lunes, enero 18, 2021
10.6 C
Río Gallegos

¿Tercera vía o empalme de vías?. “Santa Cruz Somos Todos” fue reconocida en la provincia, con Daniel Peralta a la cabeza

Daniel Peralta ex Gobernador de Santa Cruz – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

10:15 – (Por Rubén Lasagno) – Con las firmas de la Dr a Paula Ludueña, Presidente del Tribunal Electoral de la provincia y el Dr Daniel Mariani Vocal del mismo, quedó aprobada la Resolución judicial que aprueba la creación formal y su derecho a participar en las elecciones provinciales del mes de octubre del corriente año, al nuevo espacio político denominado “Santa Cruz Somos Todos”, creado y liderado por el ex gobernador (mandato cumplido) Daniel Peralta.

Asimismo en el mismo documento se le reconoció la Personería Jurídico-política como partido político provincial en los términos de la Ley Nº 1499 y en el mismo texto se hace saber a los Apoderados del nuevo partido provincial, que deben dar cumplimiento a las obligaciones establecidas constitucionalmente en los Artículos 13 y 14 de la citada Ley Electoral.

Candidatos y alianzas

El análisis primario que se puede hacer respecto del reingreso de Daniel Peralta a la atmósfera política, después de haber gobernador 8 años Santa Cruz bajo la “manu militari” del Frente Para la Victoria, es que el hombre que mejor midió siempre en los números de Néstor y de Cristina para timonear Santa Cruz en épocas donde el kirchnerismo (al igual que hoy) no tiene una figura fuerte y convocante, vuelve (aparentemente) con la mochila mucho más “liviana”, al no ser parte del armado K, tal como él mismo lo deja claro en cualquier conversación que mantiene, lo a cual muchos les hace arrugar la nariz.

El peor momento de Peralta fue cuando lanzado a la re-elección del 2015, después de haberse peleado con Cristina Fernández y batir los parches de ser el responsable de abrirle “una brecha” al Frente Para la Victoria en las elecciones que encaraban ese año al frente del PJ, al ir como sublema del oficialismo, terminó poniendo sus votos en las urnas de Alicia, razón por lo cual (y no otra), la actual gobernadora ganó con un magro 22% de sufragios propios.

Después de haber mantenido por mucho tiempo un discurso prácticamente escindido del kirchnerismo, a pesar que gobernaba para ellos y con la acumulación importante de votantes peronistas no kirchneristas, el golpe que recibió su masa de votantes hizo que Peralta perdiera su capital político y lastimara profundamente al peronismo ortodoxo y residual que en Santa Cruz no quiere saber nada más con el kirchnerismo. Sin embargo, la explicación de su entorno es que si no jugaba de esa manera, no llegaba con su gobierno a entregar el mandato. Por ese momento, el presupuesto y el déficit de Santa Cruz dependía exclusivamente de las remesas de dinero que enviaba Cristina Fernández a la provincia.

Aparentemente y de acuerdo a lo sostenido por el propio Peralta, ahora es distinto. Dice a quien lo quiera escuchar que jugará con partido propio, con cancha propia e irá con candidato a gobernador, diputados e intendentes. Lo cual en Santa Cruz constituye una sana elegía al kirchnerismo decrépito que lleva 27 años en el poder, sin embargo, persisten algunas dudas. La mayor, es quién lo acompañará. Los resabios K y lo peor del PJ filo kirchnerista, son piantavotos para cualquiera que desee integrar un espacio nuevo.

Todos sabemos que la política es el arte de lo imposible o más bien de lo posible que nos resulta increíble. No es la primera vez que vemos “darse vuelta” a uno para abrevar en aguas del partido disidente u opositor o mantener un discurso confrontativo en campaña y poner las manos al fuego por otro candidato, al momento de volcar el apoyo decisivo. Ahora bien; en la provincia se han abierto ciertos nichos individuales que conforman espacios nuevos los cuales pretenden disputar el poder. Uno de ellos es el de Peralta, claramente el más consolidado y con mejor performance y posibilidades, pero el MOVERE del Intendente José María Carambia (Cambiemos) desde las Heras, pretende reeditar algo similar; y sacamos de este armado “independiente” a Javier Belloni de El Calafate, que es natural y concretamente kirchnerista, aunque aparezca disimulado en un traje de peronista ortodoxo, lo cual, claro está, no es cierto y el intendente de la villa es la prolongación del brazo político de Cristina Fernández hoy en Santa Cruz.

La oposición que hasta hoy se unía tras “Cambiemos-UCR” liderados por Eduardo Costa, está virtualmente fragmentada con la salida (aparente) de Carambia por un lado y la “borocoteada” de los Radicales de zona norte, donde tanto el Intendente de Caleta Olivia Facundo Prades, como sus dos diputados, han hecho causa común con Alicia Kirchner, renegando de la falta de apoyo de Costa y juegan a “romper” en ese distrito electoral que si se une a la decisión del intendente de Las Heras, le complican concretamente la campaña al empresario radical, al fragmentarle los votos.

Pero lo cierto es que todos ellos, dependen del sistema electoral. De ir con el voto directo como dice la Constitución provincial, la performance de los candidatos no solo estará dada por el “aparato” que utilicen, sino por el grado e conocimiento que tengan entre el electorado, lo cual le da claras ventajas al ex gobernador y también a Belloni, dentro del espacio del peronismo y claro está del otro lado Eduardo Costa surge como el único opositor al oficialismo, al menos con posibilidades más reales.

Si no se levanta la Ley de Lemas (cosa que dudo) ninguno de los candidatos individuales tendrá posibilidades ciertas sin alianzas. Y allí está el problema; ¿Con quien se aliará Carambia? ¿Con quién lo hará Belloni? (aunque en este caso es seguro con el PJ/FPV) y con quién se aliará Peralta?, aunque él dice que irán solos sin compartir espacios.

¿Tercera vía?

Visto así nos preguntamos si en Santa Cruz hay candidatos suficientemente fuertes como para encarar una campaña sin arrastre de la pesada herencia?. Solo quien muestre que no es parte de lo viejo, podrá tener posibilidades de encauzar el voto desencantados de quienes no quieren volver a lo anterior (y actual) y huyen de los “cantos de sirenas” de verdaderos kirchnerista con piel de zorro.  O aquellos que dicen ir “por las de ellos” y ciertamente lo suyo es una postura para negociar mejor con los sectores políticos del cual descienden; es el caso de Carambia y Prades por nombrar a los más visibles, con el sector de Costa.

Entonces, ante la aparición de este nuevo espacio constituido por el ex gobernador no preguntamos ¿Es la tercera vía en Santa Cruz o será una vía con empalme en algún punto del recorrido político, rumbo a la estación de octubre?.

Un conocido candidato a Presidente de la Nación, en medio de una conversación personal reciente donde yo le reprochaba una posible alianza con los peor de la década pasada, más precisamente con CFK, ante lo cual le auguraba una derrota segura en las urnas en octubre próximo, me dijo “el adobe se arma con barro y bosta”, excelente metáfora para hacerme ver que en la política a veces, es necesario juntarse con algunos con los cuales uno no comulga totalmente. El problema, le dije yo, es cuando la bosta supera al barro y el adobe se hace extremadamente pestilente. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos