terminó dándole la razón al sindicalista, aunque sostuvo que esto se debe a la gran cantidad de años que la anterior administración no le hizo mantención a las vías”, la frase inicial del párrafo borra la significancia del texto aclaratorio que está después de la coma; es decir, esta afirmación determinante dá por sentado que el sindicalista tuvo razón cuando dijo que lo sucedido es culpa de la Intervención actual. Y esto es lisa y llanamente una canallada interpretativa de alguien que hace otra cosa, no periodismo.

Pero la frutilla del postre la coloca Tiempo Sur en una de las últimas frases supuestamente dichas por mí pero “acomodada” a la intencionalidad que guarda todo el desarrollo: “…coincidimos totalmente con los sindicatos que siempre harán falta más recursos porque la empresa está en la lona en términos vulgares”, escribieron, poniendo en mi boca palabras que jamás diría.

Este párrafo es la clara representación de la figura jurídica de “Real malicia” en la que incurre este medio de comunicación, toda vez que pretende hacerme aparecer en coincidencia (total)con los dichos del Sr Barrionuevo quien esgrime un argumento entendible y respetable pero absolutamente subjetivado desde el plano político en contra de esta gestión y la más premeditada y abyecta tendenciosidad de Tiempo Sur, se evidencia cuando transcribe una frase mía cambiándole el tiempo verbal y por ende el sentido, ya que mi opinión original fue “porque la empresa estaba en la lona, en términos vulgares” y no “..está en la lona…”, como expresa el periodismo promiscuo que intenta hacer un diario cuyo dueño es funcionario del gobierno kirchnerista. Sin embargo, nada transcribe el periodista de Tiempo Sur sobre mis dichos vertidos en relación a la corrupción kirchnerista que destruyó la empresa en 12 años de permanentes negocios partidarios y fraude con fondos públicos, tiempo en el cual se olvidaron de YCRT.

Esta publicación que hizo el medio de Río Gallegos es una verdadera perla de operación periodística, no tan bien ejecutada porque dejó claramente expuestos sus burdos detalles. En todo momento, lo que he tratado de decir en la entrevista, es que nos encontramos con una empresa colapsada y a partir de ese desastre que heredamos, con el esfuerzo de la gente y las inversiones que hemos realizado, estamos en condiciones de producir y generar energía. Con respecto al incidente del tren, todo está bajo investigación y jamás hable de boicot, ni impericia ni nada parecido porque debemos ser serios y esperar el dictamen de los peritos y cuando hablé, en todos los medios que lo hice, inclusive en ese diario, aclaré que siempre salimos en condiciones de seguridad aprobada y si Seguridad no da el visto bueno, no podemos operar, no obstante cuando yo “le doy la razón” al sindicalista contra quien no tengo nada pendiente, solo distintos puntos de vista en algunas cosas inherentes a la empresa, en realidad estoy siendo irónico, porque pretendo que en vez de criticar las inversiones que con esfuerzo venimos realizando, recuerde las que ellos no hicieron durante 20 años. Esto claramente es una operación a la que se ha prestado ese medio de comunicación, al cual le queda grande el nombre, porque una cosa es equivocarse sin intencionalidad y otra recortar la realidad como mejor convenga a sus intereses, para hacer una representación ante los lectores, que nada tiene que ver con el espíritu de aquello que expresé al aire.

En esta provincia grande en extensión y pequeña demográficamente, casi todos nos conocemos y en estos casos, aquellos que leen la información suministrada por este diario, particularmente, no deben disociar su editorial de la pauta y del color político de quienes lo dirigen. Quiero dejar claramente expresado que me he sentido estafado en mi buena fe y voluntad por aclarar una situación absolutamente fácil de comprender y exponer, en la cual, debido a la tendenciosidad y poca ética profesional de quienes tienen la responsabilidad de informar, se alteraron mis dichos e interpretaciones, con el solo fin de utilizar de manera aviesa e insultante hacia mi persona, supuestas respuestas cambiando el sentido de las frases, alterando y manipulando premeditadamente mis opiniones en un vergonzoso esfuerzo por generar más violencia en YCRT, que no solo se puede ejercer desde los hechos mismos, sino también con las palabras”. Firmado: Francisco Roldan/YCRT. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here